Feria de vehículos De moda lo antiguo en Aracena

  • Los aficionados a los coches clásicos disfrutan de la tercera edición de una feria convertida en referente en la comarca

La feria se ha celebrado en el pabellón ferial. La feria se ha celebrado en el pabellón ferial.

La feria se ha celebrado en el pabellón ferial. / Moya (Aracena)

La localidad serrana de Aracena acogió durante el pasado fin de semana la III Feria de Vehículos Clásicos, organizada por el Club de Vehículos Clásicos Sierra de Aracena y bajo la colaboración del consistorio aracenense. La feria comenzó el sábado al mediodía y finalizó el domingo por la tarde. Dos jornadas casi completas para una de las últimas ferias incorporadas a un amplio abanico lúdico y festivo en Aracena.Una cita que nació fruto de la moda de los últimos años en torno a los coches antiguos. En la comarca serrana hay grandes aficionados desde hace varios años y el colectivo mantiene un amplio calendario de actividades, especialmente los fines de semana acudiendo a varias concentraciones y ferias de otros pueblos.

Las sensaciones de este año son que la feria es casi calcada a la del año pasado, donde se dio un salto de calidad. Al igual que entonces la climatología no ha acompañado en exceso, aunque fue mucho mejor que las previsiones iniciales con probabilidad de lluvia y aviso amarillo por tormentas en la tarde de ayer. La feria se centró en el Pabellón Ferial Ciudad de Aracena con algo más de una treintena de coches antiguos (la mayoría repetidos de las ediciones anteriores y de la exposición el año anterior al comienzo de la feria), sin motos ni bicicletas como el año pasado y como en la última edición varios coches a la venta (un mercado que está al alza y es buena inversión valiendo un coche más cuanto más antiguo sea y menos número haya en el mercado).

Sí se a repitió la presencia de dos puntos de venta de piezas de todo tipo para vehículos clásicos e incluso una zona para la compra de recuerdos como polos de la asociación organizadora.Por segundo año en la explanada exterior del pabellón, hubo una docena de cabezas tractoras de camión y bajo la carpa permanente varios coches de campo y un punto de venta para tomarse algo. El coche más antiguo funcionando perfectamente está datado de 1917 y tiene más de un siglo de vida.La jornada del domingo vivió la convivencia entre varios clubes presentes de diferentes puntos del país y con visitas a los principales monumentos de Aracena como la Gruta de las Maravillas, el recinto fortificado del Castillo y el Museo del Jamón.

Además, como principal atractivo del día tuvo lugar el paseo de vehículos clásicos por el casco urbano de Aracena. El objetivo del club organizador esta feria en años venideros que se consolida con estabilidad y conserva sin novedades el crecimiento del pasado año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios