Huelva

La Virgen del Carmen se adentra en la mar

  • La Patrona de los Marineros sale en procesión en distintas localidades onubenses

La Virgen del Carmen en Punta Umbría La Virgen del Carmen en Punta Umbría

La Virgen del Carmen en Punta Umbría / Jordi Landero (Huelva)

La Virgen más marinera se echó ayer a la calle, y en muchos casos a la mar, coincidiendo con la onomástica del Carmen. Un año más fueron numerosos los puntos de la geografía provincial, especialmente en el litoral, donde vecinos y miles de visitantes mostraron su devoción hacia la Patrona de los Marineros, participando de forma masiva en los distintos cultos y procesiones celebrados en su honor.

Por tierra, en barco, a orillas del Atlántico, o en diferentes puertos pesqueros, la imagen de la venerada Virgen del Carmen volvió a brillar con luz propia, y a guiar los más íntimos sentimientos de las gentes del mar en un día radiante que, como todos los años, marca en cierta manera el verdadero inicio del verano. En la jornada de ayer el calor se entremezcló con el fervor, y los cohetes con las sirenas de las embarcaciones pesqueras en todo el litoral onubense.

Punta Umbría

En Punta Umbría la Patrona de los Marineros procesionó por las principales calles de la localidad, así como por la playa urbana, repitiéndose en este punto una de las estampas más coloridas del verano onubense con la imagen de la Virgen envuelta en salitre, espuma de mar y devoción marinera justo a la hora en que el sol entra en contacto con el horizonte para iniciar el ocaso.

Precisamente para dar más vistosidad a este momento la salida de la procesión puntaumbrieña desde la parroquia de Santa María del Mar fue adelantada ayer media hora por la hermandad con respecto a años anteriores, iniciándose a las cinco y media de la tarde.

La Patrona y Alcaldesa Perpetua fue una vez más arropada por cientos de puntaumbrieños y turistas, que no se separaron de ella durante su vistoso paseo por la orilla, y en general en ningún momento de su extenso recorrido por la localidad costera.

Además, el recorrido estrenó las banderolas que, a modo de caídas y elaboradas por miembros de la hermandad, fueron colocadas tanto en el campanario de Santa María del Mar, como en la casa de la hermandad carmelita. En ellas, donde se reflejaba el escudo y el nombre de la propia corporación puntaumbrieña, podía leerse el lema Luz y guía.

Para Salud Fernández, presidenta de la Hermandad del Carmen de Punta Umbría desde el pasado mes de enero, y que, por tanto, se estrenó ayer en el cargo, el día de ayer fue “muy especial” puesto que lo estaba viviendo de forma “muy distinta” que ediciones anteriores, pese a que con anterioridad ha ocupado el cargo de vicepresidenta en la junta de gobierno y a que tanto ella, como toda su familia, siempre han estado muy vinculados a la Virgen del Carmen de Punta Umbría.

De hecho, apostilló, “mi padre, Manolo Fernández, fue capataz del paso de la Virgen durante cincuenta años, y una de mis hijas, Rocío Núñez Fernández, es este año la hermana mayor”.

El recorrido no sufrió variaciones con respecto al de ediciones anteriores y se inició después de la tradicional misa marinera. Durante el mismo se sucedieron, en varios puntos, sonoras y emotivas pitadas protagonizadas por las sirenas de los barcos, así como distintas ofrendas florales.

Otro de los puntos de interés, por su vistosidad y por la cantidad de devotos que volvieron a congregarse en las inmediaciones, fue el paso de la Virgen por la cuesta del Carmen, tras la cual la imagen llegó por fin a la playa para recibir su baño en las aguas puntaumbrieñas, con el lanzamiento de una corona de flores al mar en memoria de todos los marineros fallecidos.

La comitiva prosiguió por la calle Ribera hasta la Avenida del Océano y, tras pasar Altair, en la estatua del marinero, tuvo lugar otra ofrenda de flores antes de llegar al Ayuntamiento, desde donde vecinos y visitantes arroparon a la Virgen hasta la Avenida de Andalucía, con paradas en el edificio Consistorial y la calle Ancha.

Terminó el paseo por las calles en la Cuesta de los Dolores para entrar finalmente en la capilla de Lourdes, donde permanecerá la imagen de la Virgen hasta el próximo 15 de agosto, cuando será devuelta en procesión hasta su templo habitual.

Isla Cristina

En otra de las localidades marineras por excelencia de la provincia onubense, Isla Cristina, la procesión del Carmen volvió a vivirse también de forma muy emotiva, destacando sobre todo el regreso a su recorrido tradicional tras los cambios del año pasado, obligados por las obras que se estaban ejecutando en el puerto pesquero del municipio.

Por otra parte, tanto la Virgen como el Niño estrenaron dos escapularios bordados en oro donados por Francisco José Zamudio, hermano mayor de la Hermandad del Cautivo y la Paz de Isla Cristina, y vestidor de la Virgen del Carmen de dicha localidad.

La Virgen del Carmen durante su procesión marítima. La Virgen del Carmen durante su procesión marítima.

La Virgen del Carmen durante su procesión marítima. / Jordi Landero (Huelva)

Destacar el espectacular exorno floral a base de motivos marineros que también se ha estrenado este año, y el tradicional acompañamiento musical del recorrido procesional a cargo de la Banda de Música Virgen de las Mercedes de Bollullos Par del Condado.

La Virgen del Carmen procesionó con luz propia tanto a hombros de los marineros locales, como surcando las aguas de la ría Carreras a bordo de una embarcación de pesca, concretamente este año la misma de la pasada edición, el Ze Rosa.

Como es habitual fueron cientos los isleños que mostraron su intensa devoción hacia la Patrona de los Marineros durante todo el vistoso recorrido, que además sirvió como colofón y cierre a las fiestas en las que en su honor ha estado inmersa la localidad desde la pasada semana.

Una fiesta que en el plano religioso vivió también uno de sus momentos más importantes durante la ofrenda de flores a la Patrona de los marineros, que se celebró en la tarde del lunes, en la que cientos de isleños mostraron su devoción hacia la Virgen Marinera.

La mañana de ayer martes estuvo marcada por la función principal que en honor de la Santísima Virgen se ofició en la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, a la que prosiguió el tradicional homenaje al marinero, que este año ha recaído en Francisco Cayuela García y que como es tradicional organizó la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora del Carmen.

La jornada, y en definitiva las fiestas, concluyeron con la vistosa procesión de la Virgen del Carmen por las calles de la localidad y por la ría Carreras, que vivió uno de sus momentos más emotivos en el encuentro que una edición más protagonizaron en el puerto pesquero de Punta del Moral (Ayamonte) las imágenes carmelitas de Isla Cristina y de dicha barriada marinera fronteriza.

Entre tanto, los isleños han disfrutado de cinco días de fiesta marcados por numerosos actos deportivos y lúdicos, que han girado principalmente en torno al Recinto Ferial El Carmen, centro neurálgico de la fiesta.Este año la hermandad isleña ha homenajeado a su hermano más antiguo, Victoriano Core Pérez, que pertenece a la hermandad desde 1960 y quien tiene el honor de ser uno de los costaleros que sacaron a hombros a la Virgen por primera vez.

Los actos en honor a la Patrona de los Marineros no se cerraron ayer definitivamente en Isla Cristina ya que, según destacó a Huelva Información el presidente de la Hermandad, José Antonio Cárdenas, próximamente “vamos a inaugurar en la casa de la hermandad, que recientemente ha sido objeto de unas importantes obras de mantenimiento, una capilla que albergará una pequeña imagen de la Virgen que ha sido donada por una familia sevillana. Dicha capilla permanecerá siempre abierta a la visita de los marineros, o de cualquier devoto que quiera visitar a la Virgen del Carmen”, apostilló.

Lepe

En Lepe los festejos en honor a la Virgen del Carmen se están celebrando estos días por partida doble. Por una parte en torno a la Capilla del Carmen de la barriada de La Pendola, en Lepe, lo cual se desarrolló el pasado fin de semana; y por otra en el núcleo costero de La Antilla.

En este punto el protagonismo fue ayer para la barriada de pescadores, donde un año más destacó a media mañana la salida de la Patrona de los Marineros en barco por la playa lepera, así como ya por la tarde la vistosa procesión por las calles del barrio.

San Juan

Para San Juan del Puerto, la festividad de la Virgen del Carmen no es un día cualquiera. Es fiesta local. La fidelidad hacia la reina de los marineros es algo ancestral. Una devoción que ayer cumplió 490 años, los que han transcurrido desde que se levantara el convento de su orden.

El recorrido de esta talla anónima en su trono de plata por las calles sanjuaneras contuvo la emoción de cada 16 de julio. Mismos escenarios, pero nuevos sentimientos. Especiales fueron las imágenes captadas durante la quema de fuegos artificiales al paso por la Plaza de la Marina y el encendido de bengalas multicolor en algunos rincones de la procesión.

Aunque el momento álgido de las fiestas fue el descubrimiento de una placa al paso de la Virgen por el Convento del Carmen, conmemorando la efemérides de la pasión por la Patrona: Casi cinco siglos. Desde que en 1529 la orden carmelitana levantara en San Juan un convento e iglesia por los que sus distintas generaciones fueron venerando a su imagen, la localidad se siente más que orgullosa de esta devoción mariana a la que continua rindiéndole culto.

La imagen partió al encuentro con sus vecinos tras la misa pontifical, bajo los sones de la Banda de Música Villa de San Juan. Visitó parte del municipio y en la puerta del Ayuntamiento, momentos antes de su recogida, se le cantó la Salve.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios