Valderas afirma que no dejará pasar "el tren de la gobernabilidad"

  • El candidato se ofrece a pactar con el PSOE al tiempo que pide para IU el voto socialista y andalucista · Plantea la posibilidad de obtener un escaño por provincia

Se acerca la recta final de la campaña e Izquierda Unida afila su mensaje para llegar al electorado y conseguir, al menos, mantener el grupo parlamentario. Si la bandera del Estatuto y el giro a la izquierda fueron los ejes de la primera semana, en sus últimas comparecencias Diego Valderas ha hecho hincapié en dos claves: pidiendo para sí el voto socialista y hablando expresamente de la posibilidad de pactar con el PSOE si se produce un improbable vuelco en las encuestas y éste pierde la mayoría absoluta.

El candidato de IU lo dejó claro ayer en el acto central celebrado en Almería: "Si el tren de la gobernabilidad para en la estación, Izquierda Unida se monta en él", afirmó Valderas, quien el día antes ya había expresado la voluntad de alcanzar el Gobierno andaluz. "Pero para que haya cambios, y si no hay cambios nos tiramos del tren en marcha", apostilló el líder de IU, que da nueva forma al mensaje de pactar sobre el programa, frente al fantasma de los años de la pinza que resucitó el PSOE al comenzar la campaña, afirmando que el acuerdo entre PP e IU podría reeditarse.

Diego Valderas quiso alejar esa suposición asegurando una vez más que "con nosotros la derecha no avanzará". A lo largo de la campaña ha repetido este mensaje entre críticas a la derecha y al Gobierno de la Junta de Andalucía, "enfrente" del cual está la coalición. Asegura no estar "en contra" del PSOE, aunque "es capaz de vender una cosa y hacer la contraria" y al que ofrece un pacto sobre políticas de izquierdas.

La movilización del electorado es otro de los objetivos fundamentales de Valderas para los próximos días, al considerar que la tendencia de IU es al alza. En este nuevo período de campaña va más allá de los militantes y pide el voto a las personas de "pensamiento socialista, comunista, republicano y al andalucismo de izquierdas". Todo un granero electoral con el que plantea en público obtener un diputado por provincia, aunque se mostraba satisfecho con el solo mantenimiento de los existentes. Esta legislatura han sido seis parlamentarios. El líder de IU no olvidó la celebración hoy del debate "injusto y reduccionista" entre Manuel Chaves y Javier Arenas, a los que planteó que tratasen en este encuentro de propuestas para diferentes ámbitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios