Huelva

Psiconutrición para comer bien

  • La Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de La Palma del Condado organiza un taller de la nueva disciplina, impartido por dos expertas

Taller de psiconutrición en La Palma del Condado Taller de psiconutrición en La Palma del Condado

Taller de psiconutrición en La Palma del Condado / Amelia Uceda (Huelva)

Cambiar hábitos y aprender a comer de forma consciente, todo ello explicado desde el ámbito de la psiconutrición, nueva disciplina que se imparte como formación complementaria, a través de máster o cursos de experto, a los estudios superiores de Nutrición y de Psicología.

Estas dos áreas, en muchas ocasiones, son trabajadas de forma interdisciplinar para contribuir a llevar una vida saludable y a tener una relación sana con la comida. De todo ello, y mucho más, hablaron la nutricionista Ana Belén Huelva y la psicóloga Cristina Ortiz –ambas expertas en psiconutrición– en un taller teórico-práctico organizado por la Concejalía de Mujer del Ayuntamiento de La Palma.

El salón de actos del Consistorio se llenó casi al completo en una actividad de carácter participativo que cuenta con dos sesiones, la primera versó sobre qué es la psiconutrición, por qué fracasan las dietas y sobre el concepto ‘comer emocional’.

La siguiente jornada trató temas como el ambiente obesogénico y la publicidad emocional y el cambio de hábitos a largo plazo. El interés fue máximo desde el principio, en unos encuentros en los que primó la asistencia femenina, aunque algún que otro hombre se animó a acudir al evento.

Profesionales

Huelva explica a este diario que lo que quieren transmitir las dos profesionales es una realidad aplastante, y es que “lo que se ha hecho toda la vida de las dietas no funciona, solo a corto plazo, pero no salen rentables a largo plazo”, matiza. Aparte de hacer cambios en la forma de comer, la nutricionista incide en que hay otros muchos aspectos que influyen en una persona, como es “la relación con la comida”.

Huelva es clara al afirmar que “un nutricionista no está formado para ello” y de ahí surge una nueva demanda a la que ya se le ha dado respuesta profesional, a través de la psiconutrición. “Es una nueva forma de trabajar, de forma interdisciplinar”, añade, para dar respuesta a una buena terapia o tratamiento para la persona que lo necesite.

Al respecto, Ortiz también refiere que “la comida es un acto social, influido por muchas variables”, como es la tradición asentada en la sociedad de celebrar cualquier evento con un encuentro gastronómico, hecho que no ha pasado desapercibido para la industria alimentaria, que se hace cargo de esa situación y le saca todo el jugo que puede.

“Desde el ámbito de la psicología nos venimos dando cuenta que muchas personas tienen muchos problemas de relación con la comida”, comenta Ortiz. La psicóloga explica que hay muchos pacientes que inician una dieta de pérdida de peso y “de repente hay un bloqueo y no saben qué pasa”, entonces es cuando aparece la ansiedad por la comida, los atracones y otros posibles trastornos de la conducta alimentaria.

Todo ello viene a poner en evidencia que la problemática “no es la comida en sí, sino todo lo que hay detrás”, enfatiza Ortiz, como el estrés, conflictos familiares u otros factores. La psicóloga también apunta que no todo el que va a un nutricionista necesita ayuda psicológica, depende de cada caso.

Sobre los trastornos alimentarios, Huelva matiza que no hay que hablar de casos extremos como anorexia y bulimia para referirse a ellos. “El simple hecho de sentir culpa cuando comes un producto que sabes que no es lo más aconsejable ya indica que hay mucho que estudiar”, explica. Para Huelva hay que llegar al fondo y saber por qué aparece esa culpa, para que desde una vida saludable se pueda conseguir la pérdida de peso.

Una de las expertas Una de las expertas

Una de las expertas / Amelia Uceda (Huelva)

La nutricionista apunta también que, a veces, esta mala relación no se da en personas con peso elevado, sino con un rango normal. “Lo que buscamos es instaurar hábitos saludables”, señala.

Por su parte, Ortiz comenta que lo que intentan transmitir es que las personas sean conscientes de que su problema no es con la comida en sí, sino que hay muchas cosas detrás, “y no sólo es responsabilidad suya porque vivimos en un ambiente obesogénico” advierte Ortiz, del que las empresas se han dado cuenta, potenciando productos light o sustitutivos de comida que no valen a largo plazo, ni solucionan el problema de la persona.

Lo primero es buscar unos alimentos saludables y, para ello, las dos expertas en psiconutrición, enfocan el taller a empoderar a las personas para que sepan qué comen y qué ofrece el supermercado.

La información se convierte en una herramienta fundamental para empezar a relacionarse con la comida de una forma sana, tal y como explican las dos jóvenes profesionales. De todo ello versaron las dos sesiones de un taller que ha tenido un gran éxito de convocatoria y que, a buen seguro, facilitará herramientas para la salud de todos los asistentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios