consejos

Claves para emprender en la red

  • Un negocio en internet no es muy diferente a uno tradicional

  • Crear proyectos ambiciosos y desarrollos avanzados no basta para que un negocio 'on line' prospere

El emprendedor debe tener presente que los negocios en la web no dan resultados inmediatos. El emprendedor debe tener presente que los negocios en la web no dan resultados inmediatos.

El emprendedor debe tener presente que los negocios en la web no dan resultados inmediatos.

La red ofrece numerosas oportunidades para los emprendedores, pero el desconocimiento y la ingenuidad pueden truncar la apuesta por internet como lanzadera para el éxito empresarial.

Uno de los errores básicos se produce en la definición del proyecto de la idea de negocio. "Una vez planteado el concepto de base, debe desarrollarse el entramado de circunstancias, actores y procesos que intervendrán en el proyecto cuando se lance de forma pública", señala Nicolás Chacón, socio fundador del estudio sevillano de diseño y desarrollo para internet Clave Web. Según su experiencia, "un cambio repentino y sin explicación suficiente de las reglas de funcionamiento genera confusión y en ocasiones desconfianza en el usuario", añade. Así, en su opinión, los cambios deben ser graduales y percibirse como mejoras.

Otro de los puntos débiles está en el plan financiero. "Para tener beneficios debes hacer primero una inversión económica. Además, ahorrar costes recortando funcionalidades en un proyecto web puede ser peligroso para el éxito del proyecto si se dejan de lado aspectos claves como la usabilidad, el diseño, la seguridad y el rendimiento de la aplicación", explica Chacón. Recurrir a servicios profesionales para el desarrollo del proyecto y confiar en su criterio evitará los disgustos provocados por una chapuza.

Entre los aspectos que también hay que definir están la monetización del negocio, o "tener claro desde el inicio quién, cómo, cuándo y cuánto va a pagar el usuario del sitio web" y si va a haber anunciantes, las herramientas para garantizar que las transacciones sean cómodas, rápidas y seguras, la promoción del proyecto -plan de marketing- y hacer un análisis previo de la competencia para comprobar si la idea de negocio es original o si hay fórmulas para mejorar lo existente. Para Nicolás Chacón, un ejemplo claro sería el caso de Airbnb, una web dedicada a la publicación de anuncios y a la gestión de reservas de viviendas vacacionales. "Es un modelo de negocio conocido hace bastante tiempo que en los últimos años esta empresa ha sabido rentabilizar a través de una buena reputación y apoyado por una estética y facilidad de uso que han acabado por crear tendencia en el mundo del diseño y desarrollo web".

Al contrario de lo que pueda pensarse, un negocio en internet no es tan distinto a un negocio tradicional. No hay un mostrador pero hay que atender al público, hay que gestionar pedidos, promover la ventas, etc. "Eso supone una dedicación importante. Y además, no todos los emprendedores están dispuestos a aguantar lo necesario hasta que se dan los resultados. Fijarse un plan a corto plazo para tener beneficios es casi como confiar en la providencia para que todo salga bien", concluye este experto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios