Emigrantes por necesidad

Los creativos de Venezuela emigran a Miami

  • Directivos, actores y guionistas huyeron del régimen de Maduro y de las malas condiciones económicas y de seguridad para recalara en México y Estados Unidos

Carlos Mata y Jeanette Rodríguez en 'Cristal', la telenovela venezolana que triunfaba en España en 1990 Carlos Mata y Jeanette Rodríguez en 'Cristal', la telenovela venezolana que triunfaba en España en 1990

Carlos Mata y Jeanette Rodríguez en 'Cristal', la telenovela venezolana que triunfaba en España en 1990 / RTVE

Cinco años después del asesinato de la actriz Mónica Spear en Venezuela, Miami y México se han convertido en el refugio para la comunidad de artistas venezolanos de su otrora poderosa industria de la televisión. “Hoy en día hay venezolanos talentosos en todas partes por la situación que todos conocemos, pero en Miami y México han sido muy generosos con los que trabajamos en la televisión, por razones obvias”, expone Carlos Bardasano, presidente de W Studios, productora de Televisa y Univisión. Las razones van de lo profesional hasta lo personal, pero sobre todo por la seguridad pública.

El caso más dramático fue el asesinato el 4 de enero de 2015 de la Miss Venezuela y actriz Mónica Spear, quien estaba radicada en Miami y pasaba vacaciones en su país con su pareja Thomas Berry y Maya, hija de ambos. La niña fue la única que sobrevivió en un asalto al coche y hoy vive con sus abuelos maternos en Orlando. “El asesinato de Mónica nos marcó a todos, pero ya desde antes había muchos creativos y actores emigrando”, recuerda Marcos Santana, presidente de Telemundo Studios.

Él junto a Bardasano y Leonardo Aranguibel, director de Disney Latinoamércia, encabezan los ejecutivos que se formaron en los pasillos de Venevisión y Radio Caracas TV, exportadores de telenovelas y estrellas de los 70 a los 90 .

Una de esas actrices emigradas es Lupita Ferrer, protagonista de la primeras telenovela venezolana exportada, Esmeralda (1970) y vive en Miami, haciendo pequeños papeles en Telemundo. En la misma ciudad están radicados Jeannette Rodríguez y Carlos Mata, los protagonistas de Cristal, fenómeno en la España de 1990.

“La pesadilla de mi país no tiene fin. No tiene nada de rosa, es una película macabra”, asegura Rodríguez.

Carlos Mata trabaja entre Miami y México, como Henry Zakka, del elenco de la nueva versión de Rubí, que se estrena el próximo día 21 en Univision.

El esperado remake es del guionista venezolano Leonardo Padrón, crítico de Maduro, quien en 2017 durante un viaje a Venezuela huyo tras ser alertado que le buscaban las fuerzas de seguridad. “Me quedé con lo que tenía en la maleta. No tenía nada más”, confiesa como ejemplo de lo vivido por miles de venezolanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios