Toros | Ángel Jiménez. Novillero

"Hace dos años, sin oportunidades, trabajaba en el campo"

  • El ecijano ha destacado en Sevilla con una gran actuación

  • Cortó una oreja a su segundo novillo, tras entrar a matar o morir sin muleta

El novillero ecijano Ángel Jiménez, en el Palacio de Benamejí. El novillero ecijano Ángel Jiménez, en el Palacio de Benamejí.

El novillero ecijano Ángel Jiménez, en el Palacio de Benamejí. / Jaime Ruiz Pigne

Ángel Jiménez (Écija, 1992) impactó el pasado 31 de mayo en La Maestranza por una actuación con garra novilleril, valor y buen toreo, matando a uno de sus novillos sin muleta. Ha sido uno de los diestros que ha cortado una oreja en la plaza sevillana en el tramo novilleril con picadores. Tiene en mente torear este verano en Madrid, donde triunfó el año pasado, consiguiendo un trofeo, repetir en el coso del Baratillo en la Feria de San Miguel y tomar la alternativa el próximo año.

–Ángel, ¿le ha servido su actuación del pasado Corpus para que le contraten en otras plazas?

–Ahora mismo estoy a la espera para entrar en algunos certámenes. Es posible que me repitan en Madrid, donde el año pasado corté una oreja y espero que me pongan en el cartel de San Miguel reservado a los triunfadores. De momento, tengo varias novilladas en Francia, donde tengo cartel. Iré a Ceret, Garlin y Mont de Marsan.

–¿Qué destacaría de su actuación en Sevilla?

–Desde primera hora, la entrega. La tuve de principio a fin. Eso llega al público. Luego, cada uno torea según su personalidad. Cuando tienes un año paraíto y hay muy pocas oportunidades debes poner a todos de acuerdo y no puedes dejar nada en el tintero.

Me gustaría tomar la alternativa el año próximo en un cartel fuerte en la Feria de Abril de Sevilla

–Hubo buen toreo y decide en uno de sus novillos tirarse a matar o morir sin muleta ¿Por qué este gesto temerario?

–A veces llama más la atención una nota de salvajismo que tanta corrección. Llevas tanto tiempo esperando una oportunidad así: el Corpus, novillos de El Parralejo, mucha gente y hay que asumir uno el reto como las figuras en los días clave. Era el día y el momento de hacerlo. En el primero hubo petición mayoritaria y no me dieron la oreja. Di una vuelta al ruedo. En el otro saqué los gatos que tenía en la barriga y tras la faena decidí matar de esa manera tras un pinchazo y no le quedó otra al presidente que conceder la oreja. La actuación del Corpus ha sido una de las más serias de mi carrera.

–Ha cambiado uno de sus apoderados y ha entrado Luis Vilches por José Luis Moreno, ¿por qué?

–Estoy muy agradecido a José Luis Moreno, pero él no puede ahora –matador de toros retirado, es concejal en el Ayuntamiento de Córdoba–. Luis Vilches ya me acompaña desde que toreé en Garlin y el maestro me transmite tranquilidad.

El triunfo en Madrid, donde corté una oreja, me puso en órbita. Hasta entonces no tenía nada

–¿Para cuándo la alternativa?

–El próximo año.

–Habrá soñado con una plaza, un cartel, los toros...

–Me gustaría en mi tierra, en Sevilla, en la Feria de Abril, en un cartel fuerte, con dos figuras y el ganado me da igual.

–Con una veintena de novilladas, ¿tiene suficiente bagaje para dar el salto de escalafón con garantías?

–Como están las cosas tienes que hacerlo. Te tienes que mentalizar para adquirir el mayor oficio toreando de salón, entrenando y, si tienes suerte, hacer mucho campo. En su momento le expliqué al maestro José Luis Moreno que me orientara, que me apoyara para ir a tentaderos, confió en mí y vinieron las oportunidades. El triunfo en Madrid, donde corté una oreja, me puso en órbita. Hasta entonces no tenía nada.

–Defina en una frase su paso por el escalafón novilleril.

–Ha sido una etapa larga, llena de paciencia y a la espera de oportunidades. Pero con ilusión, afición y sueños se consiguen las cosas. Hace dos años, sin oportunidades, estaba trabajando en el campo, recogiendo pimientos, recolectando algodón. No tenía ni un tentadero.

Mis fuentes son Rafael de Paula, Antonio Ordóñez, Manzanares padre y Paco Camino

–¿Cree que debería cambiar el sistema para que pudieran contar con más oportunidades los novilleros con picadores?

–Deberíamos llegar a las plazas grandes con más novilladas. Pero es que te dicen en las plazas pequeñas que no te ponen si no has toreado en las de primera categoría. Así es que lo único que nos queda es entrenar, ir al campo, echar la moneda al aire... ¡Y que el día clave te pille formado y cuajado!

–Su tauromaquia.

–Una búsqueda constante partiendo de la entrega e inspirada en mis fuentes.

–¿De quienes bebe?

–Mis fuentes son Rafael de Paula, Ántonio Ordóñez, Manzanares padre y Paco Camino. Y ahora leo y veo todo lo que puedo sobre Manolete, Belmonte y Joselito el Gallo.

–Su meta.

–Ganarme cada tarde las oportunidades y mostrar al aficionado que quiero ser torero. En una palabra:ilusionar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios