Puerta Grande

El Rey: "Tenemos que defender la fiesta"

  • Don Juan Carlos disfrutó con su hija Elena y su nieta Victoria Federica del regreso de José Tomás. Entre el público había muchas caras conocidas de las finanzas, la música, el vino, el deporte, el toro...

Comentarios 3

Don Juan Carlos tenía muy claro a lo que vino a Jerez. A disfrutar del regreso de José Tomás a los ruedos españoles. "Nosotros a divertirnos y los que quieran protestar, que protesten". El rey emérito entró en la plaza de toros por la puerta principal acompañado de su hija y su nieta, la infanta Elena y Victoria Federica, así como Álvaro Domecq, que salió a recibir a sus invitados -el Rey hizo noche en Los Alburejos-. A las puertas del coso de la calle Circo multitud de jerezanos recibieron a Don Juan Carlos con vivas y aplausos. De fondo sonaban algunas sirenas de la protesta antitaurina. "No hay mucha gente, ¿no?", preguntó la infanta Elena acerca de la protesta, mientras Don Juan Carlos, en declaraciones a este medio, comentó: "Hay que defender la fiesta; lo que pasa es que a los que nos gusta no estamos unidos".

Momentos antes de acceder a su asiento en barrera, y después de estrechar la mano y hacerse fotos con algunos aficionados ya dentro de la plaza, el Rey auguró una buena tarde de toros y "con muchos triunfos". Su presagio se hizo realidad y su cara lo expresaba con un a sonrisa amplia a su salida de la plaza, donde saludó a los tres diestros, Juan José Padilla, José Tomás y José María Manzanares, poco después de salir a hombros junto al mayoral de Cuvillo por la puerta grande.

El Monarca arrancó la primera ovación de un público entregado a la causa y entre el que había muchas caras conocidas, gente de la política, las finanzas, del deporte, del mundo del toro, del mundo del vino... Antes de abandonar la plaza, Don Juan Carlos manifestó: "He disfrutado mucho y José Tomás ha estado muy bien. Me ha encantado volver a estar tierra en la que me tratan muy bien".

Muy cerca del Rey se sentó Joaquín Sabina, buen amigo de José Tomás, que también cuenta entre sus amistades con José Ramón de la Morena, quien siguió la corrida con mucho interés desde un palco. El periodista deportivo atendió amablemente a este medio después de la faena de su amigo José Tomás al segundo de la tarde, el primero de su lote al que cortó dos orejas y rabo, que desató la apoteosis. "He leído en Twitter que la capilla Sixtina del toreo está en Jerez y estoy totalmente de acuerdo. No soy objetivo, ni entendido, soy un periodista deportivo que tiene emociones y esto es arte, te gusta o no".

Emocionado por la gran faena que acababa de cuajar José Tomás, De la Morena explicó que "el mundo de los toros forma parte de mi infancia y yo no soy ningún capitán trueno de la fiesta, pero tengo emociones y eso es lo que define el toreo, más si hablamos de José Tomás, que nunca hace trampas en nada y para el que la pureza es ley, es su forma de entender la vida".

José Ramón de la Morena ha aprovechado su estancia en Jerez, durante la que ha estado acompañado, entre otros, del ganadero y presidente de Asaja-Cádiz, Manuel Vázquez Gavira, para conocer también la Feria del Caballo, de la que disfrutó en la jornada del viernes y también ayer, quedando encantado, según sus palabras.

Junto al palco que ocupaba De la Morena, Fermín Bohórquez Domecq se mostraba encantado con el desarrollo de la corrida después de lidiarse los cuatro primeros toros de la tarde. "En una corrida de expectación ya ha habido tres toros extraordinarios con tres toreros de gran dimensión". Sobre el diestro de Galapagar, Bohórquez señaló "qué se puede decir de José Tomás. Sacar un olé antes de dar un muletazo muy pocos pueden y, con un toro excepcional, ha toreado genial".

Entre el público, entregado, también estaban los reconocidos bodegueros Álvaro Palacios, Peter Sisseck y Carlos del Río (Álvaro Palacios, Dominio de Pingus y Hacienda Monasterio). Los tres hablaron maravillas de José Tomás y de los vinos de Jerez, de los que son grandes enamorados. "Lo de José Tomás ha sido una maravilla, de una pureza impresionante. Una combinación de plástica, de oficio, técnica elevados a un nivel que lo hacen incomparable", expresó Palacios

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios