Sorteos Euromillones: Un acertante de Huelva se lleva 110.000 euros

Envejecimiento de la población

Dos pueblos extremeños pretenden convertirse en geriátricos para atender a sus mayores

Una persona de la tercera edad lee el periódico.

Una persona de la tercera edad lee el periódico. / José Andrés Rodríguez Toscano

Las pequeñas localidades extremeñas de Riolobos y Valverde de Burguillos pretenden convertirse en una residencia de mayores con todos los servicios con la puesta en marcha de sendos programas piloto, basados en la monotorización de los ancianos, con el fin de tenerlos atendidos y controlados las 24 horas del día.

Estos dos proyectos sociosanitarios, que han sido presentados este miércoles en una rueda de prensa en Mérida y que deben estar operativos en 2023, cuentan con una financiación conjunta de 580.000 euros, concedida por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Los proyectos, cuyos convenios para su puesta en marcha se firmaron recientemente, se denominan "Conéct@te en Riolobos" y "Envejecer en mi casa" (Valverde de Burguillos).

La localidad cacereña de Riolobos, de poco más de mil habitantes, cuenta ya con la experiencia de la monotorización para telemedicina de los mayores de su residencia y ahora pretenden ir más allá, según ha señalado su alcalde, José Pedro Rodríguez.

Así, se pondrá en marcha un servicio de telemedicina que permitirá recoger los registros en tiempo real de los marcadores que tenga la persona mayor o dependiente.

Para ello, se instalará en su vivienda una malla bluetooth, conectada a través de internet con unos sensores junto a diferentes dispositivos que permitirán la conexión con un centro de atención.

El alcalde de Riolobos ha detallado que el sistema cuenta con sensores de presencia en la cama que alertan al familiar si no detectan al mayor durante media hora, ya que puede haberse caído al ir al baño, y de un servicio de videollamada programada con familiares para evitar la soledad.

En este sentido, ha apuntado que hay un servicio contra la soledad con voluntarios que acompañarán a los mayores a dar un paseo o a misa.

Este proyecto, que incluye pulseras de geolocalización para los mayores con más movilidad, permite además solicitar y reservar el servicio de comida a domicilio, lavandería, préstamo de material ortoprotésico o ayuda a domicilio.

Estos servicios podrían prestarse a demanda en más localidades, situadas en un radio de 30 kilómetros, con un alcance potencial de unos 35.000 habitantes.

Rodríguez prevé que la monotorización llegue a 40 viviendas de personas de menos de 65 años y 91 mayores, y la contratación inicial de un médico geriátrica, dos auxiliares de ayuda a domicilio y un enfermero.

En el caso de Valverde de Burguillos los estudios de accesibilidad, habitabilidad e implantación de tecnología en viviendas serán el punto de partida para adaptarse a cada situación y el sistema incluye la creación de un centro abierto de atención que ofrecerá una serie de servicios a la población mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios