Cambios en Prisa Radio

La radio que unió a Hermida, Motos y Ana Rosa

  • Desaparece la marca M-80, sustituida por Los 40 Classic, que se remonta a una cadena nacida en 1982, Radio 80

Luis Piedrahita y Pablo Motos en la Facultad de Comunicación de Sevilla en 2005 Luis Piedrahita y Pablo Motos en la Facultad de Comunicación de Sevilla en 2005

Luis Piedrahita y Pablo Motos en la Facultad de Comunicación de Sevilla en 2005 / Juan Carlos Vázquez

A la espera canales privados de TV, cuyas licencias se habían quedado en el aire, bien estaba montar una cadena de radio, a ver qué pasaba. En mayo de 1982 había nacido Antena 3, con José María García portando la antorcha y la dirección de Manuel Martín Ferrand, y en septiembre de ese año, un tanto a recuelo, con la primera victoria felipista al caer, aparecía el proyecto de la Editorial Católica, con Luis Ángel Delaviuda al frente, ex directivo de RTVE que pasaría a Antena 3 y con un puñado de profesionales de Prado del Rey dispuestos a saltar.

Allí estaban Pedro Meyer (que presentaba el Telediario 2, tras haberse dado a conocer en el preescolar La casa del reloj), los futboleros Miguel Vila y José Ángel de la Casa o la que había sido presentadora del Telediario de medianoche, una joven Ana Rosa Quintana. Aquello se llamaba Radio 80, porque el nombre de la década sonaba  moderno. Pero lo dicho, nació un poco a contrapié, con  Antena 3 de competencia directa frente al gigante de la SER y en aquella España de pocos medios y pocos medios de comunicación Radio 80 no terminó de despuntar pese a sus voces televisivas. Faltaban postes. Lo mismo le sucedía a Radio El País, que terminó adquiriendo la SER.

De Ana Rosa Quintana nadie hubiera augurado que aquella joven pizpireta de las tardes iba a ser la matriarca matinal del siglo siguiente. Porque en Radio 80 nada terminaba de destacar y José María Íñigo, encargado del  matinal, Radiomañana, pasó de largo por la “radioradio”, el lema de aquella emisora.Las licencias de Radio 80 pasaron en 1985 al grupo de Antena 3. Pese a sus tumbos, su nombre está unido a la historia de la radio en colores ya que con su denominación posterior como M-80 acogió una de las radiofórmulas de mayor calado en la audiencia, con una selección de oldies (el término anglosajón de las canciones de los 50 a los 70) y una parrilla donde estaban Gomaespuma, el exquisito Vuelo 605 de Ángel Álvarez y el debutante monologuista Pablo Motos, con No somos nadie, la primera versión de El Hormiguero, en la radio.

M-80 cerraba con tal marca este miércoles para dar paso a Los 40 Classic, con un remozado en la fórmula, un recambio de marca y una alusión más directa a los oyentes de la radio musical.  Rondaba los 450.000 seguidores, lejos de sus buenos tiempos por encima del millón, y por detrás de otras temáticas más recientes.

La etapa de radiofórmula

Otro nombre ilustre, Jesús Hermida, fue el primer director de Radio 80 como fórmula musical. La fallida cadena generalista se fusionó con Antena 3 y pasó a ser un tocadiscos gigante con las 1.000 canciones más conocidas. Selección Hermida, “Serie Oro”,  apellido que incorporó.

En el verano del 92, poco después de haber rebasado Antena 3 Radio a la SER (cada una superaba 3 millones de oyentes, cúspide del consumo radiofónico), la editorial Godó se desprendía de su conglomerado audiovisual. La ruinosa televisión la comandaría el Grupo Zeta y la radio, con desbandada de sus voces y polemistas, la adquiría Prisa, una operación sancionada  después y cuyos detractores llamaron el “antenicidio”. En el apartado musical se produjo una fusión más calmada.

El 17 de enero del 93 nacía M-80, unión de Radio 80 y de Radio Minuto, fórmula de Prisa que contaba con Alfonso Arús en el despertador.  En la dirección también hubo fusión, por un lado José Ramón Pardo y por el otro, Miguel Ángel Pascual, que llegaba de dirigir Radio Cádiz. M-80 Serie Oro recibió su impulso mediático con el fichaje de Gomaespuma.

El dúo de Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, nacido en las madrugadas de Antena 3, se había sumado al despertador de Jordi Casoliva, al que sin querer terminaron de descalgabar. Gomaespuma, y su delirante enfoque de la actualidad, puso en el dial a M-80 y a una forma de animar las mañanas que en 2002 inspiró a Motos y su No somos nadie, en un empeño personal del director de Prisa Radio, Daniel Gavela.

Como le había pasado a Arús diez años antes, el salto a la televisión llevó aMotos a dejar la radio y M-80 no encontró un banderín de enganche igual que el de la cuadrilla del valenciano. La fórmula de oldies o de clásicos se mantuvo con aire de rutina. Prisa remueve ahora su catálogo en tiempos de renovación de la radio.

Con la despedida de la marca M-80 se cierra la época dorada de las radiofórmulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios