Toros

Morante: "El presidente de la plaza es un mal aficionado"

  • El de la Puebla, que banderilleó al último de su lote, aseguró que se va “con el deber cumplido y la conciencia muy tranquila

Monumental rajada de Morante de la Puebla tras matar al primer toro de la tarde y ver que la petición de oreja, que no fue mayoritaria por parte del público, no tuvo acuse de recibo por parte del presidente de la plaza que le negó el apéndice del astado de Núñez del Cuvillo.

El diestro de la Puebla, al terminar la faena y visiblemente enfadado, analizó al primer toro de la tarde. “Fue una faena difícil. El toro era enrazado y metía la cara hacia dentro algunas veces y otras por fuera. También me ha molestado el aire que hacía. Ha sido una faena de pundonor, de buscarle las vueltas al animal y de mucha entrega” comentaba el torero.

Con el capote, el toro “hizo cosas muy feas. Por el izquierdo lo veía más claro aunque se volvía del revés en algunos momentos”.

El primer toro de la tarde, decía el de la Puebla, “ha servido para romper el hielo. Uno está siempre con el sentimiento a flor de piel. La actuación con el primero ha sido muy redonda”.

Cuestionado sobre la parte del público, que fue mayoría, que no sacó el pañuelo blanco para concederle la oreja, el torero explicó que “estamos en Sevilla y aquí se exige. Yo soy de aquí y a mí no me lo ponen nada fácil. La reacción peor ha sido la del presidente de la plaza de la Maestranza, Fernando Fernández-Figueroa Guerrero, que debe de ser un mal aficionado a los toros y que está ahí puesto en la presidencia porque lo ha colocado la Junta de Andalucía” sentenciaba el torero en los micrófonos de Toros TV.

El cuarto toro de la tarde no dejó lugar a que Morante pudiese realizar su toreo y la mansedumbre del animal no le dio opciones para conseguir el premio. Para el recuerdo quedará el tercio de banderillas que el propio torero le colocó al animal. “Por fin he podido lograr algo que me había costado un mundo en mi pensamiento y que era banderillear un toro en la plaza de la Maestranza. Siempre he tenido esta ilusión aunque era más la de un amigo que ya no está con nosotros y que no ha podido verme nunca hacerlo. Lo he hecho por él y con esa intención” explicaba Morante.

Por último, Morante de la Puebla valoró su actuación en conjunto de las cuatro tardes que ha estado anunciado en esta Feria. “Yo creo que se me ha visto siempre una actitud buena. Una lástima que este último toro haya sido tan manso porque Sevilla no se lo merecía. Me quedo con el cariño del público y con la conciencia tranquila de haber dado todo en estas cuatro tardes que he estado anunciado. Me marcho con el deber cumplido” sentenciaba el torero.

Oreja para Talavante en su despedida de la Feria

Alejandro Talavante se marcha de la Feria con una oreja en su haber. El diestro extremeño estuvo acertado con el segundo toro de Núñez del Cuvillo y le cortó una oreja ante la petición por una parte mayoritaria del público. En esta ocasión, el presidente de la plaza sí atendió los deseos de los tendidos, que sin bañarse de blanco, que pedían el apéndice del animal.

El segundo toro de su lote no le dejó oportunidad al lucimiento y a intentar repetir la faena con el primero ya que el animal salió rajado desde el principio y sin clase alguna. Un animal que embestía descompuesto y sin transmisión alguna para el público que estaba expectante. Talavante, al ver que no iba a poder sacar nada de su último toro, decidió finalizar con la espada.

El diestro tendrá que esperar a la Feria de San Miguel para intentar volver a salir por la Puerta del Príncipe.

Mora: “Me voy contento y con la sensación de haber disfrutado”

Mala suerte con los aceros tuvo David Mora en esta decimoprimera de abono. El torero madrileño pinchó en su primer toro de la tarde tras una faena que dejó muy buenos momentos de toreo al natural. El segundo, que empezó en la muleta mejor que el primero, se rajó muy pronto y Mora volvió a fallar con la espada.

Con el tercero de la tarde, Mora aseguró que “el toro ha humillado bien aunque ha tenido momentos en los que la embestida era descontrolada. A estos toros hay que darle los pases por abajo y llevarlos muy largos. Este toro tenía su importancia porque es de los que tenía poder y a los que hay que poderle porque se te puede subir encima. Eso lo ha visto bien el público y la emoción la han podido palpar los aficionados. La gente ve que no cualquiera se puede poner delante de este toro” comentaba Mora tras terminar la faena y remataba diciendo que “ha sido una lástima el fallar con la espada. Uno se tira con fe hacia el toro pero son cosas que pasan”.

Del último de la tarde, el torero argumentó que “este toro ha durado muy poco. Cuando lo tenía enjaretado para que la faena durase con rotundidad, se ha rajado. Ha sido una lástima pero me voy muy contento de Sevilla con la sensación de haber disfrutado mucho. Otro día cortas las orejas y te vas contento pero esta es una de esas tardes en las que me siento orgulloso interiormente. Uno viene buscando el triunfo rotundo y las orejas pero me voy contento igualmente”finalizaba el torero que dejó buen sabor de boca en los tendidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios