Un escenario propicio

  • El Sevilla, obligado a salir de la sequía de goles, visita uno de los campos en los que más marca. Míchel no perdió en tres visitas a El Sardinero, donde los blanquirrojos lograron 14 tantos en los seis últimos años.

Decir que el Sevilla es uno de los equipos menos goleadores de Primera División es una obviedad. Míchel no ha conseguido paliar el mal que arrastraba el equipo desde la etapa de Marcelino y sólo hay que mirar los números para cerciorarse de esta realidad. El Sevilla, en 27 jornadas, sólo ha marcado 27 goles, los mismos que el Villarreal, y únicamente Granada (24) y los tres colistas, Sporting (25), Racing y Zaragoza (22), han visto puerta en menos ocasiones. Sin embargo, ahora se le presenta una buena ocasión a los nervionenses para empezar a zanjar esa sequía que está condicionando tanto su rendimiento, pues visita un escenario especialmente propicio.

El Sardinero es uno de los campos en los que más goles ha conseguido el Sevilla en los últimos años, incluso en situaciones similares de mucha necesidad y urgencia como la que se le presenta ahora. Si se atiende a los resultados en las últimas diez visitas en Primera División, el Sevilla ha logrado marcar allí en 19 ocasiones, con sólo dos derrotas, cuatro empates y cuatro victorias. Algunas de éstas se produjeron de forma holgada o con un amplio tanteo, como las del curso 03-04 (0-4), 05-06 (2-3), 07-08 (0-3) y la última, producida en el curso 09-10, donde el Sevilla de Antonio Álvarez afrontaba el sprint final del campeonato con la obligación de alcanzar la Champions y ganó 1-5, con dos goles de Negredo. Si el cómputo se hace sólo en los últimas seis visitas, el promedio es incluso mejor: una sola derrota, dos empates y tres victorias, con 14 goles anotados.

Incluso en la última derrota del equipo blanquirrojo en los Campos de Sport de El Sardinero, el curso pasado, el Sevilla logró dos goles y desperdició un sinfín de ocasiones para caer perdiendo con un gol postrero (3-2), en un partido surrealista.

También es digna de recordar la rotunda victoria del tramo final de la campaña 07-08, cuando el Sevilla de Jiménez se impuso con claridad al de Marcelino, uno de los nombres que estaba empezando a sonar para sustituir al de Arahal. Aquel día, bajo una fuerte tormenta, cuajó un gran partido Fazio, doblete de goles incluido.

Fazio y Negredo, goleadores por partida doble en estos triunfos en El Sardinero, volverán al equipo precisamente con motivo de la visita al Racing. Uno, tras cumplir su sanción y ante el estado dudoso de Spahic, y el otro, tras superar la rotura de aductor que le ha impedido jugar en los tres partidos precedentes. El vallecano se lesionó en Mestalla, precisamente donde se produjo el último triunfo sevillista, el segundo a domicilio de todo el presente campeonato.

Otra razón para el optimismo es que Míchel ha visitado tres veces este escenario y no perdió ninguna. Con el Getafe, empató en mayo de 2009 y ganó sus dos últimas citas, en agosto de ese año (1-4) y en septiembre del siguiente (0-1). A estos precedentes hay que añadir la circunstancia de que el Racing tiene la defensa tocada, por la baja del meta Toño por lesión, por sanción del lateral Francis y de Bernardo por su contrato de cesión. Pero todo ello quedará en nada si Míchel no da con la tecla, porque no caben excusas de ningún tipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios