Vivir en Huelva

Un centro educativo de gran ‘alucine‘ en Valverde del Camino

  • El CEIP Menéndez y Pelayo de Valverde del Camino desarrolla un proyecto envuelto en la cinematografía

Decoración en el patio del colegio. Decoración en el patio del colegio.

Decoración en el patio del colegio. / M.G.

En el CEIP Menéndez y Pelayo de Valverde del Camino han decidido tener Un Curso de Cine en un Colegio de Alucine. Para este 2019/2020, el Programa de Innovación Pedagógica AulaDcine de la Consejería de Educación y Deporte, será un eje que aglutinará al resto de Planes y Proyectos que viene llevando a cabo un centro tan participativo y comprometido con el valor decisivo del aprendizaje en la infancia, desde su decidida incorporación a las nuevas tecnologías como Centro TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), o su intervención en el Prodig (Programa para la transformación digital) hasta su implicación con la igualdad o los hábitos de vida saludable. Como si pertenecieran a un gran plató cinematográfico, aulas, patios y otras dependencias del colegio, así como los espacios públicos del pueblo, constituyen el gran decorado de una película que se desarrolla durante todo el periodo escolar.

El alumnado y el profesorado, junto a la Comunidad Educativa que se suma con entusiasmo, son sus principales protagonistas. Como nos suele ocurrir con el cine, tan parecido a la vida, todo es susceptible de convertirse en historia, en relato de lo que somos capaces de hacer, y de aprender. El Programa AulaDcine sirve de estímulo y soporte a muchas otras iniciativas o para complementar materias a través de propuestas imaginativas.

Así, y durante cada semana, el timbre que anuncia salidas y entradas se cambia por la música perteneciente a una banda sonora de alguna conocida película que posteriormente será trabajada en clase y particularmente en la asignatura de música, interpretándola. La búsqueda de datos, la intriga y las pistas que fomentan la curiosidad por conocer, están en la base de otras aventuras propuestas por el claustro y en la que, durante los sábados incluso, han acabado involucrándose familias y vecinos.

Ya han logrado “montar” toda una película en torno al secuestro de una de sus dos mascotas, el koala (elegido este animal por su vinculación con un colegio de Melbourne en Australia) Pelayín. El curso pasado el caso más sonado fue el del envenenamiento de la otra mascota, Pelayina, que había ingerido restos de plástico y no sabían dónde encontrarla ni cómo se encontraría ella. La participación de miembros de la Policía Local o del Centro de Salud de la localidad daban al desarrollo de la acción un aire de realismo que impacta a los propios alumnos, pacientes habituales del doctor (al que reconocen como su médico de cabecera) que se dirige a la cámara para explicar lo ocurrido con la célebre mascota, y que no es otra cosa que el efecto tan pernicioso que para el medio ambiente y la vida animal está teniendo el excesivo consumo de plásticos. Pero sobre todo la manera, tantas veces inconsciente, de desecharlos. De este modo, esta realización cinematográfica coral, modesta pero con una trama y factura que nos enganchan, se convierte en un recurso didáctico excelente, pues cuenta con todas la áreas del aprendizaje y su correspondiente enseñanza. Y además se convierte en el “tráiler” con el que iniciar un nuevo curso y con él una nueva aventura, cinematográfica, vital y pedagógica.

Este tipo de acciones, como la del inicio o final de curso, cuando los propios profesores a través de una actuación musical reciben o despiden a estudiantes y familiares, consigue crear un sentido divertido, a la vez que edificante en lo social, de comunidad educativa, recuperando para la escuela ese espacio de encuentro y solidaridad que siempre tuvo. Asimismo, y en el caso de la realización señalada, se trabajaron aspectos esenciales de la educación ambiental sobre la necesidad de reducir, reutilizar y reciclar los envases de plástico.

Por otra parte, y por lo que respecta a la actividad del programa AulaDcine, se trabajan con rigor aspectos claves del lenguaje propio del cine y se adiestra también en la realización de obras audiovisuales al alcance del alumnado. Se cuenta para ello con una sala preparada para utilizar programas como Chroma o Stop motion, con los que ampliar y mejorar la realización y difusión de los cortos. Gracias a la actividad que el centro mantiene en las redes sociales –como un instrumento para la educación y difusión de buenas prácticas escolares– las “películas” y acciones del mismo se han hecho muy populares entre familiares y vecinos del pueblo.

En cuanto a la estructura del curso para acercarse al mundo del cine, se dedica el primer trimestre al conocimiento de su historia, de la que se acabará elaborando un mural explicativo por parte del alumnado. Durante el segundo trimestre se verán películas, con una amplia selección que pueda adaptarse a los distintos niveles. El visionado no sólo servirá para conocer más a fondo el lenguaje del cine, sino que a través de él se buscará la reflexión crítica y el contraste de los puntos de vista que nos ofrezca la historia tratada en el guión. Como colofón, y como se señala en el propio Plan elaborado por todo el centro para el curso 2019/2020, se pretende mejorar especialmente en valores que enriquezcan la formación integral de los niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios