Suerte dispar para los que plantaron cara al bipartidismo

  • IU se aferra a su diputado y a su peso en Andalucía, UPyD celebra una brillante puesta de largo y CA admite su debacle

En Granada, las elecciones han dejado unos vencedores oficiales, que son los socialistas: uno de cada dos votos emitidos en la provincia ha sido para ellos y son ellos los que han logrado más diputados en las generales. También ganan en votos y porcentaje de sufragios en las andaluzas. Poco que discutir, por lo tanto.

Si se aplica a rajatabla lo de que quien no gana es que pierde, los demás han perdido. Pero desde que alguien popularizó el término "ganador moral", abundan los que creen habérselo ganado.

En este caso, el Partido Popular podría considerarse ganador moral porque ha crecido en número de votos y ha logrado los mismos escaños que los socialistas en las autonómicas, donde Carlos Rojas ha demostrado que viene empujando fuerte. Además, el dominio popular en la capital sigue siendo incontestable. Pero pese a todo lo anterior, lo cierto es que el PP no mandará ni en Madrid ni en Sevilla.

Pero es que también podría reivindicar ese honorífico título Izquierda Unida, que ha tenido prácticamente el mismo respaldo que hace cuatro años y ha mantenido su plaza en el Parlamento de Andalucía, cosa que se antoja meritoria si se tiene en cuenta el varapalo sufrido por la formación en las generales.

Incluso puede optar al mismo Unión Progreso y Democracia, formación que, partiendo de la nada y con un candidato debutante en esto de la política, ha conseguido ser la cuarta fuerza más secundada en las generales, con 5.221 votos. Un logro que probablemente habrá que atribuir al tirón popular de su líder nacional, Rosa Díez.

UPyD superó en las generales a Coalición Andalucista, cuyos resultados en la provincia fueron tan catastróficos como en el resto de Andalucía. La unión de PA y PSA puede que no sea mala idea, pero está claro que su mensaje ha calado menos que nunca. Ahora tendrá que ver la política desde la barrera, lo que es lo mismo que decir desde fuera del Parlamento, y en esa nueva travesía del desierto no estará al frente Hilario Aranda, su candidato a las autonómicas, que ayer anunció que en el próximo congreso del PSA dejará paso a otros políticos "menos quemados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios