Zapatero promete gobernar "para todos"

  • El líder socialista pide el fin de la crispación y promete una defensa enérgica de los valores constitucionales.

Comentarios 2

"Gracias de corazón a los ciudadanos que con su voto han dado una victoria clara al Partido Socialista". Con esta frase José Luis Rodríguez Zapatero desataba la euforia de los centenares de seguidores que le aclamaban esta noche ante la sede del PSOE en la calle Ferraz, en una escena que recordaba a la del 'No os fallaré' de su primera victoria hace cuatro años. En una breve alocución, Zapatero dijo que en estas elecciones los españoles "han hablado claro" en favor de abrir una nueva etapa sin crispación, y se comprometió a perseverar en el diálogo para lograr "el apoyo más amplio que sea posible" y a la defensa "enérgica de los valores constitucionales".

Faltaban diez minutos para las 23:00 cuando la alegría ante la sede de Ferraz se desbordaba ante la esperada aparición pública del candidato socialista, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, y de José Blanco, Jesús Caldera, Consuelo Rumí, Trinidad Jiménez y Pedro Zerolo. José Luis Rodríguez Zapatero fue aclamado por cientos de simpatizantes socialistas enarbolando banderas del partido y que coreaban gritos clásicos como 'ista, ista, España es socialista' y otros más novedosos como 'la niña de Rajoy, es socialista'. Tal era el entusiasmo, que pidió al público sin éxito que le dejase hablar en varias ocasiones. Tuvo que ser José Blanco quien reclamase silencio para que Zapatero se dirigiese a sus fieles.

Siguiendo la tónica de otros dirigentes socialistas que hablaron a los medios durante la noche electoral, las primeras palabras de Zapatero fueron de recuerdo a Isaías Carrasco, que "debería estar hoy viviendo este momento junto a su familia", recuerdo que hizo extensivo a las otras cuatro víctimas de ETA en esta Legislatura y a todas las del terrorismo. "Ellos viven en nuestra memoria", declaró.

A continuación vino el análisis de la jornada electoral, sobre la que Zapatero destacó la alta participación que "es motivo de alegría para todos" y dio las gracias a todos los ciudadanos que han participado, y "de corazón" a los que con su voto han dado una "victoria clara" al Partido Socialista. Interrumpido repetidamente por gritos de 'presidente, presidente', Zapatero también resaltó la victoria en las Elecciones Andaluzas, y remató con un recuerdo a su victoria de 2004: "Hace cuatro años me dijisteis que no os fallara. No lo he olvidado un solo día y me he esforzado por estar a l altura de vuestra exigencia". La multitud prorrumpió en otro lema ya conocido, el 'No estás sólo, Zapatero', a lo que el ganador de las elecciones respondió: "He sentido vuestro apoyo en todo momento, aun mas esta campaña y esta jornada. Habéis trabajado duro, hemos trabajado duro, ha merecido la pena".

El líder del PSOE aprovechó para agradecer públicamente la felicitación recibida de Rajoy y expresar su reconocimiento por todos los candidatos.

En una segunda parte de su intervención, llegó el primer análisis político tras el resultado electoral. "Los españoles han hablado claro, en favor de abrir una nueva etapa sin crispación, que excluya la confrontación, y que busque el acuerdo en los asuntos de estado". Gobernaré -dijo- profundizando "en las cosas que hemos hecho bien y corrigiendo los errores". En este nuevo tiempo, con diálogo social y político, "no ahorraré esfuerzos para lograr el apoyo social y político mas amplio que sea posible" y asegurar la colaboración entre instituciones.

Zapatero prometió "gobernar para todos pero pensando antes que en nadie en los que no tienen de todo", y se refirió a hacer realidad las aspiraciones de las mujeres, a cumplir las esperanzas de los jóvenes, y a que los myaores encuentren el apoyo y la asistencia que se han ganado.

Mano firme y mano tendida

"Con mano firme y con la mano tendida; defenderé con energía los valores constitucionales, de la convivencia. Hoy más que nunca, creo en una España unida y diversa, una España que vive en libertad y convive en tolerancia. Juntos los españoles podemos alcanzar un futuro tan alto como nuestra voluntad y fecundo como nuestra ambición. Quiero alcanzar ese futuro al frente de todos y en compañía de todos", finalizó la intervención del candidato socialista y ganador de las Elecciones Generales del 9 de marzo, quien se despidió con su guiño de campaña 'buenas noches y buena suerte', en medio de una ovación atronadora.

Minutos después, Zapatero volvía a salir al escenario, pero esta vez para saludar personalmente y ante el público a algunos de los miembros más destacados de la plataforma de artistas que le ha apoyado. Fran Perea, Ana Belén, Víctor Manuel, Rosa León, Alvaro de Luna o María José Goyanes recibieron el afecto del líder socialista en medio de los aplausos del público. A la escena se sumó Pedro Solbes.

Victoria socialista

La victoria socialista había sido ya dada por hecha hacia las 21:30, cuando el escrutinio no llegaba al 50 por ciento, y la diferencia era de 172 a 150. A esa hora, Caldera ya declaraba que el PSOE había ganado claramente con un "resultado extraordinario". Prácticamente a la misma hora, en Barcelona, la ministra de Vivienda y número uno de la lista del PSC, Carme Chacón, ya proclamaba que los votos de los catalanes habían sido decisivos para la victoria socialista en toda España. Pero el clamor llegó a Ferraz minutos antes de las diez de la noche, cuando José Blanco proclamaba la "gran victoria" con el escrutinio al 56 por ciento y un marcador 171-150 a favor de los socialistas.

"Zapatero está en mejores condiciones para gobernar durante los próximos cuatro años e iniciar un nuevo periodo de cambio y progreso con el PSOE (...). Hoy sabemos que el cambio ha valido la pena, que continuará los próximos años y que con Zapatero lograremos que la España de 2012 será mejor que la de 2008. Es una victoria de una forma de entender la política, basada en el diálogo, en la cohesión social, que supone el rechazo a la estrategia política basada en la crispación y la deslealtad", fue el análisis de la jornada realizado por el secretario de Organización del PSOE.

Desde el País Vasco, Patxi López aparecía en rueda de prensa pasadas las once y media de la noche para significar el triunfo socialista en Euskadi, que convierte al PSE en primera fuerza política, en una "jornada histórica" que le ha dado la victoria en los tres territorios, en las tres capitales y en todos los grandes municipios excepto Getxo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios