HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

rodrigo molina. novillero

"El debut es una oportunidad que no puedo dejar escapar"

  • El diestro sevillano se estrena con picadores mañana en la plaza de toros de Espartinas en un festejo a beneficio de la Fundación Alalá

Rodrigo Molina, en la presentación del cartel de Espartinas en la Venta de Antequera de Sevilla. Rodrigo Molina, en la presentación del cartel de Espartinas en la Venta de Antequera de Sevilla.

Rodrigo Molina, en la presentación del cartel de Espartinas en la Venta de Antequera de Sevilla. / juan carlos vázquez

El novillero Rodrigo Molina (Sevilla, 1997) ascenderá de escalafón mañana, 28 de febrero, Día de Andalucía, en la plaza de toros de Espartinas. El torero, tras sumar diecinueve novilladas sin picadores, se estrenará con los del castoreño en un festejo a beneficio de la Fundación Alalá, en el que alternará con otros dos sevillanos, Rafael Serna y Fernando Navarro, lidiando astados de Carlos Núñez. Rodrigo es el primer eslabón en una familia histórica de la ganadería de lidia. Uno de sus abuelos es Federico Molina. Uno de sus tíos, Federico Molina Montes, de quien afirma que le ayuda en su faceta como torero, es representante de Villamarta, que pasta en la finca Las Casitas, en tierras onubenses. Y otro tío suyo es Rafael Molina Candau, representante de El Parralejo.

-Rodrigo, ¿qué representa este paso de escalafón?

En mayo vuelvo a la Maestranza, ya con picadores. Es una ilusión y espero sentirme menos presionado"Me gustan mucho los toreros antiguos. Manolete, Belmonte, Pepín Martín Vázquez y Manolo Martínez"

-El debut con picadores siempre es un día marcado, de gran importancia y para mí es una oportunidad que no puedo dejar escapar.

-¿Qué le parece el cartel de su estreno con picadores?

-Es un cartel muy bonito. A pesar del compañerismo, habrá rivalidad en el ruedo. Con Fernando Navarro he toreado en La Puebla del Río y en Alcalá del Río y con Rafa será la primera vez. Será un privilegio debutar con esta ganadería, que han toreado las figuras. He toreado añojas de Carlos Núñez en el campo.

-¿Y cómo llega a este debut con caballos?

-Con mucha ilusión. Estoy preparado, me veo en un buen momento. Tengo muchas ganas y es el momento de dar el salto de escalafón.

-¿Cuántos festejos ha sumado y en qué certámenes ha destacado?

-Esta temporada pasada he toreado quince y anteriormente cuatro. He sido triunfador de El Espárrago de Oro de San Adrián el año pasado, y del Bolsín de La Rioja, y quedé segundo en Ledesma.

-Ha toreado pocas novilladas...

-Tengo mucha suerte porque he hecho mucho campo. He toreado novillos utreros e incluso algún toro.

-¿Qué es lo que ha aprendido en este corto recorrido?

-Ante todo querer ser torero y aprender cada tarde. Estoy luchando por ello y cada vez van saliendo las cosas. Cada novillada vas aprendiendo y madurando.

-¿Qué ha sido lo más duro en estos comienzos?

-Afortunadamente, no he visto percances. Para mí, los fracasos es lo más duro con lo que me he encontrado y te enseñan a que hay que seguir hacia adelante. Hay que entrenar mucho para que no lleguen.

-Después de Espartinas, ¿qué otros contratos tiene?

-En mayo vuelvo a la Maestranza -junto a Santana Claros y Lagartijo, con novillos de Villamarta, el 28 de mayo-. Es una ilusión y espero sentirme menos presionado, con más tranquilidad. Nunca he toreado junto a estos compañeros y la ganadería la conozco bien. Después de Sevilla, no hay contratos cerrados.

-El año pasado dio una vuelta al ruedo en la Maestranza en el certamen de promoción ¿Cómo lo vivió y qué supuso para usted?

-Lo viví sin haber toreado mucho. Llevaba únicamente tres novilladas sin picadores. Y salí con un poco de responsabilidad y presionado. No salió como quería, aunque tampoco fue mal. Fueron sensaciones indescriptibles.

-¿Qué le impresionó más?

-La plaza en sí, el albero, el mirar los arcos desde el ruedo... la gente... había mucho público. Te llenas de satisfacción.

-¿Cómo fue su actuación?

-No como preveía, pero no salió la cosa mal. Fue una actuación digna y creo que la gente salió con buen sabor de boca.

-¿Qué destacaría del año pasado?

-La faena que hice en El Puerto de Santa María, donde corté dos orejas a un novillo. Desde entonces he evolucionado y puedo estar mejor.

-¿Ha pasado en sus comienzos por alguna Escuela taurina?

-Por la de Sevilla, donde tuve como maestros a Pauloba, Pepe Luis Vargas y Curro Sierra y por la de Lucena, donde el profesor era Ángel Luis Carmona.

-¿Y ahora?

-Desde finales de 2015 estoy con Emilio Rivero, quien me ha enseñado mucho, con el que entreno a diario y quien me apodera.

-¿Qué toreros tiene como referentes?

-Me gustan mucho los toreros antiguos. Manolete, Belmonte, Pepín Martín Vázquez y Manolo Martínez.

-Su toreo.

-Intento torear despacio, llevar al toro embebido y sentirme mucho. Creo en el toreo de sentimiento, en torear con el alma.

-Su objetivo.

-Quiero llegar a lo más alto del toreo. Para eso hay que mejorar cada tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios