Vivir en Huelva

Actitud y defensa para protegerse

  • Una treintena de mujeres aprende en Valverde del Camino cómo enfrentarse a un agresor

  • El Ayuntamiento organiza por segundo año consecutivo talleres de defensa personal

Un grupo de mujeres durante una clase del taller de defensa personal. Un grupo de mujeres durante una clase del taller de defensa personal.

Un grupo de mujeres durante una clase del taller de defensa personal. / M.G.

La provincia cerró el año 2018 con 7.333 víctimas de violencia de género. De las 23 mujeres españolas en riesgo extremo por la amenaza de sus parejas, una de ellas vive en el territorio onubense. Además, de las 262 féminas que sufren peligro alto por terrorismo machista en España, cuatro de ellas se encuentran en Huelva.

Razones de peso para que en los últimos tiempos se multipliquen los talleres de defensa personal como el puesto en marcha recientemente por el Ayuntamiento de Valverde del Camino. Es la segunda edición de esta escuela en la que participa una treintena de mujeres, que pueden participar siempre que tengan más de 12 años.

Su monitor, José María Rebollo, prefiere hablar de curso de protocolo en lugar de taller de defensa. Para él es más fácil aprender una actitud ante el agresor que técnicas especiales de contacto. “Necesitas mucha experiencia para que los movimientos te salgan solos, por ello es más importante el comportamiento, cómo mantener la distancia, qué hacer cuando nos sigan o cómo hablar ante un extraño”, detalla.

Rebollo, experto en artes marciales, incide en que lo crucial es que el atacante no te sorprenda. Para eso, trabaja con sus alumnas el espacio y la actitud asertiva: “Que cuando vayan caminando por la calle, con su lenguaje corporal, manifiesten que no son presa fácil para un hombre”.

El monitor reconoce que es necesario más tiempo para formarse, asegura que sus alumnas han cambiado la manera de pensar a medida que han asistido a las clases y lamenta que deban existir estos talleres porque las mujeres sean víctimas de la violencia machista.

En la Unión Europea, una de cada tres féminas es víctima de acoso. Una cifra a la que se agarra Rebollo para justificar la defensa personal. “La autoestima, la confianza y, en definitiva, la seguridad están en liza en estas clases en las que se pone en funcionamiento la estrategia DARE (Distancia, actitud, respuesta y evasión)”.

En la comunidad andaluza hay un teléfono gratuito de información a la mujer (900 200 999), que permanece activo las 24 horas del día y los 365 días del año, al igual que existe un número de marcación rápida (016) de atención a las víctimas de malos tratos y que no deja rastro en las facturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios