El PP hace autocrítica, el PSOE ni se la plantea e IU exige un giro a la izquierda

  • La secretaria general de los populares detecta un error en el mensaje de su partido

La secretaria general del PP granadino, Luisa García Chamorro, se mostró ayer satisfecha por los resultados electorales de su partido pero reconoció que, tras el análisis de los datos, es hora de "hacer autocrítica" por no haber conseguido transmitir su mensaje, fundamentalmente en los municipios del interior. García Chamorro recordó que el PP ha ganado en número de votos tanto en Andalucía como en Granada, y, en la provincia, ha sido la fuerza más votada en el Área Metropolitana, "en parte por el tirón de la capital", y también en la Costa.

"Tenemos que hacer autocrítica porque no hemos conseguido transmitir nuestras ideas de cambio en los municipios del interior y tendremos que sentarnos a analizar esto", señaló la dirigente popular que también anima al resto de fuerzas políticas a reflexionar por la alta abstención en estos últimos comicios, para estudiar "en qué estamos fallando para que la gente no vaya a votar".

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE granadino, José Entrena, no se mostró partidario de esa autocrítica pese a que su formación ha bajado en número de votos y ha vuelto a ser superada por el PP, como ocurrió en las municipales y en las generales. Entrena se limitó a mostrar su satisfacción por los resultados, que a su juicio evidencian que los andaluces han castigado los "engaños" del PP. El dirigente socialista precisó que su partido ha logrado su objetivo de mantener por la provincia seis parlamentarios. "Peleamos por ello y lo hemos conseguido además sobradamente, con un margen de 11.000 votos", añadió.

En las filas de IU, el mensaje poselectoral era nítido: "La negociación empieza el día 29 de marzo, en la jornada de huelga general, porque le vamos a reclamar al PSOE que tenga un papel más activo y comprometido de lo que ha demostrado hasta el momento".

El primer aviso a navegantes lo lanza Manuel Morales, coordinador provincial de IU, que de entrada deja claro que los socialistas "no tienen tantos motivos para sonreír" como demostraron durante la noche electoral. Por una razón muy sencilla: "Ellos no ganaron. De hecho, perdieron escaños y votos". Siguiendo esa teoría, sí los tendría el PP, que al menos ganó, aunque la suya fue una victoria amarga, y sobre todo IU, la única formación que creció en número de votos respecto a los comicios de 2008.

IU sabe que tiene la llave del gobierno andaluz y parece dispuesta a usarla. Por lo pronto su coordinador regional, Diego Valderas, ya pidió ayer a sus previsibles socios del PSOE, en el primer encuentro que mantuvieron en Sevilla, que encararan las conversaciones "con humildad", lo que viene a ser lo mismo que decirles que no tienen motivos para exigir nada. Si acaso, existen motivos para que les exijan a ellos.

Morales incide en que todo dependerá de las ganas que tengan los socialistas de girar a la izquierda. "Tienen que hacer una rectificación en sus políticas, una rectificación muy dura", dijo el también candidato a la Junta de Andalucía, que se quedó a 18.000 votos de convertirse en diputado.

Para Morales, la mejor arma de IU es que no está "pensando en consejerías" sino en hacer una política que case con su programa. "El PSOE está acostumbrado a repartir cuotas de poder cuando negocia" y éste no es el caso. "Nosotros no queremos poder ni vamos a callarnos a cambio de tal o cual consejería, queremos que se cumpla un contrato que firmamos ante notario y que es nuestro programa electoral", insistió.

De todas formas, el coordinador provincial entiende que el acuerdo regional es factible y que no va a repetirse una situación como la de Extremadura, donde la coalición izquierdista se abstuvo y permitió que el PP gobierne con mayoría simple.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios