Mas se muestra convencido de que el PSOE elegirá a CiU como principal interlocutora

  • "Antes del 9-M no les convenía darnos importancia, pero ahora deben abrir sus puertas"

El presidente de CiU, Artur Mas, evitó ayer concretar si los socialistas ya han iniciado contactos con su formación para sondear posibles pactos postelectorales, si bien vaticina que José Luis Rodríguez Zapatero elegirá a CiU como "interlocutora" para garantizarse su investidura. Después de que el lunes el presidente del Gobierno apuntara a CiU y al PNV como los dos principales grupos para asegurar la estabilidad de su nuevo Gobierno, Mas recordó que, con sus once diputados, la federación nacionalista "es la tercera fuerza política del Estado y la única que por sí sola puede sumar las mayorías necesarias" con el PSOE.

Mas reconoció que más allá de CiU los socialistas pueden buscar combinaciones de "tutti quanti" para alcanzar una mayoría estable e ironizó sobre el desdén hacia CiU que parecía mostrar Zapatero en campaña electoral: "Antes de las elecciones a los socialistas no les convenía dar importancia a CiU. Ahora deben abrir puertas porque no tienen la mayoría. La vida es así de dura".

No ha querido desvelar el presidente de CiU si ya han empezado las conversaciones con los socialistas: "De las llamadas que recibamos en los próximos días no haremos propaganda", zanjó. En cualquier caso, subrayó que CiU venderá caro su apoyo parlamentario. "Si a Zapatero le interesa hablar de nuestro programa, hablaremos con él. Si no está dispuesto, pues haremos oposición", remarcó.

En contraste con la predisposición negociadora de CiU, Mas destacó que "nadie se pregunta si los 25 diputados obtenidos por el PSC buscarán ventajas para Cataluña si respaldan "la investidura de Zapatero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios