lasrecetas

Níscalos: Lactarius deliciosus

Níscalos: Lactarius deliciosus Níscalos: Lactarius deliciosus

Níscalos: Lactarius deliciosus / Canasto de níscalos.

Aesta seta se la denomina también pinatel, dado que su hábitat es en bosques de coníferas generalmente pinares, es de donde viene su denominación de pinatel.

También se denominan robellones, por su color rojizo (del latín rovelló rojo) aunque en nuestra provincia es el níscalo o nízcalo.

Estamos ante una seta muy abundante (quizás la mas abundante) en los pinares de toda la provincia de Huelva, recuerdo con deleite que en su época, en Riotinto donde he vivido media vida, eran abundantísimos en los pinares de detrás de nuestra casa; vamos, en los pinares que componían nuestro jardín en la barriada de los Cantos.

Tal era su abundancia que solo los recogían cuando se iban a consumir, pues hasta los años ochenta no empezaron a recolectarlos para venderlos a compradores catalanes y no era necesario hacer aprovisionamiento.

Hoy los que consumimos son de los pinares de Cartaya, donde su abundancia es magnífica y su calidad óptima.

Es una seta con un sombrero que oscila entre los diez y los quince centímetros, de color anaranjado o rojo anaranjado, con círculos concéntricos más oscuros, a veces deprimidos en el centro con sus bordes enrollados hacia abajo, que después pueden aplanarse. Cuando reciben golpes se oxidan y en el lugar golpeado salen manchas verdes.

Su pie es cilíndrico, anaranjado, un poco más atenuado en la base, hueco con manchas en hoyos coloreados mas rojizos. Pueden tener marcas por las que dicen que "están mordidas".

Sus láminas son amarillas, anaranjadas a rojizas, desiguales, apretadas, decurrentes y a veces con manchas verdosas.

Sus esporas son blancas, algo carnosas, redondeadas, a veces algo elípticas, que se desprenden al ser recolectadas, por lo que es bueno recogerlas con un canasto para que vuelvan al suelo y así tengamos mas setas al año siguiente. Su carne es dura, compacta, de color blanco amarillento y en el centro rojiza y zanahoria hacia el exterior, su olor agradable y sabor característico. Al cortarlas sueltan un látex de color butano que en contacto con el aire se vuelve cardenillo.

Su recolección comienza a finales de verano y principios del otoño (con las primeras lluvias) y se dan en prácticamente todos los pinares de la provincia, aunque hoy día tenemos un problema de tipo ecológico, con la sobre explotación y las bolsas de plástico que impiden que las esporas vuelvan a la tierra. Por ello siempre se han de recoger con una cesta de caña o mimbre.

Su comestibilidad es magnífica, especialmente exquisitos los ejemplares jóvenes porque su carne es menos recia y más olorosa.

Es una seta inconfundible, por lo que no presenta problemas de toxicidad al confundirlas con otras similares tan comestibles como ellas, como son:

Lactarius sanguifluus con un látex mucho mas rojo sangre.

Lactarius semisanguifluus con un látex mucho mas rojo sangre y sus láminas mucho mas verdes.

Lactarius salmonicolor de látex anaranjado y la seta es anaranjada sin manchas verdes.

Lactarius piperitus de sabor muy picante

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios