El PSE desbanca al PNV en el País Vasco y abre la incógnita del adelanto de las autonómicas

  • Las elecciones de hoy han dejado en el País Vasco una amplia victoria socialista, que no obtenía desde las generales desde 1993, desbancando al PNV en una jornada marcada por el recuerdo del ex concejal asesinado Isaías Carrasco.

Comentarios 6

El triunfo de los socialistas y la bajada del PNV abren una incógnita sobre el futuro de la consulta propuesta por el lehendakari para el 25 de octubre y el adelanto de las elecciones autonómicas, que deberían ser en abril del año que viene.

La participación ha bajado diez puntos tras el llamamiento a la abstención por parte de ETA y la izquierda abertzale, un resultado algo superior al siete por ciento que tuvo el voto nulo en el año 2004, cuando desde las filas de Batasuna se apostó por las papeletas nulas.

La primera conclusión de los resultados de hoy es la victoria incontestable de los socialistas, que han ganado en los tres territorios, incluido el feudo vizcaíno del PNV, algo que no esperaba nadie porque no había ocurrido nunca.

En el 2004, el PNV sacó de diferencia en Euskadi a los socialistas más de 81.000 votos; hoy ha sido al revés, pero aumentado: el PSE ha sacado al PNV ciento veinte mil votos. La consecuencia han sido nueve escaños para el PSE -dos más-, seis para el PNV -uno menos- y tres para el PP -uno menos-.

Las razones de la victoria socialista habría que buscarlas en el efecto arrastre de la política de Zapatero para Euskadi, la falta de espacio que deja el bipartidismo entre PSOE y PP o la influencia del asesinato de Isaías Carrasco.

Los resultados en las autonómicas en el País vasco siempre son muy diferentes a los de las generales, pero el triunfo del PSE va a hacer reflexionar a los partidos, sobre todo al PNV, de cara a apostar como hasta ahora por la consulta fijada por el lehendakari para el 25 de octubre y sobre la conveniencia de adelantar unas autonómicas que deberían celebrarse en abril del año que viene.

Si ya se daba por hecho que los comicios vascos se iban a adelantar, quizás a otoño, ahora la situación queda más abierta todavía.

La pugna entre PSOE y PP ha arrastrado también a EA, que ha perdido el único escaño que tenía, en Guipúzcoa.

El PP ha perdido uno de sus cuatro escaños vascos, en Vizcaya. Lo ha ganado por el PSE, pero sólo por unos doscientos votos, lo que hará esperar a que se contabilicen los sufragios de los no residentes para formalizar la pérdida del cuarto diputado popular vasco.

Otra de las claves de estas elecciones ha sido la respuesta a la petición de abstención de ETA y la izquierda abertzale. La participación ha bajado diez puntos, pero se ha notado sobre todo en Guipúzcoa, donde los radicales son más fuertes: allí ha descendido catorce puntos.

En cambio, en Alava y Vizcaya el llamamiento a la abstención ha tenido menos eco: en la primera ha crecido siete puntos y en la segunda ocho.

Por último, ha destacado la relativa normalidad con la que ha discurrido la jornada electoral, con incidentes no muy graves, como las diez detenciones por el reparto de propaganda política y la actuación de radicales, que han increpado a varios políticos de PSE y PP cuando acudían a votar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios