HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toros

Paquirri: “Me voy contento porque he disfrutado en esta plaza de ser torero”

  • Rivera, que se despidió de Sevilla, estuvo acompañado por muchos amigos que “sabían lo importante que era para mi vida” 

Y se despidió con una oreja. Así fue la forma en la que Francisco Rivera, Paquirri, decía adiós a la plaza de toros de la Maestranza tras una corrida en la que tuvo que compartir protagonismo con su hermano Cayetano, que también le cortó una oreja al último.

Francisco Rivera llegaba a la plaza casi sin poder hablar debido a la emoción. Era la última vez que se iba a vestir de luces y a realizar el paseillo en el coso baratillero. En ese momento, los sentimientos estaban a flor de piel. “Es la corrida de toros más importante del año y estoy muy emocionado” comentaba como podía con la voz entrecortada.

El paseillo lo realizó con una gran ovación de los tendidos que estaban entregados a la causa.Una vez que salió su primer toro, el mayor de los Rivera se marchó a la puerta de chiqueros para reibirlo a porta gayola haciendo una clara declaración de intenciones.

El toro no le acompañó en esta primera faena y Francisco se quedó sin animal muy pronto. “El toro no ha empujado casi nada. Venía y daba un tornillazo con la cabeza muy feo. Le ha faltado empujar en la muleta con los riñones. Es una pena porque el toro estaba bien hecho aunque si se llega a mover hubiese sido mucho mejor. Al final se ha venido abajo muy pronto y se ha quedado sin fuerzas” declaraba a los micrófonos de Toros TV.

Con el segundo toro, el cuarto de la tarde que le tocó en el sorteo, la suerte del diestro cambió radicalmente.

El astado le dio la posibilidad de templar el toreo y que el público congregado en la plaza, que mayoritariamente iban a ver la despedida de Paquirri del ruedo de Sevilla, pudiese disfrutar con los muletazos del torero, que también estuvo muy fino con las banderillas, al igual que hiciese con el primero.

Fue una despedida dulce, que terminó con un apéndice incluido. Una vez que concluyó con su última vuelta al ruedo vestido de luces, el torero aseguró que “ha sido una tarde muy especial y muy bonita. Por la cabeza se te pasan muchas cosas y muchos recuerdos, también de mi padre. Ha venido mi hija y muchos amigos de los de verdad porque sabían de la importancia y lo especial que era para mí este día en mi vida. Hoy se han mezclado muchas emociones y me voy contento porque he disfrutado de ser torero en esta plaza” sentenciaba el diestro.

Tras 8.044 días, Francisco Rivera Paquirri se despide de la plaza en la que tomó la alternativa, con Espartaco de padrino y Jesulín de Ubrique como testigo, un 23 de abril de 1995.

Cayetano cortó una oreja al segundo de su lote en una tarde para el recuerdo

Cayetano le brindó a su hermano Francisco el último toro de la tarde. Un astado al que le cortó la oreja en una faena de temple y raza a pesar de que el animal, de Daniel Ruiz, se quedó sin gasolina a las primeras de cambio. “La pena del toro es que se ha rajado muy pronto para poder cuajarlo mejor. Las cuatro o cinco embestidas que ha dado han sido templadas y me ha dejado disfrutar de mi toreo y de la afición de Sevilla” aseguraba el diestro.

Con el primero tuvo muchas menos posibilidades y el torero esgrimió que “ha sido imposible. Hace falta toro. Tenía buena calidad pero luego no tenía fuerza ni para aguantar una tanda entera”.Sobre las emociones vividas en la retirada de su hermano, Cayetano dijo que “es una de las tardes más especiales que voy a poder vivir de torero”.

El Juli dice adiós a la Feria con “rabia” por no triunfar

Julián López El Juli se marcha de la feria de abril con “rabia” por no haber podido triunfar en condiciones después de las dos corridas que ha lidiado en la Maestranza.El torero de Madrid aseguró que “en estas plazas, que son bonitas de torear, también se pasa muy mal porque hay mucha responsabilidad”.

Su primer toro fue “muy terroso. Suelto en la muleta y arrollón por el pitón izquierdo. Por el derecho he estado a gusto. Lástima que el toro estaba montado y no he podido matarlo bien”.El quinto, según El Juli, fue un toro “sin clase, brusco y sin ritmo”.Por último, el diestro dijo que se va “con rabia porque me encuentro en un momento muy bueno y no me ha embestido ni un toro en toda la feria para cuajarlo. Muchas veces no encuentras esas sensaciones y triunfas. El triunfo se me resiste” sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios