RdA 59

Los cimientos de la democracia

Las Cortes de 1812 en Cádiz iniciaron el difícil viaje hacia un país constitucional. Entre los personajes más influyentes estuvieron el malagueño Antonio Cánovas del Castillo, jefe de Gobierno a finales del siglo XIX, y Niceto Alcalá Zamora, natural de Priego de Córdoba, presidente de la II República.

Los señores a caballo

De la Reconquista se hereda el orden estamental, perpetuo de por vida. Entre los siglos XV y XVII se pasa de una monarquía autoritaria al Absolutismo. Tras los motines de Esquilache y con la llegada de las ideas ilustradas, se establece un intento democrático en los municipios: el pueblo empieza a tener voz.

El rey de los concejos

A Fernando III se debe la conquista de la Andalucía del Valle del Guadalquivir. Configuró el paisaje social y la organización política de pueblos y ciudades inspirado en el Fuero de Toledo. La nobleza se instala ya en el poder local.

Los primeros ciudadanos

Adriano fue emperador en la edad dorada del Imperio siendo sólo un patricio. El ‘andaluz’ de la Bética de cuyo acento se reían en el Senado romano impulsó y extendió los derechos que le permitieron gobernar.