Tribuna

Un modelo centrado en las personas

Los avances médicos han aumentado la esperanza de vida, pero también los episodios agudos de enfermedad con un crecimiento de la pérdida de autonomía

Juan José Alonso. Director general de Centros de San Juan de Dios | Actualizado 12.04.2012 - 11:15
zoom


Un grupo de mayores.

Share
En un momento en que logros sociales que se han alcanzado a lo largo del último siglo parecen verse amenazados por su insostenibilidad, es necesario redefinir el enfoque y la coordinación de la atención sanitaria y social, máxime en un entorno de creciente fragilidad motivada por el envejecimiento y la pérdida de autonomía financiera de los ciudadanos.

Humanos, mortales y frágiles como somos, vivimos intentando posponer la única certeza que tenemos: la muerte y, además, tratando de evitar el sufrimiento que conlleva la pérdida de la salud y la autonomía. Para la muerte, al final, no tenemos remedio, pero la sociedad está obligada a gestionar las necesidades de las personas que padecen el dolor, la enfermedad y la dependencia.

Los avances médicos han aumentado la esperanza de vida, pero también los episodios agudos de enfermedad. La pérdida de autonomía también ha ido creciendo. Entre otros, estos factores incrementan la pérdida de autonomía.

Ante esto, ¿Qué hacemos? Desarrollamos dispositivos, en la mayoría de los casos espacios ajenos al dependiente en los que nos hacemos la ilusión de atenderlos, pero que suponen la ruptura con su entorno y y les excluyen. Esos espacios no pueden resolver problemas sanitarios agudos. No cumplen con un objetivo global de atender la dependencia con todas sus variantes. La dualidad entre lo social y lo sanitario aleja el sistema de la persona, genera ineficiencias, complica los procesos y conlleva mucho mayor gasto en esfuerzo, recursos y dinero.

Frente a esto la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios aboga y ejerce una atención integral en la que se intenta dar un servicio que atienda a las necesidades sanitarias, sociales, espirituales e incluso familiares de la persona que lo necesita. Para ello son necesarios profesionales con este perfil y dispositivos que no necesariamente son instituciones al uso. Lo deseable es intentar mantener al dependiente o enfermo en su entorno siempre que sea posible, en un intento de que la enfermedad o la dependencia se viva como un incidente más de la vida y no como un corte del devenir de la misma.

No es necesario más dinero para esto. Pero sí un cambio estructural basado en establecer dispositivos centrados en la persona que sufre. El continuo binomio entre atención social y sanitaria debería, a nuestro juicio, ser un punto de reflexión para los responsables del ordenamiento y de la financiación, porque si pensamos en el atendido, si centramos nuestro interés en la persona, este es un requerimiento que no podemos dejar de lado.

Pero es que además el empleo de los recursos será mucho más eficiente, especialmente si el asistido juega un papel activo en su propio cuidado y en la planificación de su recuperación. Habrá también que apoyar a los cuidadores más cercanos. Nosotros, los sanitarios, acompañaremos e instruiremos, vigilaremos el estado, nos aseguraremos del diagnóstico, y aportaremos las soluciones o tratamientos puntualmente necesarios y cada uno de los asistidos compartirá/remos (todos lo seremos alguna vez) la responsabilidad de demandar y utilizar los dispositivos de apoyo. Para ello necesitaremos el conocimiento y la responsabilidad en la autogestión de los cuidados y la salud.

Desde los que ostentan la responsabilidad de ordenar y vigilar el sistema en su conjunto, se ha de procurar la equidad, la beneficiencia, la no malefecencia y la justicia social, respetando siempre la autonomía personal y poniendo los medios para que alcanzar un objetivo: la atención y el servicio de los que precisan, logro éste que tenemos el deber de preservar.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Bartolomé Beltrán, médico, escritor, editor y experto en comunicación audiovisual.

Pie de foto

Sanidad y dependencia

Operación biquini

Pie de foto

El equilibrio energético

Para perder peso la clave está en alcanzar el balance energético entre la actividad y las calorías. Lo importante es favorecer el ejercicio físico.

Rafael Matesanz. Director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes. / D. S.

Pie de foto

"Se ha hecho un esfuerzo titánico por parte de todos los profesionales"

Es el responsable del liderazgo español en cifras de donación de órganos. Recientemente ha participado en los actos conmemorativos del VII aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz.

Foto: Josué Correa

Pie de foto

El tesoro del Mediterráneo

La dieta de esta zona, además de alejarnos de patologías cardiovasculares y otras enfermedades como la diabetes, ayuda a combatir la depresión.

Un grupo de jóvenes hace una 'botellona' en la calle. / Juan Carlos Muñoz

Pie de foto

Los riesgos de beber alcohol adulterado o ilegal

El 5% de los jóvenes consume alcohol irregular para ahorrar. El fraude fiscal y el alto coste sanitario por las intoxicaciones son algunas de las consecuencias de esta práctica.

Trasplantado con éxito un niño tras vivir un año con un corazón artificial

El pequeño, de seis años y con una miocardiopatía, ya empieza a correr después de que su cuerpo rechazara hasta cuatro veces el órgano implantado.

Pie de foto

Una ayuda para estimular la inteligencia de los bebés

Un médico onubense crea un sistema web para ayudar a los padres a desarrollar las capacidades cognitivas de sus hijos.

Pie de foto

Científicos granadinos crean piel artificial con células madre

Entres sus aplicaciones está el tratamiento de lesiones provocadas por grandes quemaduras.

PUBLICIDAD