IU pide el voto a los "cristianos de base" que no se identifican con la Conferencia Episcopal

  • Llamazares propone al PSOE 25 medidas para negociar un Gobierno "de izquierdas"

El candidato de Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, afirmó ayer que en este final de campaña electoral es "muy importante también el voto de los cristianos de base, de los cristianos por el socialismo, de los cristianos por la izquierda", y planteó que "ya que no tienen representación en la Conferencia Episcopal (CEE) y tienen un Gobierno del PSOE que pone una vela a Dios y otra al diablo, que en este caso le pongan todas sus velas a IU-EB".

Durante un mitin ante unos 300 simpatizantes en el Palacio Euskalduna, señaló que la elección de monseñor Rouco Varela como presidente de la CEE es una "huida hacia atrás, hacia Trento", que la "aleja de los cristianos de base".

Por la mañana, Llamazares avanzó en rueda de prensa en la capital vizcaína que planteará al PSOE 25 medidas tras las elecciones del 9-M para negociar un posible Gobierno "de izquierdas" para la próxima legislatura. El documento que recoge estas medidas sostiene que IU quiere gobernar "para que se note el cambio" y pretende "hacer cambios que se queden en el bagaje de una democracia, cambios que pasan a formar parte de la consolidación de la democracia, cambios que no tengan marcha atrás". Llamazares especificó que, entre las prioridades para llegar a un acuerdo, se encuentran el cambio del modelo de empleo precario al de calidad, un cambio social y de desarrollo sostenible, así como converger en gasto social con la UE.

IU planteará al PSOE que se denuncie y revise el Concordato con el Vaticano, la autofinanciación de la Iglesia y una ley de libertad religiosa.

También propondrá una ley de 35 horas de trabajo, la reducción del IVA de los productos básicos y fijar en el 35 por ciento el impuesto de sociedades para el sector financiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios