Teófila pierde, Chaves también

  • Martínez había ganado desde 1996 todas las elecciones a las que se había presentado en Cádiz. Aunque el domingo le superó Rubalcaba, reduce la diferencia de 2004. En las regionales, el PP deja atrás al PSOE

Teófila Martínez ha ganado en Cádiz capital todas las elecciones en las que ella ha sido cabeza de lista de su partido, el PP. Lo consiguió en las municipales de 1995, 1999, 2003 y 2007; en las generales de 1996, y en las autonómicas de 2000 y 2004. Hasta el 9 de marzo de 2008.

Este domingo, Teófila Martínez cosechó su primera derrota en su ciudad. Número uno de la candidatura al Congreso del PP, se quedó 800 votos por debajo de la lista socialista encabezada por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Como todo, la lectura de estos datos puede ser variopinta.

· El PP ha perdido las generales en Cádiz capital, pero su derrota ha sido inferior a los comicios de 2004, cuando la diferencia fue de 1.700 votos a favor del PSOE. Le ha restado más de la mitad.

·El hundimiento de IU en las generales ha sido fundamental para el ascenso gaditano. Pierde a la mitad de sus votantes, cuando en las andaluzas ha mantenido su nivel habitual.

· A pesar de su derrota, la lista encabezada por Teófila Martínez (que en el conjunto de la provincia ha logrado arrebatarle un escaño al Partido Socialista) ha mejorado en casi 3 puntos los resultados de 2004; frente a ello, los socialistas han crecido, pero 2 puntos.

· El bipartidismo en la capital es cada vez más notable, por cuanto a IU le cuesta incluso mantener su tradicional base electoral.

· La abstención sigue siendo el 'partido' ganador: 34.058 electores se quedaron en casa.

· Aunque es anecdótico, en las listas del Senado, el teniente de alcalde Ignacio Romaní quedó en Cádiz por detrás de su compañero de lista Fernando García, que recibió un millar de votos más.

Teófila Martínez vuelve a Madrid como diputada, donde se siente más a gusto que en el Parlamento Andaluz. Lo hace en la oposición, por lo que tendrá bastante más complicado conseguir beneficios para Cádiz, como sí logró durante el gobierno de José María Aznar.

Pero si los resultados generales han sido en la capital relativamente igualados, lecturas más profundas tiene el resultado en las elecciones andaluzas.

Aquí vuelve a ganar la lista del PP. Lo hace en esta ocasión sin tener a Teófila Martínez de cabeza de lista y, además, incrementando de forma muy sustancial su ventaja con el PSOE: 3.100 votos, frente a los 1.100 de hace cuatro años.

· El PP sube 3,5 puntos, frente al 0,60 del PSOE encabezado por Manuel Chaves.

· IU mantiene en las autonómicas su porcentaje tradicional, con un 6%, por lo que no se produce un trasvase hacia la candidatura socialista. Aquí el voto útil no ha servido para nada.

La lectura de los resultados debería de hacer reflexionar profundamente al PSOE andaluz. En la última década ha sido evidente la apuesta de la Junta por Cádiz capital. Buena parte de la rehabilitación del casco antiguo corre de su mano, y en el último mandato ha impulsado la construcción de un centro sanitario de relevancia. Si ello no le ha servido para mejorar sus votos, algo está fallando en la percepción que los ciudadanos pueden estar recibiendo de la gestión de unos y otros.

El PSOE seguirá gobernando en España y en Andalucía. El Ayuntamiento popular de Cádiz seguirá estando en la 'oposición'. El sueño de Teófila Martínez de volver a tener conexión directa con la Moncloa tendrá que esperar al menos cuatro años más.

La ciudad se dispone a afrontar cuatro años esenciales. Hablamos por supuesto del 2012. Ahora, el PSOE tendrá que hacer un gesto claro de que su apuesta por el Bicentenario era algo más que un compromiso electoral. La ciudad cuenta con la garantía del sentido de Estado con el que gobierno María Teresa Fernández de la Vega, que se supone seguirá como vicepresidenta con Zapatero, y con el 'gaditanismo' de María Luisa García Juárez, gerente del Consorcio. Desde la Junta, Gaspar Zarrías, mano derecha de Manuel Chaves y presidente del Consorcio del Doce, tendrá que asumir que la administración regional no puede bajar la guardia tras el bajón en las autonómicas.

Como tampoco puede bajar la guardia Martínez y su equipo de gobierno. Por lo pronto, la alcaldesa tendrá que plantearse una remodelación en su grupo una vez José Loaiza ha logrado un escaño en el Parlamento de Andalucía; y queda por definir qué pasará con José Blas Fernández, injustamente defenestrado en las listas del Senado, Cámara a la que sólo podría volver con el cupo autonómico. Si Fernández se queda en el Ayuntamiento, como ahora le 'pide el cuerpo', lo hará por su fidelidad con Teófila Martínez y por proyectos que ha mimado, como el mercado y los nuevos aparcamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios