Zapatero da prioridad a la economía y al empleo

  • Todo hace indicar que el PSOE recurrirá a acuerdos puntuales para gobernar · Rajoy podría anunciar hoy un congreso nacional extraordinario del PP para junio

Comentarios 61

El día después del 9-M, la comisión ejecutiva del PSOE recibió en Ferraz a Zapatero y a Chaves con una cerrada ovación. Posteriormente, el presidente del Gobierno fijó las prioridades de la nueva legislatura: "Impulso de la economía, empleo, políticas sociales y recuperar acuerdos institucionales en torno a órganos como el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, fundamentales para el equilibrio institucional".

Efectivamente, el nuevo Gobierno tendrá que hacer frente a las dificultades que están pasando muchos españoles para pagar las hipotecas. Así, según un reciente informe de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), la morosidad se disparará hasta los 25.000 millones de euros en 2008, cuando a finales de 2007 estaba en 17.000 millones. En la campaña electoral, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, anunció que si el PSOE ganaba las elecciones las familias españolas podrían prorrogar gratis las hipotecas para pagar menos.

La crisis del sector inmobiliaria está detrás de los males que asaltan a la economía española. Según datos del Ministerio de Trabajo, un 43,7% de los 292.797 parados de este sector tendrá dificultades para encontrar empleo. Para paliar esta situación, el Ejecutivo socialista está pendiente de cerrar con los sindicatos un plan de reinserción para estos parados, al objeto de que puedan ser asumidos por otras actividades de la economía española, especialmente por el sector servicios. Otro de los retos del nuevo es la reorganización del sector energético español.

En el plano judicial, Zapatero tendrá que desbloquear la renovación del CGPJ y el TC, dos instituciones sometidas a tensiones partidistas en el último tercio de la legislatura que les han restado credibilidad. Asimismo, el presidente del Gobierno tendrá que abordar directamente con el PP la recomposición del Pacto Antiterrorista, así como una eventual reforma constitucional y otros asuntos de Estado.

Parece que Zapatero optará por acuerdos puntuales para aprobar medidas económicas -presupuestos, principalmente- con CiU y PNV. Mientras que los temas con más contenido social, los intentará pactar con BNG, IU, y ERC, que suman siete escaños.

Mientras tanto, en el PP, el secretario general, Ángel Acebes, eludió ayer responder sobre el futuro del partido y de Mariano Rajoy, y citó a los medios a la comparecencia pública que hoy tendrá el presidente popular. Todo hace indicar que Rajoy anunciará un congreso nacional extraordinario para junio, y que, al menos, conducirá su sucesión. Sin embargo, un sector del partido, encabezado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps -Javier Arenas podría estar en la misma estrategia-, quiere que continúe. Sin embargo, la corriente más dura, encabezada gente de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de Aznar, sería partidaria de activar ya la sucesión para que Esperanza Aguirre tome cuanto antes las riendas del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios