Entrevista al protagonista de 'Gigantes'

Isak Férriz: "Urbizu no deja espacio a la peripecia"

  • La serie de los hermanos Guerrero se ofrece completa bajo demanda en Movistar +

Isak Férriz como Daniel Guerrero en 'Gigantes' Isak Férriz como Daniel Guerrero en 'Gigantes'

Isak Férriz como Daniel Guerrero en 'Gigantes' / Movistar

Comentarios 1

Es un actor y director de Andorra. Isak Férriz interpreta a uno de los hermanos Guerrero en la serie Gigantes, la de Enrique Urbizu, para Movistar +, junto a Daniel Grao y Nene Librado. Su personaje es el más áspero y rudo de los tres hermanos (hijos de José Coronado en la ficción) enfangados en negocios sucios y enfrentados a rivales muy incómodos.

–Daniel Guerrero es el más visceral de los tres hermanos. Ex recluso, parece que nunca tiene nada que perder...

–Es un kamikaze. Daniel lo tendría muy difícil en la vida real. Pero le valoro que sea una persona que siempre va de frente. En el mundo de los malos lo prefiero a los sibilinos.

–¿Daniel se siente víctima de Tomás (Daniel Grao) que es quien lleva el control?

–Son hermanos, que se respetan tanto como se odian. Pero es lo que decía: Daniel es más transparente. En la vida real de los delincuentes hay más ladrones de guante blanco, como el que representa Tomás.

–En esta segunda parte de la serie, estrenada hace pocas semanas, los hermanos Guerrero parecían derrotados.

–Afortunadamente por los magos del guion lo que parecía un callejón sin salida se convierte en una huida hacia adelante. Hay mucho de road movie, de western, en esta continuación. Urbizu te pone a prueba en un arco dramático muy grande.

–¿Estamos ante una serie de una crudeza amarga?

–Como sucede en las películas de Urbizu aqui no hay concesión a la peripecia, no hay escenas que sobren y no hay espacio a la lírica. Pasan muchas cosas en 40 minutos, a ritmo frenético. Hay escenas que van a fuego lento porque tienen su sentido. Pero nada sobra en Gigantes.

–Hay muchas escenas de violencia ¿son complicadas de rodar?

–Si no hay problemas técnicos todas esas escenas tienen una sola toma. Urbizu es de ir a la primera. Para que todo salga contundente se habla mucho antes. Hay que dar el golpe al compañero exacto, para que sea real sin hacer daño. Pero hay contacto en estas escenas.

–¿Hay que estar en forma para ser un tipo tan malvado como Daniel Guerrero?

–Para el rodaje fui el último en entrar, mes y medio antes de comenzar a rodar. Me puse a entrenar y a preparar las escenas más duras.

–Si no se usan dobles ¿hay que ir a por todas?

–Estuvimos quince días por los tejados de Oporto. Y hubo tejas rotas en nuestras carreras. Hay que vivir personajes como los de Gigantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios