Yo voy, pero ¿adónde?

  • La pérdida del parlamentario andaluz y de casi 60.000 votos en ocho años provoca las primeras voces en el andalucismo gaditano pidiendo la 'cabeza' de Julián Álvarez

Menos de 48 horas después del descalabro electoral sin precedentes del domingo, ya empiezan a surgir las primeras voces críticas en el andalucismo gaditano pidiendo cambios drásticos en la dirección del partido con objeto de retomar el rumbo perdido.

El adiós inesperado al escaño del parlamentario autonómico por Cádiz y la desaparición de casi 60.000 votos en apenas ocho años en la provincia ha provocado la reacción más o menos airada de dirigentes destacados del nacionalismo andaluz en Cádiz, algunos de los cuales reclaman abiertamente la dimisión del secretario general del PA, Julián Álvarez, la convocatoria urgente de un congreso extraordinario para elegir una nueva dirección e, incluso, la ruptura de relaciones con el PSA, formación con la que el PA ha concurrido a las elecciones del 9-M unidos en Coalición Andalucista.

No hay unanimidad en las bases del PA provincial e incluso las voces críticas pueden medirse por diferente grado de intensidad. Y hay también quienes optar por morderse la lengua, a la espera de conocer las explicaciones y los pasos a seguir por la actual dirección nacional del partido, que se resiste a valorar los resultados y que prefiere dar prioridad a la consolidación de la unión del andalucismo.

El primero en abrir la caja de los truenos en la provincia de Cádiz ha sido el comité local de Vejer, que ayer, públicamente, reclamaba la dimisión en bloque "urgente e inmediata" de la ejecutiva nacional del PA por el "rotundo fracaso" obtenido el 9-M. Su secretario local y portavoz municipal, Daniel Sánchez, que trasladará este posicionamiento a la ejecutiva provincial, considera además que "por dignidad y coherencia política" Julián Álvarez debería tirar la toalla y dar paso a una gestora que se encargaría de preparar un próximo congreso extraordinario del PA.

Con igual o más vehemencia incluso se posiciona también Juan Luis Morales, secretario comarcal del PA en la Sierra de Cádiz y portavoz municipal de este partido en Villamartín. "La dirección nacional de mi partido decidió unirse al PSA para sumar votos. Pero, como advertíamos los andalucistas de Cádiz, se ha demostrado que en política las sumas no son tan matemáticas y que a veces lo que hacen es restar". Morales, que cree que Julián Álvarez y su ejecutiva son "los responsables de este desaguisado", matiza que él no discute la unión del andalucismo "siempre que sea en el seno del PA, que ha sido siempre la casa común de los nacionalistas andaluces".

Algo similar opina el alcalde de Ubrique, Javier Cabezas, que reprocha a Álvarez "que quiera despachar tan ligeramente este fracaso". Él defiende un congreso extraordinario que permita una reflexión general "sobre la situación tan grave en la que queda el PA, cuya marca de fábrica ha quedado desdibujada en estos comicios". Esa misma reflexión es la que pide otro ilustre del andalucismo gaditano, el sanluqueño Antonio Prats, para quien la dirección nacional "no puede quedarse de brazos cruzados". Prats, eso sí, prefiere no pedir dimisiones e insiste en que él seguirá siendo un defensor de la unión del andalucismo.

Otras agrupaciones importantes del PA gaditano, como San Fernando, El Puerto o Puerto Real, optaban ayer por el silencio a la espera de las reuniones previstas para esta misma semana de los diferentes órganos de dirección nacional y provincial del partido. De momento, el secretario provincial del PA de Cádiz, Alfonso Andrades, decía mucho en muy pocas palabras: "Han sido los resultados electorales más desastrosos en la historia del PA y es de libro que se haga una reflexión y que haya consecuencias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios