Toros

Ferrera: “La gente ha tenido mucha sensibilidad para entender mi toreo”

  • El quinto toro, que fue devuelto por una lesión, dejó al diestro “expresar mi alma porque lo ha hecho todo muy bonito”

Las imágenes de la 13ª corrida de abono de La Maestranza Las imágenes de la 13ª corrida de abono de La Maestranza

Las imágenes de la 13ª corrida de abono de La Maestranza / Juan Carlos Vázquez

Antonio Ferrera no salió por la Puerta del Príncipe, ni indultó a un toro ni cortó una oreja, pero la faena de capote a su segundo toro, al que se le tuvo que dar la puntilla, al inicio de la faena con la muleta por la rotura de la mano delantera derecha, puso en pie a una Maestranza, que ya se hacía a la idea de la faena que se avecinaba.

El primero toro de la tarde para Ferrera le dio la oportunidad de lucirse. Tanto es así que el público, en su mayoría, pidió la oreja del animal. La presidencia de la plaza, emulando lo acontecido en otras corridas, decidió no concederla, a pesar de lo que dicta el reglamento.

Con ese primer toro, el diestro comentó que “ha tenido la faena su cosita hasta cogerle el punto porque ha habido momentos en los que el animal se te paraba y no sabías el ritmo que iba a coger. Había que confiar mucho en la muleta, la postura y tu fe. Ha habido momentos en los que he conseguido hilvanarlo con buen aire. El toro no enseñaba nada, estaba completamente escondido en sí mismo y había que romperse mucho desde dentro con el astado para que cogiese aire”.

Sobre el apéndice no concedido, Ferrera le restó importancia y alegó que “es difícil estar en el lugar de la gente que toma decisiones. Yo me siento torero gracias a que la gente ha palpado lo que ha pasado en la plaza”.El torero se mostró visiblemente afectado cuando se percató del percance ocurrido durante el tercio de banderillas de su quinto toro de la tarde. El presidente de la plaza decidió primero cambiar de tercio y luego sacar el pañuelo verde. En ese momento, Ferrera dijo que “ha sido una verdadera lástima porque el toro lo ha hecho todo muy bonito y con mucha alma, lo que me ha dejado poder expresar la mía. La ovación que le han dado al toro en el arrastre es muy merecida porque estaba haciendo cosas muy especiales y que te abrían las entrañas de tu corazón”.

El sobrero que salió al ruedo no se pareció en nada al anterior pero Ferrera tiró de repertorio torero y le sacó al animal lo que no tenía.

Tuvo que entrar a matar hasta en tres ocasiones. En dos de ellas a punto estuvo de rozarse la tragedia. En la primera, el toro cabeceó hacia arriba justo en el momento en el que entró a matar y lo enganchó de la chaquetilla. En la segunda ocasión, el astado golpeó en el cuello con su pitón al diestro. Estos dos fallos impidieron que pudiese cortarle la oreja, no así la gran ovación que se llevó. “Era de torearlo para ti, de sentirlo mucho. Ha tenido un sentido de la faena muy bonito y la afición lo ha sentido. Uno se va contento. Es muy bonito mi idilio con Sevilla. La gente ha tenido mucha sensibilidad para entender mi toreo y eso es maravilloso” sentenciaba el torero.

Padilla: “La tarde ha sido buena y la corrida muy bien presentada”

Juan José Padilla no pudo repetir en ninguna de sus dos comparecencias la gesta del año pasado, en la que salió por la Puerta del Príncipe.

Abrió la corrida el diestro y volvió a banderillear, cediéndole a Ferrera un par de banderillas. “Al toro había que hacerle las cosas despacio y con tiempo porque se venía abajo. El animal entraba bien en los vuelos de la muleta y se le ha corregido los defectos de su embestida durante la lidia. En la muleta se paraba y creía que se iba a echar al suelo. Me parecía que no podía subir de tono la faena porque veía que el toro no tenía más. Tenía clase pero no se movía” explicaba Padilla de su primer toro.

El cuarto de la tarde fue un buen toro pero que, a tenor del diestro “no valía para triunfar en una plaza como la Maestranza y eso que la condición del astado era my buena porque se abría con el capote a los vuelos y los cogía por fuera, cuando este encaste lo suele hacer por detrás. No ha hecho nada raro. Yo pensaba que en la muleta, el anima podía venirse a menos pero no tanto. Ha sido un toro que se ha dejado torear en los medios, donde yo tengo entendido que se torea bien, y también es el lugar de la plaza en el que se entregan de verdad. El animal se ha frígido. También creo que se ha lastimado una de las patas delanteras. Podía haberme llevado pegándole muletazos hasta mañana por la mañana porque me he encontrado muy a gusto”.

Para terminar, Padilla comentó que “la tarde ha sido buena y la corrida muy bien presentada”.

Simón: “Es muy difícil transmitir en estas plazas”

De vacío se marchó López Simón quien pudo cortar una oreja a un muy buen toro, el primero de su lote, si hubiese estado certero con la espada.

Simón aseguraba al término de su primera faena de la tarde y al que mató tras varios pinchazos que“he podido sentirme delante del toro. Lástima que no lo he rematado bien. El toro ha embestido con clase y me ha permitido expresarme como quería. La ganadería de El Pilar está llena de matices en la embestida y son diferentes a la gran mayoría de las que se lidian hoy en día” concluía el matador.

Su segundo toro no le dejo opciones a nada y perdía las manos muy pronto. “Ha estado muy difícil para el triunfo porque la gente ya estaba en contra cuando perdía las manos. Si le apretaba al toro, el animal no podía. Es muy difícil transmitir en plazas como esta” argumentaba Simón tras finalizar su paso por la Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios