"El voto de castigo y el voto de despecho van a decidir estas elecciones"

  • Ciudadanos vinculados al 15-M desde la asamblea de Camas abogan por el consenso para reformar el sistema político.

ENTRE los andaluces más implicados en el debate político, sin duda hay que señalar a los que han constituido asambleas y grupos de trabajo vinculados a la movilización del 15-M, con o sin acampadas. Son muchas las localidades andaluzas donde se organizan actos y se presentan iniciativas, bajo el común denominador de reivindicar una profunda reforma del actual estilo de hacer política. El pasado jueves, en la localidad sevillana de Camas (de 26.000 habitantes, muy castigada por el paro y muy señalada por los casos de corrupción) estaba convocada una reunión a través de las redes sociales. Acudimos para darle voz a ciudadanos del 15-M.

Milagros Mendoza, de 51 años, es sevillana y lleva 16 años viviendo en Camas. Está en el paro. Su principal actividad ha sido la cerámica. "Personas que no nos conocíamos estamos trabajando juntas para proponer soluciones a los fallos del sistema, a la falta de honradez y a la manipulación que sufrimos. Tenemos esperanza porque hay remedio para eso".

Jesús Brito cree que "por desconocimiento, hay personas que nos descalifican. Y también se da el caso contrario, los hay que nos consideran superhéroes, porque ayudamos a quienes pueden perder la vivienda. No, no tenemos una capa de superhéroe. Somos ciudadanos que trabajamos por la colectividad. Se equivoca el que se acerca al 15-M buscando un beneficio propio. Nos mueve el compromiso, el altruismo, la reciprocidad en la ayuda".

Ángel Montero abunda en "la coincidencia de personas con diferente origen ideológico. Lo que nos une es el rechazo a este bipartidismo tan exagerado, en el que ambos piden el voto por el miedo al otro. Es muy urgente la reforma de las reglas electorales. Somos un movimiento apartidista y los colores políticos personales los dejamos en segundo plano para proponer iniciativas desde lo que nos une. El movimiento 15M es apartidista para que se puedan acercar gentes de todas las ideologías a pelear por algo que nos une, que es la mejora de nuestra sociedad. Pero creemos que los partidos son necesarios" .

Jaime Núñez apunta que "el desencanto con la política es general. A partir de ahí, algunos no nos conformamos e intentamos plantear alternativas. Aunque nos acusen injustamente de ser antisistema, de extrema izquierda o comunistas. No nos conocen. Todo lo que hacemos está abierto a la participación de quien quiera intervenir, y nos cuesta más esfuerzo conformar propuestas porque intentamos llevar a cabo las que acordamos entre todos. Lo que más nos enciende es que sean tantas las personas que delegan su representatividad en quienes están robando, y ante eso tampoco reaccionan. Nosotros no vamos a inducir que se vote a unos o se deje de votar a otros. Que nadie nos endose este domingo la responsabilidad de una derrota. Nos estamos dedicando a iniciativas como el asesoramiento sobre los problemas para conservar una vivienda y evitar el desahucio, o la operación Euríbor para informar sobre la opacidad sobre las tasas bancarias que pagamos; o el desarrollo del Banco del Tiempo para que los vecinos se ayuden entre sí con intercambio de favores. Hay que reactivar el movimiento vecinal, que fue desarbolado por los partidos, y ahora se limita en muchos sitios a ser un bar donde reunirse".

José Manuel Martínez, de 44 años, nació en Oviedo y vive en Santiponce. Es conductor de autobús y lleva dos años en el paro. Admite que se debatió convertir el 15-M en un partido político, pero se descartó. "Es mejor el desarrollo de plataformas vecinales, y que los partidos asuman las propuestas. Hay que buscar una fórmula por la que trabajemos desde dentro del sistema para cambiarlo".

Nieves Montaño entiende que "muchas personas acudan a una manifestación como primer paso para interesarse por esta forma de hacer política. Así empecé yo también, y vi que era posible hacer democracia participativa. No sólo protestas, sobre todo propuestas. Cuidamos que ningún partido o grupo instrumentalice las manifestaciones con siglas o banderas que separen". Sobre lo que pueda suceder mañana, estima que "se va a reiterar el voto de castigo o el voto de despecho, decisivo como en las elecciones generales. Es lo que oigo hasta en la cola del frutero. Gentes que se sienten defraudadas con el PSOE y van a votar al PP".

Para Ángel Montero, "no es que el PP vaya a ganar, sino que el PSOE las va a perder. El PP recibe el voto del cansancio de quienes siguen la inercia bipartidista y están decepcionados con un partido que se despegó de sus siglas socialistas y obreras". En opinión de José Manuel Martínez, "mucha gente solo vota al caballo ganador para buscar protección, y ahora es el PP".

Dar el paso para mostrarse como personas que defienden ideas y propuestas, debe hacerse, según Ángel Montero, "como parte de un cambio de actitud: colaborar para buscar soluciones globales a los problemas de todos, no solo al interés particular. Los partidos prefieren que la gente no piense en la política, y se dedique solo al individualismo consumista, y, mientras están perdiendo el empleo y hasta la vivienda, estar pendiente de banalidades como los goles de Ronaldo o Belén Esteban. Por ejemplo, la gente debe saber la verdad de cómo la banca también va a ganar dinero con el pago que los ayuntamientos harán de sus deudas a los proveedores. De eso no habla el Gobierno cuando anuncia el tema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios