Salud y Bienestar

Con todas las garantías

  • El Hospital Quirónsalud Huelva es un espacio seguro frente al Covid-19

El doctor Gil Piña realizando una cirugía Refractiva.

El doctor Gil Piña realizando una cirugía Refractiva. / Archivo

La salud es la mayor posesión que una persona puede tener. Vivimos inmersos desde hace más de un año en una crisis sanitaria sin precedentes. Por ello, la seguridad y el cuidado de los pacientes son objetivos fundamentales para los centros hospitalarios de Quirónsalud.

Durante la pandemia, Quirónsalud se ha preocupado de organizar unos circuitos exhaustivos y medidas de protección dirigidas a la seguridad del paciente que han sido acreditadas por la consultora Applus+ como protocolos seguros frente al Covid-19 siendo la primera entidad sanitaria onubense en contar con la misma.

El Hospital Quirónsalud Huelva es el centro privado de referencia en la provincia y áreas de influencia. Cuenta con una completa cartera de servicios con más de 32 especialidades y 150 especialistas dedicados al cuidado de la salud entendida como prevención, diagnóstico, tratamiento y educación sanitaria del paciente. Además, ofrece un amplio conjunto de servicios sanitarios y tecnología de vanguardia, prestando especial interés a la calidad del servicio asistencial dentro de un entorno con un alto nivel de confort para garantizar la comodidad del paciente y sus familiares durante la estancia en nuestro centro. Sin lugar a dudas, Quirónsalud es sinónimo de calidad y una apuesta segura.

Cirugía oncoplástica. Doctor Pablo Reyes

Doctor Pablo Reyes. Doctor Pablo Reyes.

Doctor Pablo Reyes. / Archivo

“El objetivo es curar al paciente y minimizar el daño estético”

LA evolución en el tratamiento del cáncer de mama precoz está consiguiendo grandes avances. Pablo Reyes es especialista en cirugía oncoplástica, una técnica que, según el doctor, se lleva a cabo con un doble objetivo, “por una parte, realizar una cirugía oncológica con el resultado de la curación de la paciente, pero, persiguiendo un segundo objetivo que es minimizar, en la medida de lo posible, el impacto estético que puede tener esta cirugía oncológica en le pecho de la mujer, intentando a la vez conseguir mejoras en el aspecto estético como la corrección de asimetrías o de la posición de la mama”.

El desarrollo en los tratamientos sanitarios es un hecho y, en este caso, la cirugía oncoplástica tiene como principal característica “minimizar en una paciente oncológica el daño o el perjuicio estético que puede aparecer tras la cirugía y reducir de manera colateral el perjuicio psicológico y el estrés por el que pasan estas pacientes, dado que cada vez más, en la sociedad actual en la que vivimos es más importante el aspecto y apariencia física de las personas. Por lo tanto, este proceso médico provoca una sensación subjetiva de bienestar a la paciente con respecto a su propia apariencia”, explica Reyes.

La cirugía oncoplástica presenta un grado de satisfacción muy alto en las pacientes que la llevan a cabo ya que con ella tienen una menor percepción de la enfermedad. El punto fuerte de esta cirugía está claro, “ofrecer la posibilidad de reconstrucción inmediata de la mama, cuando el caso lo permita, realizando una valoración integral del problema dejando de aislar las dificultades estéticas provocadas por una cirugía de mastectomía y dando la oportunidad a la paciente de reducir lo máximo posible su convalecencia y su malestar emocional, reducir el número de intervenciones en el proceso de reconstrucción”.

En definitiva, el doctor Pablo Reyes indica que esta técnica es favorable en todos los sentidos ayudando, entre otras cuestiones, “a mejorar la calidad de la paciente durante un proceso de enfermedad, no solo ayudándola médicamente a acabar con su problema de salud, si no, ayudarla a pasar por ese proceso minimizando su impacto emocional, psicológico y físico mediante la integración de la cirugía plástica, estética y reparadora en el campo oncológico”.

Cirugía de catararas. Doctor Manuel Cobos

Doctor Manuel Cobos. Doctor Manuel Cobos.

Doctor Manuel Cobos. / Archivo

“El avance en los últimos 25 años ha sido prodigioso”

El doctor Manuel Cobos es un referente en la cirugía de cataratas, un problema que, según Cobos, afecta a personas “por encima de los 55-60 años que refieren pérdida de visión, borrosidad sobre todo en visión lejana que les va afectando a su vida normal, conducción o trabajo”. En palabras del especialista, este problema de salud se debe a “una opacidad de una lente que tenemos todos dentro del ojo llamada cristalino” y la causa más frecuente es “la edad avanzada, pero también existen cataratas congénitas, traumáticas, tras cirugías oculares, uso de medicamentos o causadas por algunas enfermedades generales”.

Cuando acuden al hospital, muchos pacientes se preguntan en qué consiste la cirugía de cataratas. Pues bien, el doctor Manuel Cobos afirma que “actualmente en la mayoría de los casos se llama facoemulsificación, una técnica de ultrasonidos que se suele realizar con gotas de anestesia, en unos 10 minutos y en la misma realizamos pequeñas incisiones en el ojo que no precisan sutura, se extrae el contenido opaco del cristalino dejando su cápsula para al final de la cirugía implantar dentro una lente intraocular para mejorar la visión del paciente”. Una de las características esenciales es que, en la mayoría de los casos, se puede erradicar el problema en un sólo acto. En definitiva, estamos ante un proceso muy frecuente en el medio y se trata de una cirugía “de gran precisión que depende en parte de la habilidad y experiencia del cirujano”, explica Cobos.

Otra de las cuestiones que abordó fue las virtudes de las lentes multifocales que “tratan de sustituir el cristalino original”. Tras un estudio exhaustivo para ver si el paciente es compatible, “no necesitará gafas de lejos ni de cerca para siempre”. En Quirónsalud Huelva trabajan con “los implantes de elección y los que más nos piden los pacientes dados los grandes resultados y la independencia absoluta y permanente de las gafas. Nuestra favorita es la lente trifocal que devuelve al paciente la visón de lejos, cerca e intermedia, para el uso de pantallas”.

La cirugía de cataratas avanza a pasos agigantados, siendo una de las intervenciones más seguras que existen y que llevan trabajando en el servicio de oftalmología del centro Quirónsalud muchos años para lograr la máxima excelencia.

Cirugía refractiva. Doctor Rafael Gil Piña

Doctor Rafael Gil Piña. Doctor Rafael Gil Piña.

Doctor Rafael Gil Piña. / Archivo

“Es una técnica muy rápida e indolora”

El doctor Rafael Gil Piña nos habla sobre la cirugía refractiva, una de las técnicas de moda de cara a tener la visión saludable en todo momento. Según Gil Piña, los pacientes vienen aquejados de los principales defectos de la visión como pueden ser “miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia”.

El especialista afirma que estas problemáticas se consiguen erradicar de diversas formas y varían según la edad, “en gente joven , hasta 45 años, con láser femtosegundo o ICL (lente intraocular ) según las características de cada ojo. A partir de los 45 años hasta los 55, dependiendo de cada caso, optamos por presbilaser con láser femtosegundo o lente intraocular bifocal o trifocal. En edades más avanzadas, sólo se utilizan “las lentes intraocular bifocal o trifocal”.

En cuanto a la cirugía refractiva, el doctor asegura que es un proceso “rápido (20 segundos cada ojo), indoloro, con mínimas complicaciones y recuperación muy rápida de la visión, entre 3 y 4 horas". Para los pacientes de edad adulta, “la lente intraocular premium es una cirugía de 8 a 10 minutos en cada ojo, también con mínimas complicaciones, recuperación visual en uno o dos días, con anestesia tópica por gotas, apertura de 2 mm sin necesidad de tapar el ojo e indolora”.

En palabras de Gil Piña, en los jóvenes, “todo es operable y sólo hay que tratar de elegir la técnica más adecuanda personalizándola en cada caso”. Aún así, “el láser femtosegundo es la indicación primera y el Hospital Quirónsalud Huelva es el único que dispone de esta tecnología y que realiza esta cirugía (sin cuchillas) en toda la provincia de Huelva”. Por su parte, la indicación para los mayores “es una lente intraocular trifocal con la cual se pueden ver todas las distancias, lejos, intermedia y cercana”.

Por último, el doctor asegura que “la visión es un órgano tan importante que no se debe subastar. Hay que huir de las ofertas porque siempre están relacionadas con mala calidad. Además, hay que asegurarse de quién es el cirujano que opera, su experiencia, el equipo que le rodea y un entorno hospitalario seguro”. En definitiva, la visión no es un juego.

Cirugía bariátrica. Doctor David Molina

Doctor David Molina. Doctor David Molina.

Doctor David Molina. / Archivo

“La clave es el abordaje multidisciplinar”

La calidad de vida es fundamental. Por ello, hay que invertir en ella y tener, entre otras cosas, un peso saludable. El doctor David Molina García nos habla sobre el peligro que entraña para la salud la obesidad mórbida, una problemática que, según Molina, “asocia comorbilidades potencialmente graves como la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial, patología respiratoria, dislipemia, artropatías, enfermedades cardiovasculares, enfermedades de columna vertebral, ansiedad o depresión. Además, aumenta el riesgo de padecer enfermedades oncológicas; por todo esto, reduce la esperanza de vida del paciente y deteriora severamente su calidad de vida”.

El doctor afirma que el tipo de pacientes para llevar a cabo este tipo de técnicas son todos aquellos que tengan “obesidad mórbida con edades comprendidas entre los 18-65 años de edad con un índice de masa corporal (IMC) mayor a 40 sin comorbilidades o con IMC mayor a 35 con comorbilidades graves asociadas a la obesidad. Pacientes con diabetes mellitus tipo 2 con un IMC mayor a 30 y un difícil control glucémico”.

En cuanto a los tipos de cirugías, el especialista asegura que “existen múltiples técnicas quirúrgicas para la obesidad mórbida. Actualmente, las dos técnicas que más se están realizando son la manga gástrica laparoscópica y el bypass gástrico laparoscópico”. Adentrándonos en materia, Molina divide las intervenciones en tres grandes grupos, “ las técnicas restrictivas puras y las técnicas mixtas que combinan la restricción y la mala absorción y la cirugía de revisión bariátrica”. En cuanto a las técnicas restrictivas, existen diversos tipos como “la manga gástrica o gastrectomía vertical o sleeve gástrico en donde realizamos una resección del 70-80% del estómago. Con esto conseguimos una restricción efectiva de la ingesta sin repercusión desde el punto de vista nutricional y el control del hambre”. En el grupo de las ténicas mixtas, el doctor destaca “el bypass gástrico laparoscópico en donde confeccionamos un nuevo estómago con una capacidad de unos 50-70 cc logrando así el efecto restrictivo deseado”. Por último, la cirugía bariátrica se da en pacientes intervenidos con anterioridad que han tenido algún tipo de complicación como “la aparición de reflujo gastroesofágico y la reganancia de peso”. Todas las técnicas de cirugía bariátrica se llevan a cabo por “vía mínimamente invasiva que se consiste en realizar 5 incisiones pequeñas en el abdomen del paciente con lo que conseguimos una rápida recuperación postoperatoria, tolerando líquidos y deambulando a la mañana siguiente a la intervención y alta a las 24-48 horas de la misma”.

Con este tipo de intervenciones se consigue “prevenir la morbimortalidad, llevar a cabo un cambio en el estilo de vida con la adquisición de hábitos saludables y mejorar el aspecto psicológico en pacientes que tenían depresión o ansiedad”.

Por último, David Molina asegura que “la clave para que toda cirugía bariátrica sea efectiva es el abordaje multidisciplinar del paciente. Este abordaje consiste en la evaluación previa a la cirugía por un equipo multidisciplinar conformado por endocrinología, nutrición y dietética y psicología clínica”.