Las recetas

Mero: 'Epinephelus marginatus'

Mero: 'Epinephelus marginatus' Mero: 'Epinephelus marginatus'

Mero: 'Epinephelus marginatus'

En los años cincuenta del siglo pasado bajábamos en el verano a la playa a pasar las vacaciones, concretamente a Punta Umbría y teníamos el privilegio de comer pescados magníficos, unos mas conocidos y otros que solo los encontrábamos en su mercado.

Entre ellos se encontraban, algunas veces, unos meros magníficos que nuestra madre compraba indefectiblemente.

Los preparaba casi siempre a la plancha o como cazuela y nuestro padre a la hora de comerlos decía: “De la mar el mero y de la tierra el carnero”.

Se trata de un pez perciforme, de aspecto robusto, macizo, con escamas en forma de peine en su cuerpo y redondeadas en la cabeza que es grande, ojos globosos y boca con inmensas mandíbulas, dientes pequeños muy firmes, sus aletas son muy potentes, tiene una sola aleta dorsal, una añal y dos pectorales. La aleta caudal es redondeada y muy potente lo que le da gran velocidad y movilidad.

Su color es marrón una veces tirando a gris oscuro y otras a rojizo, con manchas amarillentas en su flanco, y amarillenta en la zona ventral. Su aleta dorsal tiene ribetes anaranjados y su aleta ventral es amarillenta: su envergadura está entre los dos y tres palmos, con un peso que no supera los cinco kilos, aunque hay especímenes de un metro y cuarenta kilos.

Su hábitat es nectobentónico litoral, entre los cinco y los cuatrocientos metros, es una especie sedentaria muy territorial que prefiere fondos arenosos con fanerógamas marinas o rocosos con cuevas y cavidades.

Son hermafroditas, alcanzan su madurez sexual a los cinco años como hembras y a los diez años se transforman en machos, se reproduce en verano y sus huevas son pelágicas.

Su alimentación es a base de pescados, crustáceos y moluscos, tiene una carne semigrasa con 3,5% de grasa, 18% de proteínas y cien kilocalorías a los cien gramos; son ricos en ácidos grasos poliinsaturados, omega 3 y omega 6 por lo que son muy aptos para dietas cardiosaludables. Esto hace que tengan una carne muy apreciada.

Su pesca es con enmalle, arrastre, palangre y anzuelo, también es una pieza muy buscada por los pescadores deportivos y submarinos.

Su comercialización es fundamentalmente en los mercados del interior, sobre todo en los mercados de Madrid donde es muy apreciado y pueden pagar el precio que alcanza en dichos mercados, aquí en la Costa de Huelva lo encontramos cuando hay mucha pesca o cuando solo se capturan unos cuantos y no salen al mercado exterior.

En el mercado alcanza un precio elevado con respecto a otros peces como pueden ser: emperador, marrajos, borriquetes o chernas, pescados exquisitos que se venden a un precio inferior.

Su cocina es muy variada: –Asados en espetón.–Cocido con mayonesa.–Al horno sobre lecho de patatas.–Estofado con guisantes–Mechado con culantro al grill.–A la plancha como Juanito Coronel.–Mero frito a la romana.–Mero en amarillo con patatas.

Mero a la crema

Ingredientes (4 personas)

Tres cuartos de kilo de rodajas de mero /una cucharada de almendras /nuez y media de mantequilla /dos cucharadas de harina /un vaso de leche /la yema de un huevo /sal y pimienta

Se limpian las rodajas de piel y espinas, se sacan los medallones, se llevan al horno en una fuente engrasada y se hornean cinco minutos.

Se liga el caldo que suelten con la mantequilla, la harina, la leche y sal. Se prepara una bechamel, cuando enfríe un poco se le une una yema de huevo. Se cubren los medallones con la salsa y se vuelven al horno diez minutos, se espolvorea con almendra molida y se sirve.

Después de espolvorear con almendra se le puede añadir una chispa de mantequilla por encima y gratinar. Personalmente prefiero el plato sin gratinar, se hace demasiado el pescado para mi gusto.

Cazuela de mero

Ingredientes (4 personas)

Un kilo de mero /una cebolla /dos dientes de ajo /un tomate /una lata pequeña de tomate /una lata de espárragos /un huevo duro /seis cucharadas de aceite /un vaso de vino fino /sal y pimienta

En una cazuela de barro se prepara un sofrito con la cebolla picada, el ajo cortado en láminas y el tomate picado sin piel ni pepitas. Cuando poche se colocan las presas de mero, los guisantes y los espárragos. Se salpimienta, se riega con el vino, se cuece cinco minutos y se sirve.

Receta recogida en Ayamonte (Huelva).

Empanada de mero y cantarelos

Ingredientes (4 personas)

Un cuarto de kilo de cantarelos /tres cuartos de kilo de rodajas de mero /tres vasos de leche Ideal /una hoja de hojaldre /un sobre de puré de patata /un vaso de bechamel /un vaso de leche /una nuez de mantequilla /una cebolla /aceite /sal y pimienta

Se corta la cebolla en aros y se confita en una sartén con aceite sin que este llegue a hervir, se saca, se escurre y se reserva. Se trabaja un puré de patata con el sobre, la leche, la mantequilla y una pizca de sal siguiendo las instrucciones del fabricante impresas en el paquete, se reserva.

Se limpian las rodajas de mero de piel y espinas, se sacan los medallones y se llevan a una fuente de horno engrasada con una base de cantarelos limpios picados, se cubren con la leche Ideal y se salpimienta; se lleva al horno a ciento ochenta grados veinte minutos, se saca y se reserva.

Se forra un molde para empanadas con la hoja de hojaldre, se cubre con la cebolla confitada, se reparten el mero y los cantarelos, se cubre con bechamel, se cierra con puré de patata, se riega con mantequilla derretida y se lleva al horno a ciento ochenta grados veinte minutos, se saca y se sirve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios