Benjamín Prado. Escritor

"El fascismo no podía acabar de un día para otro"

El escritor expresa que la época de la Transición "llevó implícitas grandes dosis de impunidad. "Uno escribe contra todo aquel que preferiría que no escribiera lo que escribe" añade.

Pilar Vera | Actualizado 29.07.2011 - 08:13
zoom

Benjamín Prado

Share
-¿Qué conocemos realmente de la operación Gladio?

-La pregunta sería más bien qué no conocemos. El tema de la operación Gladio no es sino un síntoma de cómo la Transición fue una tapadera de una serie de episodios muy significativos de aquel momento, que estaban protagonizados por gente que quería imponerse a través de las armas. Unas gentes que empezaron alentando el golpe de Estado y terminaron con el GAL. La idea clave es que ha habido ciertos momentos de nuestra historia sobre los que se ha echado una cortina de silencio, que ha sido el candado que ha cerrado grandes verdades. Es una ingenuidad pensar que el fascismo podía terminar de un día para otro. La Transición, que fue la pista de lanzamiento de nuestra democracia, llevó implícitas grandes dosis de impunidad. 

-En países como Chile o Argentina, en principio, los jerarcas relacionados con las dictaduras fueron amnistiados pero luego, se llevaron a cabo procesos judiciales... Pero esto ha sido impensable aquí.

-Aquí se tomaron medidas y pactos que quizá entonces eran disculpables: había muchos enemigos de la Transición y fuerzas oscuras que intentaron provocar un golpe de Estado. Lo que no se entiende es que ahora sigamos con lo mismo. No hay ningún peligro en las reivindicaciones de hoy en día, como las que pueden tener los miembros de la Memoria Histórica o las que reclaman los padres de niños robados. Yo no creo en la idea de las dos Españas, y pienso que no hay derecho o superioridad moral que pueda decirme que estoy vulnerando no sé qué espíritu de nada al exigir ciertas cosas...

-Es cierto que han quedado ciertas inercias...

-Aquí la dictadura fue feroz. No es cierto que Franco no fuera un dictador del tamaño de Hitler. Insufló en la sociedad un temor paralizante, que duraría décadas... El miedo es algo muy poderoso, pero lo que no es comprensible es que sigamos igual ahora. Cosas como lo del Valle de los Caídos son impensables en países como Italia o Alemania, allí no hay monumentos a sus dictadores fascistas.

-Las actividades de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica forman un capítulo importante en la novela. ¿Ha estado en contacto con el grupo?

-Claro, la ARMH realiza una labor estupenda y preocupante, porque son voluntarios: gente que trabaja con muy poca ayuda y fuera del Estado, con más inconvenientes que dificultades.

-El personaje de la juez en Operación Gladio, Bárbara Valdés, muestra lo peligrosa que puede ser a veces una ecuanimidad exacta...

-Toda ecuanimidad es falsa, hay mucha gente que saca esa palabra ahora y la ha tenido oculta durante mucho tiempo. La ecuanimidad es siempre de derechas. En esta historia he tratado de mostrar, también, lo muchísimo que me preocupa el sistema judicial en este país, con actuaciones que a veces van en contra de los derechos fundamentales. Recuerdo a Trillo, por ejemplo, que expatrió los cadáveres de la División Azul, cosa que me parece muy bien... Pero, entonces, ¿por qué no tienen los mismos derechos los republicanos enterrados en el Valle de los Caídos?

-Uno de los entrevistados, supuesto pope de la Transición, dice: "En el Estado de Derecho, lo que no se puede probar no ha existido". Viva Fouché.

-La realidad también es una construcción, firmemente erigida por quienes dominan el mundo de la economía. La realidad no es objetiva. Los comités de operaciones, las verdades oficiales... tratar de huir de todo esto, y explicar el mundo en el que vives es bastante complicado. Lo fácil es hacer una novela diciendo que Dante era una chica que asesinó a Shakespeare y le robó la idea para la Divina Comedia. Alberti decía que la  literatura sirve para luchar contra las injusticias, además de entretener, fabular o aprender. Uno escribe contra todo aquel que preferiría que no escribiera lo que escribe; es una teoría que me acabo de inventar pero a la que me adscribo de inmediato.

-"En este país -dice un supuesto socialista histórico- se adelanta por la izquierda". Ejem.

-Y es verdad que se aprovecha la izquierda para adelantar, pero luego vuelven a escorar al centro.

-En el retrato que hace del Franquismo, también hay estampas de surrealismo delirante, como el de la gasolina en polvo...

-Si no fuera porque son criminales, todas las dictaduras serían para morirse de risa. Ahora los economistas dicen que no gana el más fuerte sino el más rápido: en las dictaduras, gana el más criminal, el que tiene menos principios. Franco era un ser estúpido, el más maligno y el más estúpido.

-Pues qué optimización...

-Era el más sanguinario y el más cruel, por eso era implacable. Todo lo demás es decorativo: eso es lo único real, el fusilamiento y el garrote vil. Era un canalla porque aterrorizaba con fuerza desmedida, matando moscas a cañonazos. Y luego era lo suficientemente idiota para creer en cosas como el tipo de la gasolina en polvo o que en España había yacimientos de oro y petróleo. Franco  era profundamente estúpido y un timorato intolerante. Y tenía la falta de empatía necesaria en todo asesino...

-Y en los departamentos de personal... Se dice que el totalitarismo, hoy en día, es económico.

-La banca, el FMI, los mercados, las agencias de calificación... todo es totalitarismo ahora, lo cual supone una desventaja, porque es más invisible y no sabes bien dónde tirar la piedra. La política ahora es una hermana pequeña de la economía.

-Es usted consciente de que lo peor que le puede pasar a un periodista es tener vocación...

-Porque entonces el aplastamiento es total. Si consideras el periodismo como una cosa en plan Lou Grant, estás jodido. El periodismo ha de hacerse más allá de la nómina... aunque creo que debe estar en vías de extinción, el periodista con nómina.
33 comentarios
  • 33 Lolo 30.07.2011, 10:39

    ¿Y este señor piensa que está haciendo una buena labor social lanzando al aire la insinuación de que hay mucho hijo p. . deseando esclavizarnos pero sin señalar a nadie ni denunciar a nadie? Vamos, que deja caer que todos sabemos quienes son. Cada uno que personifique su demonio y que se aposte con la escopeta cargada ante el primero que pase. Creando alarma y crispación. ¡De él me guardaba yo!.

  • 32 Juan 30.07.2011, 09:06
    http://14deabril.wordpress.com

    Leer tantos comentarios repletos de fanatismo e ignoracia conduce a pensar que aún no se ha superado la influencia del franquismo. Es cierto que hay políticos no ayudan, incluso hay un partido que se niega una y otra vez a condenarlo. Leer tantas barbaridades debe hacernos pensar que hay muchos dispuestos a persistir en la apología del fascismo y puede que predispuestos a demostrarnos cómo se las gastan a poco que tengan su oportunidad.

  • 31 Vicente 29.07.2011, 22:57

    Y por último, no puedes llamar fascista a Franco, porque el fascismo significa "seguidor de Fascio Mussolini", totalmente contrario a Franco, pues Mussolini es de izquierda, ateo y dictador, lo mismo que Hitler. Y si hay que juzgar a alguien ahora de asesino, es a Santiago Carrillo, que aún sigue vivo y riéndose de sus asesinatos del Paracuellos de Jarama. Así que, dejad el pasado, pues nunca cambiaréis lo que hicieron ¿verdad Zapatero?

Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Tecno e Internet

Tecnología y novedades de la Red

Cine a fondo

Información, festivales y críticas

Salud y Calidad de vida

La información de SALUD a su alcance

Descubre Andalucía

Los mejores destinos de la región

Gema Monge

Gema Monge. / Jorge Brea

Pie de foto

"Cada día me sorprendo más de lo que para muchos significa Camarón"

Esta actriz tenía diez años cuando su padre, Camarón de la Isla, falleció para convertirse en un mito del flamenco. Ahora ha dado el salto a los escenarios con un tributo a su memoria en el que hace el papel de su madre, Chispa, en el espectáculo Eterno...

Marcelino M. Cao. Constructor, autor del gol de la final de la Eurocopa de 1964

Marcelino. / Alberto Domínguez

Pie de foto

"España no podía seguir viviendo de mi gol 44 años"

Marcelino, miembro de la mítica delantera de los 'Cinco Magníficos' del Zaragoza, fue el autor del gol decisivo que dio a España su primera Eurocopa.

Lorenzo del Río. Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Lorenzo del Río. / Jesús Marín

Pie de foto

"En la vida política y judicial no hacemos autocrítica"

Un juez conciliador que se forjó en la provincia de Cádiz donde fue profesor asociado de Derecho Penal en la universidad además de presidente de la Audiencia Provincial.

Ara Malikian. Violinista

Ara Malikian.

Pie de foto

"El violín es un instrumento ideal para el flamenco"

El músico libanés realizará una gira después del verano interpretando la música de Bach "por palos flamencos".

Actor y director

El actor y director Paco León. / José Haro

Pie de foto

Paco León: "Los cines no quieren compartir con internet, pero ya lo están haciendo"

Este intérprete consagrado debuta detrás de las cámaras con el largometraje 'Carmina o revienta', pionera en sus formas de exhibición: se puede ver simultáneamente en internet, en cines, en DVD y televisión a la carta.

Inocencio Arias

Inocencio Arias./ Juan Carlos Muñoz

Pie de foto

"Rajoy es 38 veces más realista que Zapatero"

Este diplomático asegura que sin los atentados de atocha el ex presidente no hubiera existido y que es el peor de los cinco hombres de la democracia que han dirigido este país en política exterior.

Francisco Pérez Caballero. Escritor y periodista de 'Cuarto Milenio'

El escritor y periodista Francisco Pérez Caballero. / D. C.

Pie de foto

"El mayor asesino en serie de la historia, que yo sepa, es el tabaco"

Está considerado como uno de los mayores expertos en el mundo del crimen. En su libro 'Dossier Negro' hace un recorrido por un elenco de asesinos de nuestra historia reciente.