TV-Comunicación

2014: un año para el arraigo

  • Los contenidos televisivos se mantuvieron sin grandes cambios con un claro predominio de la ficción frente a los formatos de entretenimiento.

Comentarios 1

No ha sido este 2014 un año precisamente fructífero en estrenos televisivos. Lejos de los pelotazos de antaño, las cadenas actuales buscan sobrevivir, mantenerse, consolidando unas parrillas en las que el entretenimiento ha brillado por su ausencia dejando paso a la ficción, sobre todo en la franja estrella del prime time.

Así, Telecinco ha sido líder indiscutible gracias a su capacidad para reinventarse en estos duros tiempos que corren. Antena 3, sin embargo, también ha acaparado las mayores audiencias algunos meses del año. Su vocación de servicio público y su carácter familiar han hecho que el espectador la anteponga muchas veces a La 1, la cual languidece esperando a alguien que la rescate del desastre al que parece abocada. De este mosqueo generalizado provocado por la corrupción y la mala economía se han visto beneficiadas La Sexta y Cuatro, las llamadas 'televisiones del cabreo', la que reclaman, las que señalan con el dedo las injusticias. La cadena autonómica de Andalucía también acusa este apretón de cinturón de los últimos años. Canal Sur está, ciertamente, de capa caída y no se atreve o no puede estrenar nada que le funcione. Comparada con otras autonómicas, su parrilla es la que menos cambios ha experimentado este 2014 y, en caso de apostar tímidamente por algún proyecto, éste no ha cosechado resultados siquiera aceptables.

La ficción, por tanto, se encumbra como la gran favorita para el espectador medio. Entre las series más vistas, El tiempo entre costuras (Antena 3), El Príncipe (Telecinco) e Isabel (La 1), ésta última puso punto y final a pricipios de mes por todo lo alto. Cuéntame y Águila Roja también han sabido mantenerse; pese a que la primera flojeó algo la temporada anterior, parece ser que supo parar, tomar aliento y recuperarse a comienzos de año.

Entre los grandes consolidados en 2014, los seriales de sobremesa de Antena 3, que permanecen incombustibles. Casi tanto como Saber y ganar, que continúa salvando las cifras de audiencia de La 2 de TVE. Cabe destacar en este resumen del año que el concurso de Jordi Hurtado ha cumplido la mayoría de edad celebrando su 18 aniversario con una tanda de especiales que pasaron a La 1.

Sin grandes competidores a los que hacer frente, el Salvados de Jordi Évole siguió siendo el líder de los domingos. Zapeando, también en La Sexta, empezó a arrancar a pesar de la poca confianza que siguió a su estreno a finales de 2013. También se hizo su hueco La Sexta Noche.

Precisamente en los espacios de actualidad informativa es en los que más flaquea Telecinco. Ni Abre los ojos ni Un tiempo nuevo han logrado calar en la audiencia la noche de los sábados. Aunque los informativos de Pedro Piqueras por las noches sí que han arrebatado el dominio a los Telediarios de La 1. Con todo, Telecinco sigue siendo la cadena preferida por el espectador medio, la que mejor conoce sus gustos y cubre sus exigencias. Sálvame, sobre todo en su edición diaria, capeó el temporal en una franja, la de sobremesa, en la que no tiene competidor salvo las telenovelas de Antena 3. Cuatro apostó también por el serial Ciega a citas a esta hora pero la novedad del comienzo acabó apagándose. Y es que Cuatro ha sido una de las cadenas más planas de este período, con menos cambios en su parrilla.

Por las mañanas Ana Rosa ha consolidado su liderazgo frente a una Susanna Griso a la que ha dejado ya bastante atrás. Mariló Montero ha visto bajar bastante también su cuota de share.

En la única franja que falla a Telecinco, la de última hora de la mañana, es en la que ha introducido una de sus pocas novedades: Robin Food, atracón a mano armada. Siguiendo con el imperativo de este 2014, el cambio no ha tenido buena acogida.

De hecho, casi ningún programa nuevo ha logrado hacerse un hueco en la programación con el beneplácito de los espectadores. La fuerte apuesta de RTVE por T con T, el magacín de tarde de Toñi Moreno, acabó de forma prematura. En cuanto a series, la cancelación de Vive cantando ha sido una de las más sonadas.

Si para las cadenas generalistas no ha sido un buen año, para Canal Sur menos aún. Su Se llama copla empieza a flojear en esta última edición y aún no tiene repuesto. Menuda noche sobrevive y El gran Queo representa un aprobado raspado. De cara a 2015 tendrá que ponerse las pilas para seguir manteniendo a su fiel audiencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios