lasrecetas

Setas de cardo: Pleurotus eryngii

Setas de cardo: Pleurotus eryngii Setas de cardo: Pleurotus eryngii

Setas de cardo: Pleurotus eryngii

Estamos ante una seta exquisita frecuente en el sur de nuestra provincia y que presenta una particularidad, es una seta cultivable aunque en nuestra provincia no conozco su cultivo, pero sí su consumo, por ello la incluyo entre los productos de nuestra gastronomía; pasa como con el bacalao, no lo producimos pero tiene una variedad de recetas en nuestra cocina incomparable, extensa y exquisita.

Por cierto, tiene otra particularidad y es que en casi todo el año, debido a que se cultiva, la encontramos en las estanterías del supermercado cercano a casa así que cuando me apetecen unas setas no tengo que recurrir a los champiñones. ¡También tenemos setas de cardo y de chopo!

Tiene un sombrero con un diámetro que está entre cuatro y diez centímetros, su color oscila entre el siena y el marrón oscuro, convexo al principio y después abovedado aplanado con una depresión en el centro, borde delgado al principio, después redondeado.

Su cutícula es gruesa, separable con facilidad y un poco escamosa.

Sus láminas son blancas, después grises a marrón claro, levemente apretadas, desiguales, decurrentes y con múltiples laminillas; sus esporas son blancas compactas y elípticas.

Su pie es compacto, firme al principio y blanco, después gris amarronado sucio, generalmente excéntrico. Aunque las hay con el pie central, la carne del pie es mas dura y compacta. Su carne es compacta blanca, flexible de sabor muy agradable y olor casi inexistente más carnosa en el sombrero y leñosa en el pie.

Se encuentra en otoño sobre todo si es lluvioso y con temperaturas suaves en las raíces de los cardos en lugares diversos, en las lomas, cerca de los caminos y en los cardos cercanos a las playas y regiones litorales. En Isla Cristina en los bordes de las áreas de esteros los podemos encontrar antes de llegar a los pinares.

Son comestibles, excelentes y mas frecuentes en los pueblos de la meseta, aunque como digo se pueden cultivar en ciertas circunstancias.

Se deben de recolectar con navaja y cortando el pie, pues en la base se encuentra su micelio necesario para que se reproduzca con posterioridad.

Se pueden confundir con otras setas, también comestibles, como las setas de caña Pleurotus nebrodensiis más carnosa y pálida. Y las seta de ostra Pleuretos ostreatus, muy rica en selenio.

Su cocina fundamentalmente es:

-Crudas: carpachos.

-Marinadas: en salsa de ajo aceite.

-Calderetas: conejo campero con setas de cardo.

-Tortillas: de setas de cardo con jamón.

-Plancha: a la plancha con ajo y aceite.

-Guisos: garbanzos con setas y morcilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios