¿Pesan los votos o los escaños?

  • Rajoy y Zapatero intentarán gobernar si obtienen más apoyo y menos diputados

El partido más votado en las elecciones generales celebradas desde 1977 ha sido siempre el que ha formado Gobierno, pero los antecedentes autonómicos contradicen esa norma en diez ocasiones. Ante la posibilidad de que el 9-M una fuerza gane en votos pero no en escaños, el líder del PP, Mariano Rajoy ha anunciado que si obtuviera un voto menos que el PSOE pero lograra más diputados intentaría llegar a Moncloa. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, opina que tanto en un caso como en otro se sentirá legitimado para gobernar.

Tres son los antecedentes más relevantes. En 1986, después de las terceras elecciones vascas, el PSE ganó con 19 escaños al PNV, que obtuvo dos diputados menos al haberse escindido parte de sus miembros en Eusko Alkartasuna. Tras meses de negociación, los socialistas vascos decidieron ceder el Gobierno a los nacionalistas, con los que gobernaron 12 años.

Cataluña, 2003. En los primeros comicios sin Jordi Pujol, CiU obtuvo 1.024.425 votos y 46 escaños, frente a los 1.031.454 votos y 42 escaños del PSC. La presidencia fue para Pascual Maragall (PSC) tras pactar con ERC e ICV. En 2006, CiU logró 935.756 votos y 48 escaños, pero los socialistas, que obtuvieron 796.173 votos y 37 diputados, reeditaron el tripartito con José Montilla.

Galicia, junio de 2005. Manuel Fraga se vio obligado a abandonar el Gobierno autonómico pese a que su partido había sido el más votado. PSdG y BNG pactaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios