HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toros en tiempos de Covid-19

La Junta de Andalucía flexibilizará el reglamento taurino hasta el fin de la epidemia

  • El borrador, redactado por la Secretaría General de Interior y Espectáculos públicos, podría tener rango de decreto ley

  • Las medidas buscan viabilizar económicamente los espectáculos y proponen la reducción de gastos

  • El aforo de las plazas de toros se mantendrá, obligatoriamente, al 30% hasta que pase la emergencia sanitaria

La Junta de Andalucía flexibiliza el reglamento taurino hasta el fin de la epidemia La Junta de Andalucía flexibiliza el reglamento taurino hasta el fin de la epidemia

La Junta de Andalucía flexibiliza el reglamento taurino hasta el fin de la epidemia / Álvaro Carmona

La Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía está dispuesta a tomar posiciones sobre las necesidades de la tauromaquia bajo la tensión que abre el Covid-19. Se trata de un documento embrionario, que podría tener rango de decreto ley el próximo 2 de junio, tal y como ha adelantado Aplausos, y que afectaría a todos los festejos taurinos celebrados en la comunidad y donde se abordan medidas relativas al aforo, a la conformación de cuadrillas y a la suerte de banderillas.

El secretario general de Interior y Espectáculos Públicos, Miguel Briones, firmante de este borrador, avanza cuál es el objetivo de este paquete de medidas: "la eliminación o disminución de costes económicos como medida de fomento para la organización de espectáculos taurinos en Andalucía". Para eso se flexibilizarían algunos de los cánones del Reglamento taurino de Andalucía para garantizar lo mínimo indispensable en la celebración de las corridas de toros y otros espectáculos taurinos.

El texto ha sido remitido al Consejo de Asuntos Taurinos donde algunos sectores profesionales han manifestado su contrariedad a estas medidas. El secretario general de la Unión Nacional de Banderilleros y Picadores, David Prados, rechaza de pleno el contenido del borrador al considerarse el colectivo más vulnerable y más afectado por esta flexibilización reglamentaria: "No podemos consentir esto, la reducción de la cuadrilla en un 40% no es la solución a esta crisis. Ya se nos propuso reducir salarios y lo hicimos, algo que no han hecho los demás. Ahora no nos han dejado margen de maniobra y la solución pasa por flexibilizar los gatos de organización del festejo, como han hecho en otras comunidades, rebajando la seguridad social o el IVA"

Las excepciones al reglamento

El documento firmado por la Secretaría General de Interior deja claro que estas medidas solo tendrán vigencia durante el Covid-19 y que cuentan con el beneplácito del Consejo de Asuntos Taurinos de Andalucía.

El aforo permitido. De acuerdo con las instrucciones del gobierno general sobre la desescalada de guardar 9 metros cuadrados de espacio en el interior de las plazas de toros, la Junta de Andalucía clarifica este punto reduciendo la capacidad de los cosos taurinos hasta el 30% de su aforo.

Los sobrerosLas plazas de primera y segunda ya no deberán tener, obligatoriamente y como recoge el artículo 35 del Reglamento taurino de Andalucía, dos sobreros en las corridas de toros. Bastará con uno y "preferentemente de la misma ganadería" que se anuncie.

Los asesores, sin retribución. Si el artículo 21 del reglamento obligaba a la empresa a abonar al asesor taurino el 10% de lo equivalente a los honorarios de los veterinarios, ya no deberán hacerlo. De esta manera, "las personas que desempeñen el asesoramiento técnico en materia artístico taurina no recibirán de la empresa organizadora cantidad alguna por el ejercicio de sus funciones". Y lo mismo pasará para los veterinarios de servicio.

Menos caballos en el paseillo. Ni seis en plaza de primera ni cuatro en las de segunda, la nueva normativa solo exigirá que haya un número de tres caballos de picar, lo que reducirá los gastos de la contratación de cuadras equinas y también la menor presencia de estos animales y de picadores en el paseillo.

Adiós al pañuelo rojo. La flexibilización propuesta por Interior pasa por eliminar las banderillas negras que ya no será precisas, por lo que se suprime el castigo de los toros mansos durante la lidia. En este mismo sentido, y para ahorrar costes, tampoco habrá que presentar a inspección cuatro pares por res sino solamente tres, y cinco puyas en vez de las catorce reglamentarias.

Un picador y dos banderilleros por cuadrilla. Una de las medidas más controvertidas y criticadas por los toreros de plata: las cuadrillas pasarán a reducirse notablemente con la presencia de un único picador, dos subalternos y un mozo de espada por cada torero actuante; y se crea la figura del 'picador suplente' que "actuará en caso de lesión, accidente o impedimento de alguno de los titulares". Además, cuando el espada mate en solitario seis toros, solo será obligatorio 4 picadores, 6 banderilleros, el mozo de espadas y el ayuda. Además, en los casos donde el matador lidie una única res solo será prescriptivo la contratación de un picador, dos banderilleros y el mozo de espadas. Para las becerradas y clases prácticas, los banderilleros serán la mitad más uno de las reses a lidiar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios