Sin novedad en la fila del paro

  • El comportamiento electoral en los municipios más castigados apenas experimenta cambios · El PSOE pierde dos municipios, el PP se impone en tres e IU gana en uno.

Los 15 municipios de la provincia más azotados por el desempleo desde que se desbocó la crisis económica han experimentado pocos cambios políticos. Ni la reforma electoral, ni las amenazas de una y otra parte han provocado vuelcos de envergadura en las urnas. En términos generales Izquierda Unida ha logrado más apoyo electoral, aunque sólo ha conseguido imponerse en Casabermeja como la fuerza más votada. El Partido Popular también ha mejorado sus resultados, a pesar de que sólo ha sumado Benarrabá a Coín y Alhaurín el Grande, los dos pueblos de esta lista en los que ya había ganado en las autonómicas de 2008 . Finalmente, el PSOE baja, pero no tanto como para perder su hegemonía en los pequeños pueblos del interior. Si en las autonómicas de 2008 ganó en todos estos pueblos salvo Alhaurín el Grande y Coín, ayer se impuso en 11, tras ceder la hegemonía que ostentaba en Casabermeja y Benarrabá.

En definitiva, la desolación que siembra el desempleo provoca pocas alteraciones en las urnas. Marca tendencias, pero no con la intensidad suficiente para modificar el mapa político ni para distanciarse de lo que ocurre en el resto de la provincia.

Los pequeños municipios de la Sierra de las Nieves y la Serranía de Ronda son los que más han sufrido el azote del desempleo desde que la crisis económica se desbocó en el año 2008. Su población parada ha llegado a triplicarse en cuatro años. Se trata de pueblos pequeños que durante el boom de la construcción vivieron al calor de la mano de obra que enviaban a la Costa para alimentar la industria del ladrillo. Localidades como Faraján, Cútar, Parauta o Guaro tenían un paro prácticamente inapreciable a comienzos de 2008. Ahora sufren un repliegue severo porque a la falta de empleo en el litoral se suma la ausencia de actividad laboral propia capaz de absorber su población activa.

Esta sintomatología es similar a la que ha experimentado otro grupo de localidades de dimensión mediana situadas en la periferia metropolitana. Es el caso de Alhaurín el Grande, Casabermeja o Ardales. Sin embargo, llama la atención que los pueblos más pequeños y de perfil rural de la comarca de Antequera no figuren entre los 15 en los que más ha crecido el desempleo en este periodo, mientras que de la Axarquía sólo aparecen en esta clasificación Macharaviaya y Benamargosa. Sin embargo, esta diversidad de experiencias, sumada a la reciente reforma laboral no ha tenido un reflejo significativo en las urnas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios