Enrique Sánchez. chef

Cuando la cocina tradicional se muestra sin trampa ni cartón

  • Presenta su nuevo libro, 'La cocina de Cómetelo', con platos elaborados en su programa de Canal Sur

El cocinero muestra su nuevo libro en el restaurante que regenta en Sevilla. El cocinero muestra su nuevo libro en el restaurante que regenta en Sevilla.

El cocinero muestra su nuevo libro en el restaurante que regenta en Sevilla. / belén vargas

Su simpatía y su dotes para la cocina lo han convertido en una de las figuras más queridas de Canal Sur. Después de seis años capitaneando el programa Cómetelo y con 1.400 programas a sus espaldas, Enrique Sánchez acaba de lanzar al mercado el libro La cocina de Cómetelo (ediciones Alfar), un recetario donde se agrupan muchos de los platos que el cocinero ha elaborado en su espacio.

Amante de la cocina, ya sea para elaborarla o para degustarla, Enrique Sánchez escogió para la presentación de su libro un lugar muy especial para él: el restaurante Tragaldabas, del que es propietario y voz cantante. Allí, Sánchez dio buena cuenta de que, aunque tiene un don para ganarse a la cámara, su especialidad son los fogones. El cocinero más televisivo de Andalucía lo dejó tan claro que no hubo lugar a dudas. Su nuevo libro es, al igual que su programa, una defensa de la cocina y la materia prima andaluza, tan denostada últimamente en favor de gastronomías extranjeras que cada vez cobran más peso en Andalucía.

A modo de continuidad del programa, en el libro se ofrecen las misma recetas que Sánchez elabora. Siempre bajo la misma tónica. Los ingredientes deben ser fácilmente asequibles y la elaboración sencilla. Él, que como muchos andaluces, aprendió a disfrutar con la comida de manos de su abuela y su madre, considera que es esencial que el idioma que hable, tanto en su cocina como en su libro, sea el de la cocina tradicional. Por eso, entre las páginas de La cocina de Cómetelo no se encuentran los tan afamados tatakis, ceviches y risottos. Los nuevos conceptos gastronómicos no ligan con este cocinero, porque él "prefiere el sonido de la olla exprés".

Cuando le preguntan por el secreto de este recetario, que sirve de complemento al anterior, Enrique Sánchez asegura que "no hay misterio y, de hecho, ese es el secreto". En cuanto a los problemas o dificultades que le ha supuesto esta nueva experiencia, reseña que "el único inconveniente ha sido tener que desechar recetas porque las quería incluir todas".

Como novedad, este libro contiene algunas puntualizaciones a la hora de elaborar los platos para celiacos e intolerantes a la lactosa, además de un índice por alimentos para que el cocinillas de cada casa pueda hacer un plato en función de lo que tenga en la nevera. Además, han incluido la elaboración de algunas tapas, plato estrella en Andalucía.

Con comida de toda la vida como único concepto gastronómico, Sánchez bromeó sobre lo bueno de su libro como regalo navideño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios