Toros

'Yo también quiero ser torero...'

  • Cerca de 3.000 personas acudieron a la Maestranza sevillana en una ‘Jornada de Puertas Abiertas’ en la que el público pudo torear de salón y hasta subirse a un caballo de picar.

Comentarios 4

Había ganas por alcanzar el albero. La Puerta del Príncipe estaba ya abarrotada momentos antes de que comenzara una nueva Jornada de Puertas Abiertas que se desarrolló a lo largo de toda la tarde de ayer. Una apuesta por la difusión de la Fiesta en la que el personal pisa el ruedo y puede tomar capote y muleta y hasta subirse al caballo de picar.

Hay quien sueña y se gusta en lances y muletazos y sale diciendo aquello de Yo también quiero ser torero. Porque había personas de todas las edades y está claro, por tanto, que había donde elegir si nos atenemos al recuento que ofreció la organización. Fueron unas 3.000 personas las que lidiaron el ruedo de la plaza de toros de Sevilla a lo largo de una tarde espléndida. Una jornada que puso un broche de oro a las actividades de promoción y difusión puestas en marcha por la empresa Pagés, con la colaboración de la Fundación Cajasol, durante los meses previos al inicio de la temporada de toros en Sevilla.

El segundo día del Taller de Tauromaquia, que tuvo una sesión previa el pasado miércoles, con la visita de cerca de mil escolares y universitarios, cumplió con su objetivo de que miles de sevillanos y gente llegada desde otros puntos de la geografía del toro pudieran torear de salón en el ruedo de la plaza de toros de Sevilla. Si había dudas de cómo manejar los trastos, allí se encontraban profesionales y alevines del toreo para ayudar.

Después de las actividades de Toreo en la calle celebradas en el Parque de la Buhaira y en la Plaza de España llegó el momento de pisar el albero maestrante y poder sentirse torero en la plaza de toros de Sevilla. Fue un día para el recuerdo de niños, jóvenes y mayores.

Aficionados de todas las edades acudieron a la cita, llenando el ruedo y participando de forma activa en las distintas zonas donde se explicaban y practicaban las suertes del toreo, incluida la de varas, que registró colas con la intención de subirse a uno de los dos caballos de picar preparados para simular el primer tercio.

Asimismo, se dieron cita varias de las escuelas taurinas de la provincia de Sevilla, como Sevilla-Amate, La Algaba, Sevilla y Camas, que se unieron en el ruedo de la Maestranza para compartir también una interesante tarde de entrenamiento y de enseñanza.

Este último Taller de Tauromaquia, coordinado por Toromedia, estuvo  dirigido por el matador de toros Eduardo Dávila Miura y su equipo del Club de Aficionados Prácticos. El diestro explicaba: “Acercar el toreo a la gente y a un lugar como el ruedo de la plaza de toros de Sevilla es una gran iniciativa de Pagés. Todos los valores positivos y la educación que puede recibir un niño se encuentran en el mundo del toro”.

La Empresa Pagés y la Fundación Cajasol han realizado una amplia programación cultural que ha acercado el toro a la afición de la ciudad antes del inicio del ciclo continuado en la plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla que comenzará mañana. Estas actividades se cerrarán hoy con una visita a la ganadería de Fuente Ymbro en la que participarán 40 abonados y seguidores de las redes sociales de la citada empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios