El escrutinio en Galicia, el único sin cerrar por anomalías en una mesa

  • Los miembros de una mesa de la localidad coruñesa de Valdoviño decidieron no escrutar los votos tras darse cuenta de que había una diferencia entre papeletas y votantes.

El escrutinio de votos de las elecciones generales en una mesa electoral del Ayuntamiento de Valdoviño, en la provincia de La Coruña, es el único de España que permanece sin cerrar un día después de la jornada electoral de ayer, debido a que en una mesa se registraron menos papeletas introducidas en urna que votantes figuraban como que habían ejercido su derecho al sufragio. 

Según el subdelegado del Gobierno en La Coruña, José Manuel Pose Mesura, una vez cerrada la mesa donde se registró la incidencia, los miembros detectaron que había una diferencia de 50 papeletas menos en urna respecto a las personas que habían anotado en las actas de ejercicio de voto.

Los miembros de la mesa decidieron entonces por unanimidad no proceder a contar los más de 400 votos que sí se habían introducido en la urna y entregaron la documentación al juez. No obstante, según explicó el subdelegado, ese no es el procedimiento correcto, sino que tenían que haber realizado el recuento de los votos que había en urna y reflejar la anomalía en el parte de incidencias que se remite a la junta electoral, para que este órgano decidiese sobre este caso.

"Si hay una anomalía, hay que reflejarla para abrir el periodo de posibles impugnaciones. Pero ahora la mesa permanece sin cerrar porque no existe ningún acta y tiene que ser la junta electoral la que decida", explicó el subdelegado del Gobierno en A Coruña. 

La junta electoral puede ahora decidir que se repitan las elecciones generales en esa mesa o contar los votos que había en urna porque "no supone ni una milésima" en el cómputo general, señaló Pose Mesura, para quien la explicación a esta anomalía podría estar en que los miembros de la mesa se saltaron de línea cuando anotaban la persona que ejercía su derecho al sufragio. 

Debido a esta incidencia, el escrutinio de votos en Valdoviño permanece paralizado en el 87,98% desde a noche. En este municipio coruñés hay censadas más de 6.900 personas y según los datos provisionales del Ministerio de Interior, ayer ejercieron su derecho al sufragio 3.771 vecinos.

Según el balance provisional, este municipio habría registrado una participación del 69,33%, frente a una abstención del 30,67%, pero estos datos no reflejan la incidencia en la referida mesa electoral porque allí no se computaron los votos introducidos en urna. Esta incidencia mantiene sin cerrar el escrutinio definitivo en Galicia al 99,97%, de forma que es la única comunidad que aún no ha cerrado sus datos provisionales.

La Junta Electoral Provincial de A Coruña estudia el caso

Fuentes de la Junta Electoral de A Coruña explicaron que "no existe" una metodología concreta para aplicar a este caso y es preciso adoptar un acuerdo al respecto, que aplazaron "hasta el jueves o viernes", cuando se inicie el escrutinio general tras el recuento de votos de los residentes ausentes. 

Además, las fuentes consultadas indicaron que, ya que los integrantes de la mesa electoral decidieron no escrutar los votos, es preciso estudiar "las responsabilidades que pudieran derivarse". 

La Ley Orgánica del Régimen Electoral estipula, en su artículo 143, que "el presidente y los vocales de las mesas electorales, así como sus respectivos suplentes que dejen de concurrir a desempeñar sus funciones, las abandonen sin causa legítima o incumplan sin causa justificada las obligaciones de excusa o aviso previo que les impone esta ley, incurrirán en la pena de arresto mayor y multa de 180 a 1.800 euros". 

Miembros de la Junta Electoral Provincial indicaron que desconocen "realmente qué pudo pasar" para que no coincida el número de sobres que había en urna en esa mesa con el de votantes registrados que ejercieron su derecho al voto. "Es un desbarajuste porque la mesa se fue para su casa sin escrutar ni los votos del Congreso ni los del Senado. Es increíble", lamentaron. 

Las fuentes consultadas expusieron que no se puede avanzar si se decidirá la repetición de las elecciones generales en esa mesa, en la que estaban censados 743 vecinos de Valdoviño y consta que votaron 545, o si no se computan esos votos porque no se hizo escrutinio y su influencia en los resultados es escasa. "Dependerá de la trascendencia que le den los partidos políticos a la hora de recurrir ante los órganos", agregaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios