Negocios y fetiches de la identidad

  • Las propuestas centrales de los partidos pasan por el refuerzo del flamenco y el aprovechamiento del patrimonio, fundamentalmente el histórico-arqueológico, como herramienta de crecimiento económico

Dispuestos uno encima de otro, los apartados de cultura de los programas electorales de los principales partidos políticos andaluces apenas pesan. Más de la mitad de los textos más voluminosos, los de PP y CA, se desvanecen en el aire, formando en el proceso volutas de retórica mitinera que no parecen necesarias para este tipo de documentos. IU despacha el trámite en una página; intercalada con los habituales y pedagógicos ejercicios de estilo, logra colarse una decena de propuestas, algunas de ellas concretas. El PSOE se copia a sí mismo y entrega una completa serie de declaraciones de intenciones, todas interesantes, pocas con algo más de información que el mero enunciado. El de los socialistas brinda, por otro lado, una extraña, quizás involuntaria, perla para la reflexión. "Los pueblos y las personas", dice, "tienen derecho a la sensación de identidad colectiva".

Inevitablemente continuista, el programa del PSOE insiste en su apuesta por convertir el patrimonio cultural andaluz (tangible o no, desde los yacimientos arqueológicos hasta el flamenco, fetiche de todos los partidos) en una manera más aunque prestigiosa de hacer dinero y atraer turistas. Lo que casa mal con la pretensión de IU de que la cultura sea "verdaderamente emancipadora"; con la opinión de CA sobre la cultura actual de Andalucía, una "catástrofe" encima "hortera y banal"; y con la de PP, cuyo diagnóstico habla de un "despilfarro económico" sometido a una "politización extrema", a una red de "clientelismo y amiguismo" y, en general, a la "negligencia" (caso, según los populares, de la "inacción" de la Junta en el conflicto del Odyssey).

Los ejes de los socialistas pasan por la consolidación o el desarrollo de sus principales líneas de actuación durante la pasada legislatura: puesta al día de bibliotecas, museos, sistemas de gestión y uso en materia de tecnología; planes de protección y conservación de los conjuntos históricos; extensión de las infraestructuras a todo el territorio de la comunidad; creación de espacios de encuentro de creadores, representantes de las industrias culturales y la Administración; planes de difusión y promoción de la lectura.

El PP, por su parte, promete incentivar la participación del sector privado a través de deducciones fiscales y convenios de colaboración y destinar el 2 por ciento del presupuesto de la comunidad a la Consejería de Cultura (el PSOE, en el último punto, asegura que dedicará el 1 por ciento "en el plazo de una legislatura"). Por lo demás, el partido encabezado por Javier Arenas dispone actuaciones similares aunque matizadas y algunas medidas que los socialistas no contemplan, como la aprobación de un nuevo Plan Andaluz de Patrimonio Histórico hasta 2012 o la creación de la Escuela Andaluza de Tauromaquia y un Museo Andaluz de la misma disciplina.

El flamenco sigue siendo objeto de un culto totémico. El PSOE lo proclama "una de nuestras mayores señas de identidad", a pesar de que las señas de identidad (menos aún algo tan poderoso e indescifrable como el flamenco) no necesitan ser proclamadas. El PP, como el PSOE, potenciará las actividades de la Agencia Andaluza del Flamenco y del Centro Andaluz de Flamenco, y además se propone crear el Archivo Sonoro del Flamenco Andaluz.

CA impulsaría una Fundación Internacional Camarón de la Isla, y con esta propuesta el texto llega a la parte que se ocupa de propuestas tan imprescindibles como todas las anteriores pero acaso improbables (ya sea una mayor "concepción educativa y cultural" de la televisión pública, del PSOE, o "garantizar la independencia" del periodismo, de IU) o mucho más cercanas al proselitismo ideológico que a la cultura (la creación del dominio .and en internet, el reconocimiento del 4 de diciembre como "día nacional" de Andalucía o la creación en "todas" las universidades de cátedras Blas Infante sobre la "realidad andaluza", las tres de CA).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios