Chaves intenta, en vano, apagar el debate sobre la sucesión que él abrió

  • El candidato del PSOE insiste en que, como mínimo, se plantea otros cuatro años al frente de la Junta · Arenas responde al socialista que él será el nuevo presidente

"De verdad, no hay nada, absolutamente nada". Un día después de abrir el debate sobre su sucesión al apostar por una mujer para relevarle en la Junta, Manuel Chaves quiso echar balones fuera y mirar para otro lado cuando la prensa quiso que ahondara en la cuestión. "Siento que hayan hecho esa interpretación", indicó el veterano presidente de la Junta, quien insistió en cerrar un asunto que ha despertado todo el interés informativo dado que, entre otras cosas, ha saltado a diez días de las elecciones.

En un tono en el que se intuía un interés por transmitir tranquilidad ante el revuelo que se ha levantado por sus declaraciones -Chaves hasta rió a carcajadas mientras se refería ayer al tema-, el dirigente andaluz garantizó que ni él ni su partido han pensado aún en nadie, ni hombre ni mujer, para abanderar el proceso de cambio de liderazgo. De hecho, insistió en que dicho proceso no está abierto todavía y dejó claro que en lo único que están centrados es en ganar las elecciones "y poder gobernar otros cuatro años para seguir contribuyendo al progreso de Andalucía".

Chaves, que aseguró que se limitó a expresar "una preferencia y un deseo personal", sin que existiera consigna alguna del PSOE para poner en escena el debate, indicó que no se arrepiente de haber realizado las declaraciones que han motivado la polvareda. Además, afirmó que nadie en su partido le ha reprochado nada: "En absoluto, para nada", sentenció el candidato del PSOE.

A la ex ministra de Cultura, ex consejera de la Junta y hoy candidata al Congreso por Córdoba, Carmen Calvo, incluso le pareció una buena noticia el debate recién abierto por Chaves. "Estupendo y una noticia fantástica", dijo ayer durante un paseo por un mercadillo cordobés. Calvó ha salido en las quinielas entre las candidatas a sustituir al presidente. No quiso entrar al trapo, pero sí dio por sentado que el partido socialista cuenta con mujeres para que "cuando llegue el momento, pueda encontrar la confianza de los andaluces y ser la primera presidenta de la Junta".

En un acto en Ronda, el candidato del PP, Javier Arenas, recomendó al socialista que "no haga mucho esfuerzo" en que una mujer le sustituya al frente de la Junta. Un más que optimista Arenas dio por sentado que tras el 9 de marzo será él quien ocupará la Presidencia del Gobierno andaluz. El presidente del PP-A aseguró que cuando Chaves habla de que le gustaría que le suceda una mujer demuestra que "tiene poca fe en si mismo y en sus posibilidades de victoria".

Diego Valderas, el candidato de IU, recordó las declaraciones del presidente andaluz en que aseguró que "quería durar más tiempo que Fraga en el poder", a lo que añadió que Chaves "está caducado". El líder de IU apostó por una limitación de mandato hasta los 12 años, porque ocho es un tiempo "corto, más de 12 excesivo y 20 una eternidad".

El candidato de Coalición Andalucista, Julián Álvarez -que no pecó de pesimista precisamente en Sevilla- indicó que el deseo de Chaves de que le sustituya una mujer no lo no verá hecho realidad "porque el próximo presidente de la Junta seré yo".

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios