Toros

El algabeño José Manuel Soto pierde una pierna por un terrible percance

Soto, en su homenaje en La Algaba. Soto, en su homenaje en La Algaba.

Soto, en su homenaje en La Algaba. / juan carlos muñoz

Dentro de este año sombrío, durísimo, crudo, además de las citadas tragedias mortales, la temporada ha deparado percances gravísimos, especialmente el del banderillero algabeño José Manuel Soto, de 38 años, quien vio como su vida se truncaba por una cogida terrible que sufrió el 20 de agosto en Peal de Becerro (Jaén), tras la que le amputaron la pierna izquierda seis días después. Un año en el que el matador de toros gerenense Manuel Escribano sufrió una cornada gravísima en la pierna derecha el 25 de junio en Alicante y de la que todavía convalece.

José Manuel Soto fue alumno de la Escuela Taurina de La Algaba, cuando la dirigía Luis Arenas. En la temporada 2001 debutó sin picadores en la Maestranza, en las novilladas nocturnas de promoción. Posteriormente, en 2003, debutó con caballos en su pueblo, acartelado junto a Miguel Ángel León, Daniel Soto y Esaú Fernández. Tras un tiempo apartado de los ruedos, retornó como banderillero y cuando despegaba en esta nueva etapa sufrió el gravísimo percance, quedándose con la espina clavada de no haber podido debutar como banderillero en la plaza de Sevilla. El pasado 29 de octubre, en la recoleta plaza de toros de La Algaba, se le rindió un homenaje en un festival que culminó con su salida a hombros de sus compañeros.

También hubo otros muchos percances, afortunadamente sin alcanzar la dureza de los rememorados, que han marcado, desgraciadamente, esta temporada 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios