Feria de Abril

Cómo vestir correctamente el traje de flamenca en la Feria de Abril de Sevilla

  • Con esta guía para vestir el traje de flamenca correctamente según el protocolo en la Feria de Abril de Sevilla conseguirás ser la flamenca más elegante y mantenerte alejada de los errores más comunes que provocan que caigamos en el disfraz o parezcamos turistas

Sigue estos consejos y evita parecer una 'guiri' en la Feria de Abril | Propuesta de Marta Arroyo en Pasarela Wappíssima 2019 Sigue estos consejos y evita parecer una 'guiri' en la Feria de Abril | Propuesta de Marta Arroyo en Pasarela Wappíssima 2019

Sigue estos consejos y evita parecer una 'guiri' en la Feria de Abril | Propuesta de Marta Arroyo en Pasarela Wappíssima 2019 / Belén Vargas

Comentarios 0

Está claro que cada cual debe vestir como más le guste y más cómoda se sienta. Aún así, es innegable que, en ciertas ocasiones, existen un protocolo previo y una serie de tradiciones que conviene respetar, sobretodo si no queremos sentirnos fuera de lugar o llamar la atención por los motivos equivocados.

La Feria de Abril de Sevilla es uno de estos eventos especiales que cuenta con etiqueta propia y una serie de normas no escritas que casi todos los sevillanos conocen. Por eso, suele ser fácil distinguir a aquellos que acuden por primera vez o están de visita, ya que es común que cometan ciertos errores, sobretodo a la hora de vestir el traje de flamenca. 

Conocer las respuestas a cuestiones tan sencillas como cuándo llevar traje de flamenca, qué complementos debemos evitar o cómo debemos maquillarnos para ir a la Feria es vital para acudir al Real con un look flamenco impecable y sortear los errores más comunes que acostumbramos a cometer cuando nos aventuramos a llevar nuestro traje regional para esta ocasión tan singular. 

Cuándo llevar traje de flamenca a la Feria y cómo vestir cuando no lo llevamos

Imagen del desfile de Loli Vera en SIMOF 2019 Imagen del desfile de Loli Vera en SIMOF 2019

Imagen del desfile de Loli Vera en SIMOF 2019 / Belén Vargas

Tradicionalmente, el traje de flamenca se lleva a la Feria de día y no lo vestiremos de noche salvo que disfrutemos del día completo en el Real sin pasar por casa para cambiarnos. Este es el caso de la Noche del Pescaíto, por ejemplo, que marca el inicio de la Feria, y a la que no debemos acudir vestidas de flamenca. De noche, el protocolo dicta que debemos acudir bien dispuestas, de media etiqueta, con atuendos como monos de noche, trajes de falda o pantalón o vestido de cóctel. Es importante recordar que estamos visitando el Real y no una fiesta de Fin de año, por lo que vestidos de lentejuelas, volúmenes o escotes exagerados y otros excesos con zapatos de tacones o plataformas vertiginosas pueden quedar un tanto fuera de lugar. 

Un estilismo elegante y oscuro acompañado por un mantón bordado es la apuesta segura para las noches de Feria. Propuesta de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019 Un estilismo elegante y oscuro acompañado por un mantón bordado es la apuesta segura para las noches de Feria. Propuesta de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019

Un estilismo elegante y oscuro acompañado por un mantón bordado es la apuesta segura para las noches de Feria. Propuesta de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019 / Belén Vargas

Lo ideal es optar por prendas de colores oscuros y tejidos elegantes y, si es posible, acompañar el look con un mantón de Manila para destilar espíritu de Feria a la par que nos protegemos de las temperaturas nocturnas. 

El traje de flamenca adecuado para la Feria de Abril de Sevilla y cómo llevarlo

Diseños de Paco Prieto en We Love Flamenco 2019 Diseños de Paco Prieto en We Love Flamenco 2019

Diseños de Paco Prieto en We Love Flamenco 2019 / Belén Vargas

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de vestir de flamenca es que, si se hace, hay que hacerlo bien: nada de medias tintas. Hay pocas cosas peores que reciclar una falda de baile para ir a la Feria o emular la silueta de un traje de gitana con prendas y complementos que tengamos por casa. 

Si queremos vestir un traje de flamenca a toda costa, actualmente existen multitud de opciones para poder hacernos con uno a precios muy asequibles como marcas especializadas en trajes low cost o de segunda mano, empresas de alquiler de trajes de flamenca o servicios de intercambio de vestidos. También puedes reutilizar un traje antiguo haciéndole un par de cambios o pedir uno prestado a alguna amiga o familiar. 

Los trajes de flamenca que llevemos al Real no deben ser de tirantes ni escote palabra de honor. Este tipo de siluetas deberían quedar relegadas para romerías y otro tipo de eventos que admitan estilismos flamencos. A la Feria debemos acudir con algún tipo de manga y evitando escotes desproporcionados o transparencias excesivas. Si escogemos un traje de dos piezas, es bueno tener en cuenta que no debemos enseñar el ombligo.

Una opción sencilla y recomendable es invertir en un traje de calidad que no siga tendencias alocadas, un vestido de corte clásico con materiales y colores tradicionales que nunca pase de moda y podamos usar en cualquier ocasión. Dejarnos llevar por tendencias alocadas y muy efímeras como las transparencias, las asimetrías exageradas, ciertos estampados o materiales metalizados u holográficos puede ser contraproducente, ya que solo querremos lucir esos trajes un solo año antes de verlos desactualizados y anticuados. 

El mantoncillo: cómo no llevarlo

Llevar el mantón a lo tradicional o cruzado por delante son dos opciones estupendas si nuestro traje no tiene escote en la espalda. Diseños de Carmen Acedo (izquierda) y Mercedes Dobenal (derecha). Llevar el mantón a lo tradicional o cruzado por delante son dos opciones estupendas si nuestro traje no tiene escote en la espalda. Diseños de Carmen Acedo (izquierda) y Mercedes Dobenal (derecha).

Llevar el mantón a lo tradicional o cruzado por delante son dos opciones estupendas si nuestro traje no tiene escote en la espalda. Diseños de Carmen Acedo (izquierda) y Mercedes Dobenal (derecha). / Belén Vargas

El mantón es uno de los grandes imprescindibles de la mujer flamenca en la Feria de Abril, pero llevarlo correctamente no es tan sencillo. Su colocación óptima dependerá de la silueta de nuestro traje de flamenca o su escote, especialmente si es bajo en la espalda, y según como lo llevemos deberemos sujetarlo de una u otra forma. 

Si el traje de flamenca no tiene escote en la espalda o apenas es pronunciado, lo mejor es llevarlo de forma tradicional (uniendo los picos por delante y dejando que cuelgue por la espalda) o cruzado por delante (perfecto si queremos llevar mantones de gran tamaño o preferimos sujetarlos levemente a la cintura). Si, por el contrario, nuestro vestido sí tiene un bonito escote en la espalda, es importante adaptar el mantón para no desmerecerlo bordeándolo y dejando la espalda al descubierto o cruzándolo por detrás luciendo la silueta. Tener en cuenta el escote y la silueta es vital para evitar tapar en exceso el traje con el mantón, algo que queda muy poco sofisticado y desmerece el traje por completo. 

Tradicionalmente, el mantoncillo de sujeta de forma invisible y sobre la sujeción se coloca un broche. Diseño de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019. Tradicionalmente, el mantoncillo de sujeta de forma invisible y sobre la sujeción se coloca un broche. Diseño de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019.

Tradicionalmente, el mantoncillo de sujeta de forma invisible y sobre la sujeción se coloca un broche. Diseño de Juan Foronda en We Love Flamenco 2019. / Belén Vargas

Llevar mal sujetado o colocado el mantoncillo es otro de los errores más comunes que se cometen en el Real. De ninguna de las maneras debemos meterlo por los bordes del escote y no debe llevarse con un nudo ni mal ajustado. Debe adaptarse correctamente a la forma del escote y la silueta de la cintura del traje y, una vez colocado, sujetarlo al vestido con imperdibles y coronarlo con un broche en el pecho. Lo mejor es realizar este proceso con el apoyo de alguien que nos ayude a colocarlo bien en los hombros y por la espalda. 

Por último, debemos grabarnos a fuego la prohibición más absoluta: el mantón jamás debe llevarse en la cadera

Ir al artículo: Las nuevas formas de llevar el mantón de flamenca que serán tendencia en 2019

Cómo llevar la flor de flamenca a la Feria de Abril

Complementa la forma de tu rostro con la colocación de la flor. Propuestas de Daniel Robles (izq.) y El Ajolí (der.) en We Love Flamenco Complementa la forma de tu rostro con la colocación de la flor. Propuestas de Daniel Robles (izq.) y El Ajolí (der.) en We Love Flamenco

Complementa la forma de tu rostro con la colocación de la flor. Propuestas de Daniel Robles (izq.) y El Ajolí (der.) en We Love Flamenco / Belén Vargas

La tendencia imperante en flores de flamenca cambia cada año. Para la temporada 2019, las flores amarillas, las amapolas y los ramilletes son las opciones más populares y versátiles para coronar tu estilismo para el Real. Aunque los conjuntos de flores y plantas silvestres han sido recurrentes en pasarela, este tipo de tocados suelen quedar reservados para romerías.

Las coronas de flores han quedado atrás y son cosa de hace un par de años, si bien seguiremos viendo guirnaldas y algunos tocados más elaborados con conjuntos de flores y frutos. Lo tradicional y más favorecedor es llevar la flor sobre la coronilla, acompañada o sujetada por una peineta y un moño o recogido bajo. Según la forma de nuestro rostro, puede favorecernos más llevándola de una forma u otra. Así, prenderla arriba nos sentará mejor si tenemos un rostro más ovalado o redondo, mientras que ponerle de forma más lateral nos complementará a la perfección si tenemos una faz más alargada o con líneas más rectas. 

Las tendencias en flores y cómo llevarlas van cambiando de forma casi cíclica, pero hay una norma que no ha de violarse de ninguna de las maneras, y es que es casi imperdonable llevar una flor caída a un lado del cuello con el pelo suelto. 

Ir al artículo: Cómo llevar la flor de flamenca este 2019

Cómo maquillarse para ir a la Feria de Abril

Propuesta de maquillaje en el desfile de Sonibel en SIMOF 2019 Propuesta de maquillaje en el desfile de Sonibel en SIMOF 2019

Propuesta de maquillaje en el desfile de Sonibel en SIMOF 2019 / Belén Vargas

El maquillaje que acompañe a nuestro look de flamenca no debe ser excesivo ni demasiado oscuro. Debemos tener en cuenta que no es un maquillaje para la noche, sino que es un look de día que además, con el calor y la exposición al Sol, debe durar todo el tiempo que estemos en el Real sin estropearse. Escoger los productos adecuados para fijarlo es fundamental, y saber cómo complementar nuestra flor y el vestido también. 

Lo más importante es olvidarse del lunar pintado, esa práctica tan común de los 80 y los 90 de la que a veces seguimos tirando cuando vestimos a las más pequeñas de casa. Para maquillarnos de flamenca, debemos optar por un maquillaje natural que ilumine y favorezca a nuestro rostro y al tono natural de nuestra piel, que nos aporte un toque de sofisticación y añada intensidad y profundidad a la mirada.

Maquillaje tradicional de flamenca en el desfile de Pol Núñez en We Love Flamenco 2019. Maquillaje tradicional de flamenca en el desfile de Pol Núñez en We Love Flamenco 2019.

Maquillaje tradicional de flamenca en el desfile de Pol Núñez en We Love Flamenco 2019. / Belén Vargas

El maquillaje más tradicional de flamenca consiste en una cara limpia e iluminada con un toque de colorete. Los ojos deben mantenerse con aspecto natural, optando por un delineado discreto con un poco de máscara de pestañas para resaltar la mirada, dejando así el protagonismo completo a los labios, que suelen ir de algún tono rojo o coral según quede mejor con los colores de nuestro vestido, pelo u ojos. 

Propuestas de maquillaje con ojos ahumados de José Hidalgo (izq.) y Rosa Pedroche (der.) en We Love Flamenco 2019. Propuestas de maquillaje con ojos ahumados de José Hidalgo (izq.) y Rosa Pedroche (der.) en We Love Flamenco 2019.

Propuestas de maquillaje con ojos ahumados de José Hidalgo (izq.) y Rosa Pedroche (der.) en We Love Flamenco 2019. / Belén Vargas

Si preferimos destacar nuestros ojos o queremos optar por un estilismo con una buena transición del día a la noche para esos días en los que no vamos a pasar por casa hasta que nos vayamos a dormir, los ojos ahumados son el look predilecto de la mujer flamenca. El ahumado no debe ser exagerado ni de colores llamativos, sino más bien discreto y en tonos grisáceos o marrones que sienten bien al tono de nuestra piel. Con este maquillaje, podemos usar la máscara de pestañas y el eyeliner con algo más de libertad y cambiar el colorete rojo, rosa o coral por un tono más bronceado. Escoger un labial oscuro o llamativo puede desmerecer el look, por lo que es mejor adornar los labios con un tono nude para mantenerlos en un segundo plano. 

Cómo peinarse para ir a la Feria de Abril

Algunos de los recogidos más populares de la temporada: el recogido revuelto bajo y la coleta baja. Propuestas de Ana Morón (izq.) y Lina 1960 (der.) en SIMOF 2019. Algunos de los recogidos más populares de la temporada: el recogido revuelto bajo y la coleta baja. Propuestas de Ana Morón (izq.) y Lina 1960 (der.) en SIMOF 2019.

Algunos de los recogidos más populares de la temporada: el recogido revuelto bajo y la coleta baja. Propuestas de Ana Morón (izq.) y Lina 1960 (der.) en SIMOF 2019. / Belén Vargas

El peinado para flamenca más favorecedor es el recogido tirante acabado en moño, coleta o trenza y con una raya en medio o al lado, según favorezca a nuestro rostro. Es recomendable recoger el flequillo, si lo tenemos. Nunca, nunca, nunca debe llevarse el pelo suelto.

El recogido que escojamos debe ir en sintonía con la forma de nuestra faz y la longitud de nuestro cabello. Es mejor si optamos por uno tirante que termine en un rodete, ya que es la opción que más sujeción nos aporta para colocar la flor o las peinas. Si no vamos a apoyarlas en el recogido, podemos cambiarlo por otro peinado como una cola o trenza baja u otro tipo de recogido. Si llevamos la raya lateral, podemos dejar unos mechoncitos libres siempre y cuando no tapen ni desmerezcan a los pendientes o la flor. 

Los complementos de flamenca: qué llevamos y qué dejamos en casa

El abanico es el mejor amigo de la flamenca de día. Propuesta de Fabiola en We Love Flamenco 2019. El abanico es el mejor amigo de la flamenca de día. Propuesta de Fabiola en We Love Flamenco 2019.

El abanico es el mejor amigo de la flamenca de día. Propuesta de Fabiola en We Love Flamenco 2019. / Belén Vargas

Los complementos imprescindibles de la mujer flamenca son la flor, las peinas o peinetas y los pendientes, además del mantón y su broche. Todo lo demás es totalmente prescindible y dependerá del look y de nuestro vestido. 

Los zapatos deben ser tacones tradicionales de flamenca o cuñas de esparto. Bajo ninguna circunstancia se lleva zapato plano cuando vamos de flamenca, como alpargatas, sandalias planas, chanclas o zapatillas de deporte. Tampoco debemos acudir al Real calzando botas, ya que son solo para Romerías. 

Aunque hay quien prefiere llevar un bolso confeccionado con la misma tela que el vestido, la flamenca tradicional no lleva bolso. Los trajes de flamenca ya incorporan bolsillos secretos escondidos entre los volantes, que suelen ser suficientes para llevar lo imprescindible como el teléfono móvil, la documentación, algo de dinero y un labial para retocar. Es importante recordar que el móvil debe ir guardado en uno de estos bolsillos invisibles y nunca debemos llevarlo en el escote. 

A veces menos es más, y esto es especialmente aplicable a los estilismos flamencos en cuanto a complementos y joyas se refiere. Pulseras y brazaletes son totalmente prescindibles y debemos dejarlos en casa, mientras que un collar discreto puede sentar bien a ciertos tipos de escote siempre y cuando no tiremos del típico collar de perlas o de bisutería de plástico. Tampoco queda nada bien lucir un reloj de pulsera, sobretodo si es de dimensiones colosales.

Propuesta de Atelier Rima en SIMOF 2019 Propuesta de Atelier Rima en SIMOF 2019

Propuesta de Atelier Rima en SIMOF 2019 / Belén Vargas

Los pendientes de flamenca no deberían ser de perlas ni de grandes piedras preciosas. Aunque los clásicos son los de filigrana de carey, los aros o los corales, el abanico de opciones es muy amplio siempre y cuando escojamos unos que cuelguen y complementen al peinado, las flores y el vestido. 

En cuanto a complementos y prendas para resguardarnos del frío cuando llega la noche, lo más recomendable es hacerse con un mantón de Manila grueso o algún tipo de pañuelo o pashmina que complemente a nuestro vestido y no recurrir a chaquetas o abrigos, ya que matan por completo la silueta y la gracia de nuestro traje de flamenca. 

Y, recuerda: deja las gafas de sol en casa y evita chistes típicos y comparaciones odiosas.

Los errores más graves que debemos evitar en la Feria

- Llevar el mantón en la cadera

- Dejar el pelo suelto

- Llevar gafas de sol

- Calzar zapato plano

- Escoger vestidos con escotes excesivos, cut-outs exagerados o dos piezas que dejen ver el ombligo

- Confeccionar un estilismo de flamenca con prendas que tenemos en casa

- Vestir un traje de tirantes o palabra de honor

- Llevar complementos de plástico como collares, pulseras o pendientes

- Maquillarse ojos y labios en exceso

- Llevar bolso bandolera o clutch

- Ponerse chaqueta

- Seguir tendencias alocadas, como transparencias o materiales holográficos

- Pintar un lunar en el rostro

- Llevar reloj de pulsera 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios