Sólo Sevilla y Huelva salvan el suspenso del PSOE en las capitales

  • Los núcleos rurales y ciudades medias permiten una mayoría absoluta mermada, entre otras cosas, por la debacle de CA y por el desgaste tras 26 años en el poder

¿Qué pasa con Málaga? ¿Se pierde o no? Hasta que no quedó claro que el PSOE se había quedado sin el diputado en liza en la provincia malagueña no compareció Manuel Chaves la noche electoral. Fue al filo de la una de la madrugada. Desde Córdoba, Granada, Almería y Huelva ya habían llegado las malas noticias. En las cuatro circunscripciones también se había quedado en el camino un parlamentario. Y ya eran cinco. Llegó un momento en que algunos dirigieron la mirada hacia los resultados de las elecciones del año 2000, cuando los socialistas obtuvieron 52 actas en la Cámara autonómica. Pero la merma de apoyos se paró en los 56 escaños, uno más del límite que establece la mayoría absoluta.

Las capitales de provincia se le siguen resistiendo al PSOE, algo que ya quedó patente en las municipales, cuando el PP se impuso en todas ellas aunque no gobierna ni en Sevilla ni en Córdoba ni en Jaén por los pactos poselectorales. Sólo en Huelva y en la capital hispalense ha tenido prevalencia el voto socialista en las autonómicas del 9 de marzo. Estas urbes, junto a los núcleos rurales y un grupo nutrido de ciudades medias han puesto a Chaves en bandeja una mayoría absoluta mermada, entre otras cosas, por la debacle de Coalición Andalucista, cuyo voto se ha traspasado al PP, y el desgaste que presenta el proyecto tras 26 años en el poder. El freno en las capitales perjudica a los socialistas especialmente en Córdoba, ya que su capital supone casi el 60% del voto total de la provincia. Además, un municipio del peso poblacional de Lucena también le ha dado la espalda. Eso sí, tienen Pozoblanco, Palma del Río o Montilla. Por su lado, Sevilla ha vuelto a ser la circunscripción que más le ha allanado el camino al PSOE hacia su mayoría absoluta, sentando a once representantes en el Hospital de las Cinco Llagas, los mismos que ha tenido en la pasada legislatura.

En Almería, los socialistas no han podido frenar el efecto Arenas, algo que intuían desde el principio hasta el punto de que esta provincia no se ha peleado en campaña. La caravana sólo ha parado en estas tierras una vez, concretamente en la capital y para un mitin. Así, han perdido un diputado, hasta situarse en cinco, mientras el PP ha ganado dos, quedándose con siete.

La cuna política de Chaves, Cádiz, no le ha permitido crecer pero, al menos, no le ha restado apoyos -mantiene los ocho parlamentarios-. Aunque la capital gaditana sigue siendo pepera, los socialistas se sitúan como fuerza mayoritaria en municipios como Algeciras, Barbate, Chipiona, Conil, Jerez, Olvera -el lugar de origen de Arenas-, o San Fernando. Granada, donde la campaña de los socialistas se ha limitado a un mitin en Loja -han vuelto a ganar en esta localidad- y a un acto con universitarios en la capital, ha dejado al PSOE con seis diputados autonómicos, la misma realidad que ha arrojado Huelva donde, aunque la capital se retrata socialista, una localidad del peso de Lepe se mantiene del PP.

En Jaén, circunscripción de Gaspar Zarrías y una de las provincias que más ha visitado Chaves como candidato, han mantenido los siete diputados. En el caso de Málaga, donde el PSOE ha vivido una crisis interna que no se ha limitado a la capital, sino que ha se ha extendido a municipios como Ronda o Marbella, no ha sido posible arañar los votos necesarios para fijar el octavo parlamentario. En esta provincia, la mayoría de las grandes urbes, a excepción de Antequera, también le han dado su voto al PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios