Romaric promete

  • El marfileño aprieta en su compromiso por ayudar y ya se ve cerca de su tono ideal · "Tuve paciencia y cabeza", dice

Comentarios 5

En una plantilla ya sin Chevantón ni Mosquera, la diana en la que se había convertido Romaric hacía que para algunos el centrocampista costamarfileño fuera casi un jugador irrecuperable, pero su rendimiento ante el Rangers y en Gijón indica que la realidad va en una dirección bien distinta. Parece estar cerca Jiménez de poder sacar partido de un hombre que la temporada pasada fue clave en el esquema por su visión de juego, su excelente pase con la izquierda y también por su trabajo físico y de desgaste en una línea que recibió muchas críticas durante el pasado año. En éste, con la llegada de Zokora, el juego de Romaric puede adquirir una nueva dimensión si el futbolista pone de su parte. De momento, ha bajado muchísimo peso y está acercándose a su punto ideal en cuanto a ritmo de competición. El Sevilla lo necesita y, tanto con palabras como con fútbol, muestra sus buenas intenciones.

"Estoy ya en mi peso ideal, Escribano me lo dice también, pero todavía tengo mucho que mejorar con mi juego. Yo soy el primero que quiere dar más al equipo y poder demostrar cómo es el verdadero Romaric, que aún no se ha podido ver en Sevilla". La declaración de intenciones la hizo pública en la Fundación Cruzcampo, donde acudió junto a Marc Valiente para representar a la plantilla sevillista en un acto social.

Romaric reconoció que lo ha pasado mal en este primer tercio de Liga en el que, salvo en la primera jornada, ha estado fuera del equipo. Ahora se siente con fuerzas para competir con Renato por un puesto de titular. "Es muy difícil cuando comienza la Liga y después de 20 minutos tienes una lesión. He pasado malos momentos, pero tuve paciencia y cabeza. He estado tranquilo para recuperarme y volver. Ahora me siento bien por haberme recuperado correctamente. Era mejor no precipitarse". El nuevo Romaric adquiere compromiso. Nunca se le ha visto en Sevilla tan estilizado y ése es su caballo de batalla permanente. Si se siente importante dentro del equipo, que con él ha logrado reencontrarse con la senda del triunfo, mantendrá su nivel e irá a más, justo lo que quiere Jiménez: "Estoy contento por mí y por el equipo, porque el domingo ganamos un partido muy difícil. Ahora tenemos que volver arriba en la Liga. Yo espero que cada partido pueda dar un poco más, ya he recuperado la forma para poder ayudar en lo máximo posible".

Por último, se refirió el ex jugador del Le Mans a la Copa de África, que dejará al Sevilla sin buena parte de sus futbolistas clave durante un mes. Romaric entiende que no siente bien que se vayan hombres como Zokora, Kanoute o él mismo, pero también pide que la afición comprenda lo que significa para el futbolista africano una cita así. "Sé que para el Sevilla es difícil no contar con los africanos, pero para nosotros es muy importante. Espero que el equipo lo haga todo bien en el mes de enero para poder volver y mantener el nivel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios