Toros

Paco Camino y Carlos Abella, 'mano a mano' en Cajasol

  • Abella, biógrafo del torero, lo calificó como "uno de los diez más importantes de la historia"

Paco Camino y Carlos Abella, con unos lienzos de Ricardo Suárez. Paco Camino y Carlos Abella, con unos lienzos de Ricardo Suárez.

Paco Camino y Carlos Abella, con unos lienzos de Ricardo Suárez. / M. G.

El matador de toros Paco Camino y el escritor Carlos Abella protagonizaron ayer "una noche histórica" en los Mano a mano de la Fundación Cajasol, un encuentro que se desarrolló en la Sala Antonio Machado del Centro Cultural Cajasol, que colgó el cartel de no hay billetes y recogió "un recorrido apasionante por la vida y la obra taurina de Paco Camino, uno de los toreros más importantes que ha dado Sevilla", según informó la Fundación Cajasol.

Además, fue "un interesante paseo por una época del toreo, la de los años 60 y 70, en la que Paco Camino hizo historia". Con el de anoche, estos encuentros, que vienen celebrándose desde marzo de 2007, han llegado a su edición número 40.

El periodista José Enrique Moreno, una vez más, fue el encargado de conducir el acto, en el que desde el primer momento se apreció "la buena sintonía" entre Camino y su biógrafo, Carlos Abella, que fue "clave" para ir desvelando aspectos relevantes de la trayectoria del maestro.

Para empezar, Paco Camino habló de su especial vínculo con su tierra, Sevilla: "Es mi pueblo, mi tierra. Yo nací en Camas y como andaluz quiero a toda la gente de Andalucía. Me tocó ser torero y es una satisfacción personal desde que tenía uso de razón. He tenido una afición desmedida, aunque la gente decía que no la tenía. Quería ser el mejor para que nadie me pasara por encima, que cuando me retirara dijera que fui un gran torero".

Carlos Abella, por su parte, centró históricamente la figura de Paco Camino, del que dijo que "es uno de los diez toreros más importantes de la historia del toreo. Ha aunado valores definitorios de un torero. Ha sido extraordinario con la derecha y con la izquierda, con el estoque, ha llenado una época en la historia de España."

En cuanto a la rivalidad y a la contraguerrilla, que, se hablaba, Camino tuvo con Ordóñez, el diestro de Camas dijo que "en los toros hay que fijarse en todos y yo me fijé en Ordóñez, le admiraba desde chico". A esto, Carlos Abella respondió: "Tengo entendido que él también se fijó mucho en ti".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios