TV-Comunicación

El éxito de zombies, resucitados y muertos

  • Maquillaje, sangre y monstruos han sido la mejor mezcla de este año en la ficción extranjera.

Comentarios 1

Los zombies de The Walking Dead continuaron fascinando a la audiencia en un 2014 en el que murieron series célebres, nacieron otras que prometen y hasta hubo una resurrección: la de Homeland.

El drama de espionaje y de lucha contra el terrorismo maravilló en la primera temporada, se mantuvo en la segunda, se hundió en la tercera y cuando ya muchos la daban por muerta, renació con la cuarta. Homeland (Showtime) volvió a la acción y a los giros inesperados que hicieron olvidar incluso situaciones en exceso inverosímiles. Ya sin su amado Brody, Carrie Mathison (Claire Danes) dejó a su hija a cargo de su tía y se marchó con su esquizofrenia a Pakistán a combatir terroristas. En su renacer, quizás Homeland se haya visto favorecido también por la actualidad y el terror del Estado Islámico.

Habrá quinta temporada, la misma que vive The Walking Dead, que continúa batiendo récords en la cadena AMC. Tan crueles como los muertos vivientes parecen los creadores de la serie, sin reparos en acabar con personajes arraigados. El debut de la entrega actual en octubre atrajo a 17,3 millones de espectadores, mejorando los estrenos de temporadas anteriores. Es el único evento capaz de ganar en Estados Unidos un domingo por la noche al partido final de la jornada de fútbol americano.

Maquillaje, sangre, monstruos y apocalipsis han sido la mejor mezcla en un 2014 en el que también repitió éxito la cuarta temporada de Juego de Tronos, que sumó el sur de España como nuevo escenario de sus próximas y sangrientas luchas dinásticas.

Entre los muertos que ya no caminarán más están las series que se acabaron en 2014. Es el caso de la vampírica True Blood, de Californication, del drama de gangsters Boardwalk Empire y de la menos pretenciosa comedia Cómo conocí a vuestra madre.

Durante ocho años los fans esperaron conocer a la madre, preguntándose si cada una de las novias de Ted sería finalmente la elegida. La novena y última temporada dejó un polémico final que volvió a demostrar lo complicado que es poner el cierre a una serie de éxito. Neil Patrick Harris encontró pronto trabajo: el polifacético actor presentará en febrero la gala de los Oscars.

Y de lo que muere a lo que nace, aunque la aclamada True Detective de HBO se basó precisamente en la investigación de un asesino en serie. Más allá del ritmo, de la intriga y de la fotografía de Louisiana, la serie destacó por la relación entre los detectives Rust Cohle y Martin Hart, interpretados respectivamente por Matthew McConaughey y Woody Harrelson. Las densas frases del nihilista Cohle de McConaughey son ya objeto de culto. Habrá segunda temporada, pero con otra trama policial y diferentes personajes y actores.

Fargo repitió en la televisión el éxito que tuvo en la gran pantalla y otra novedad aplaudida fue la divertida Jane, the Virgin, adaptación de la telenovela venezolana Juana la virgen, así como la comedia dramática -si es posible la etiqueta- Transparent, una de las primeras producciones propias para internet de Amazon, decidido a dar batalla en ese mercado a Netflix.

La televisión de calidad se paga, ya sea en internet o en las dos principales cadenas rivales por cable, HBO y Showtime. La última se apuntó un tanto con el estreno de The Affair, más aclamada por crítica que por público. Ya se confirmó que habrá segunda temporada en 2015.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios